Los ecologistas se querellan contra la empresa que gestionaba el vertedero de Zaldibar

La familia de un desaparecido en Zaldibar denuncia el "despropósito" del rescate

Ekologistak Martxan ha presentado una denuncia en los Juzgados de Durango contra la empresa Verter Recycling 2002 S.L., que gestionaba el vertedero derrumbado de Zaldibar. La denuncia es por los hechos que ocasionaron el pasado 6 de febrero de 2020 el derrumbe de la masa de residuos acumulados en el vertedero y su posterior desprendimiento y deslizamiento en dirección a la Autopista A-8. Como consecuencia de ese desprendimiento, dos de los trabajadores que se encontraban en las instalaciones del vertedero, Alberto Sololuze y Joaquín Beltrán, fueron sorprendidos y sepultados por la masa de materiales arrastrados. Aún permanecen desaparecidos bajo la masa de residuos y continúan las tareas para su búsqueda.

La familia de uno de los desaparecidos en Zaldibar denuncia las descoordinadas labores de rescate: "Un mes después siguen enterrados entre basura"

La familia de uno de los desaparecidos en Zaldibar denuncia las descoordinadas labores de rescate: "Un mes después siguen enterrados entre basura"

En la denuncia, Ekologistak Martxan incluye también la realización de trabajos de emergencia y rescate sin equipos y material de seguridad adecuados durante varias horas en un vertedero que almacenaba 16.148 toneladas de residuos de construcción con amianto, mezclados con el resto de los residuos, sin ningún tipo de tratamiento previo, aislamiento o separación. Además, la generación a partir del 7 de febrero de incendios, al entrar en combustión la masa de residuos y el metano generado por la descomposición de los mismos.

Estos incendios han provocado diversas emisiones atmosféricas contaminantes, que han podido afectar a los habitantes de los municipios de Zaldibar, Ermua y Eibar, en distinto grado en función de las distancias y los vientos dominantes. De hecho, las elevadas emisiones detectadas de dioxinas y furanos provocaron la adopción por las autoridades públicas de alertas y recomendaciones de medidas de seguridad y salubridad pública para las poblaciones de dichos municipios, que se han prolongado durante varios días.

Finalmente, la posible contaminación de la regata de Aixola y el río Ego, donde se ha detectado un aumento de amonio, que supera las Normas de Calidad Ambiental de aguas, y la presencia de metales (cadmio, níquel, selenio,…) en cantidades elevadas.

La querella se presenta, en principio, contra la empresa así como contra aquellos responsables directivos y/o técnicos de la empresa que pudieran ser posteriormente investigados y, en su caso, imputados como responsables y/o partícipes de los hechos presuntamente delictivos que se someten a investigación y enjuiciamiento.

Delito contra los recursos naturales

Según la organización ecologista, podría tratarse de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente, y un delito contra los derechos de los trabajadores.

"Los graves hechos ocurridos en el vertedero de Zaldibar ", apunta Ekologistak Martxan, "no son casuales o debidos a un imprevisible y fatal accidente. Son consecuencia de una nefasta gestión del vertedero y un deficiente control de su proceso de llenado y funcionamiento. Y ello con los datos que, hasta el momento, se han ido haciendo públicos".

La depuración de responsabilidades no debe cerrar o aplazar el debate sobre la necesidad de un cambio de modelo en la producción y gestión de los residuos, según los ecologistas. "Se tienen que hacer realidad las pregonadas políticas de reducción, reutilización y reciclaje en su generación (economía circular lo llaman ahora) y de reducción de impactos en su gestión. Y también tiene que darse el debate sobre la necesaria gestión pública y transparente de los vertederos de residuos, para evitar así, que sigan siendo un negocio económico privado, que en aras al máximo beneficio económico elimina garantías de control y seguridad"

Etiquetas
Publicado el
5 de marzo de 2020 - 17:59 h

Descubre nuestras apps

stats