EH Bildu busca los puntos débiles del 'mitificado' modelo de gestión del PNV

Iriarte (EH Bildu): El modelo de gestión de Urkullu hace aguas

Maddalen Iriarte, candidata a lehendakari por la coalición de Euskal Herria Bildu (EH Bildu) tiene un objetivo en estas elecciones vascas: desmontar el 'mitificado' modelo de gestión del PNV, que traspasa las fronteras vascas. En su arranque de campaña en Vitoria, Iriarte fue contudente: "El modelo de gestión de Urkullu [Iñigo] hace aguas".

Y citó varias cuestiones donde, a su juicio, ese modelo ha mostrado sus hechuras. La ausencia de material de protección para los profesionales sanitarios en los peores momentos de la pandemia; el fallido primer intento de volver a las aulas; el colapso del vertedero de Zaldibar (dos trabajadores siguen sepultados meses después del derrumbe); los casos de corrupción que han afectado al PNV, como la trama del 'caso De Miguel' y las filtraciones de algunos exámenes en las oposiciones de Osakidetza. Filtraciones que incluso le costaron el puesto al consejero de Sanidad en ese momento, Jon Darpón, y a varios directivos de Osakidetza.

"La vieja manera de hacer política del PNV ya no vale", recalcó. Por el momento, todas las encuestas dan a EH Bildu como segunda fuerza, pero a una clara distancia de los jeltzales, así que recortar distancias con Urkullu ya sería un buen resultado. "Ahora es nuestro momento", arengó en un momento determinado de su mitin ante un público entregado, que eso sí, guardaba escrupulosamente las distancias.

"¿Quién pagará las consecuencias de la crisis?", se preguntó y advirtió que los recortes están por llegar dependiendo de qué partido gobierne. "La pregunta es cuándo se harán, porque seguró que habrá recortes".

El actual coordinador general de EH Bildu, Arnald Otegi, precedió a la candidata también se afanó en desmentir el "mito de la buena gestión" del PNV., aunque lanzó una mirada más a largo plazo. "Con la grave situación sanitaria y social que se nos presenta hay que mirar más allá de las próximas elecciones y pensar en debates serenos y en profundidad".

La cuestión para Otegi es tomar buena nota de las lecciones que deja la COVID-19. "Habrá quien diga que todos los males son del virus, pero no es cierto. El coronavirus solo ha acelerado todas las crisis que ya estaban abiertas. El problema es de este sistema que pone los intereses ajenos por delante de los de la propia humanidad".

"No hay manera", añadió Otegi, "de hacer frente a los retos si no cambia el modelo de producción, de consumo y el reparto de la riqueza. Es el momento de elegir rumbo, nuevas políticas públicas y sociales".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats