ELA llama a una huelga de siete días en el metal en Euskadi

El sindicato abertzale ELA ha convocado una huelga en el sector del metal en todo el País Vasco de siete días de duración este mes de junio. La convocatoria, que se ha presentado ante la autoridad laboral este jueves, pretende evitar que la reforma laboral del Gobierno de Mariano Rajoy entre en las empresas del sector. En Gipuzkoa, el convenio del metal afecta a alrededor de 50.000 trabajadores, en Bizkaia a 65.000 y en Álava a 30.000. Los días elegidos para la huelga y las movilizaciones van del 17 al 21 de junio, según confirmaron ayer fuentes de la central sindical mayoritaria. ELA está celebrando estas semanas asambleas de delegados en los tres territorios para preparar tanto el paro, como las movilizaciones que le van a acompañar.

La secretaria de Organización del Metal de ELA, Itziar Larrazabal, aseguró a EDN que el objetivo de esta huelga es que "no entre la reforma laboral [del gobierno de Rajoy] en las empresas. Y ¿cómo se logra esto? Blindando los convenios de las empresas", se respondió. ELA ha realizado la convocatoria de paro de siete días en solitario, pero han hecho un llamamiento al resto de sindicatos para que la secunden y se sumen a ella. El sindicato LAB ha recogido el guante hoy viernes.

El sindicato LAB ha presentado una propuesta de movilizaciones, durante la semana del 17 al 21 de junio, en el Metal que está "abierto al acuerdo" con el resto de centrales sindicales. El responsable del Metal de LAB Jon Ander Goñi ha explicado que la "propuesta movilizadora" del sindicato para la semana del 17 al 21 plantea "tres días de huelga el 17, 19 y 21 en Gipuzkoa, la posibilidad de convocar un día conjunto de huelga en los tres territorios de Euskadi y la posibilidad de convocar dos días de paro en Bizkaia". Goñi ha propuesto que estas movilizaciones se lleven a cabo en todas las empresas del Metal, no sólo en las que se hayan llegado a acuerdos para el convenio de obligado cumplimiento, como ha planteado ELA que ha anunciado huelga en el Metal de Euskadi del 17 al 21 de junio. El responsable de LAB ha esperado que haya una "respuesta unitaria" de movilizaciones en el sector. En este sentido, ha señalado que LAB está abierto a acordar su propuesta de movilización con el resto de centrales sindicales.

La central que dirige Txiki Muñoz pretende, con la convocatoria de esta semana de movilizaciones y huelga, que el 7 de julio "el mayor número de empresa de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa tengan un convenio de empresa de cumplimiento obligatorio". A partir del 8 de julio, y como efecto de la reforma laboral, vencen la ultraactividad de los convenios: 95 convenios sectoriales del País Vasco, con 276.000 trabajadores afectados, y de otros 327 de empresa, con 46.000 empleados. La huelga que ahora ha convocado ELA afectará únicamente a las compañías que no hayan pactado "un suelo mínimo de obligado cumplimiento".

ELA ya había denunciado el "bloqueo que ejercen Adegi, SEA y Cebek en los sectores para obtener rentabilidad de la pérdida de ultraactividad", el planteamiento de movilización en las empresas sin acuerdo "incorpora elementos que romperían este bloqueo y tendrían efectos incluso en la posición patronal", según la central.

UGT quiere movilizaciones unitarias

Por su parte, los representantes de la Federación del Metal (MCA), de UGT-Euskadi, advierten sobre la conflictividad a la que CEBEK [patronal de Bizkaia] aboca a los trabajadores del Metal en ese territorio, tras haber incidido en la reunión de hoy jueves en su intransigencia e inmovilismo para no llegar a un acuerdo de convenio para los siderometalúrgicos vizcaínos.

"CEBEK ha dejado claro en la reunión que no quiere llegar a un acuerdo", advierten los representantes de UGT. "Vamos a poner todo de nuestra parte para convocar movilizaciones conjuntas de los sindicatos representativos en los tres territorios", ha indicado el representante de UGT, Paco Antúnez.

"A un mes vista del 7 de julio no es serio que a la patronal no le interese alcanzar acuerdos para algo más de 50.000 trabajadores vizcaínos y que éstos se queden en unas condiciones laborales de absoluta precariedad y a la arbitrariedad de la patronal, especialmente en aquellos centros de trabajo de menos de 20 trabajadores, con condiciones más difíciles de negociar, empresas que representan el 77% de las empresas metalúrgicas, por eso UGT no va a cesar en la defensa del derecho de estos trabajadores", ha añadido Antúnez.

Etiquetas

Descubre nuestras apps