Euskadi retrocede a niveles de hace siete años en las aportaciones de ayuda al desarrollo

La CAV se mantiene entre las primeras en AOD, pero penúltima en cooperación a la salud

En el año 2013 el descenso de la Comunidad Autónoma Vasca en su aportación de Ayuda al Oficial al Desarrollo (AOD) fue muy elevado, disminuyendo un 43,5% respecto a las cifras de 2012. En total se aportaron algo más de 31 millones de euros, cifra que se acerca a niveles de hace siete años cuando la aportación fue de 28 millones de euros. Sin embargo, en el Informe de 2014 ‘La salud en la cooperación al desarrollo y la acción humanitaria’ elaborado por las ONGD Prosalud, Medicus Mundi y Medicos del Mundo, se refleja que de todas las Comunidades Autónomas, Euskadi se posiciona en el segundo puesto en ayudas, por detrás de Andalucía.

Asimismo, en lo respecta al sector de la salud en Euskadi, el responsable de investigación de Medicus Mundi, Carlos Mediano ha manifestado su preocupación porque en este ámbito se aprecia un descenso del 27,5%. Este dato sitúa a la CAV como segunda comunidad que menos apuesta por el sector de la salud, sólo por delante de Baleares y lejos del 15% recomendable. Mediano ha señalado que parece que “es una partida prescindible, dentro de las prioridades tanto a nivel estatal, como a nivel local”. Así, su preocupación no es tanto por el descenso porcentual, sino porque las aportaciones en Euskadi en materia de salud “no han mantenido una tendencia regular”, lo que “dificulta la predictibilidad de la ayuda, que supone planificar acciones conjuntas con las organizaciones locales”.

Desde las organizaciones que han elaborado el informe destacan como positivo las aportaciones de las Entidades Locales vascas, que en 2013 aumentaron su presupuesto en más de 2 millones de euros. Entre las entidades que más han apostado por la salud destacan el Ayuntamiento de Bilbao y la Diputación Foral de Gipuzkoa, con 218.000 y 150.000 euros, respectivamente. Además, han destacado el esfuerzo de los ayuntamientos de las tres capitales por la cooperación, con Vitoria a la cabeza, ya que este año ha aportado un total de 2 millones de euros, lo que supone 8,25 euros por habitante. Mientras que en Donostia y Bilbao supone una aportación de 6,37 y 5,57 euros por habitante, respectivamente.

Ébola

El responsable de Médicos Mundi ha destacado la importancia de la cooperación sanitaria porque por un lado, “provoca un beneficio en la salud de las poblaciones, pero también la salud es un derecho fundamental”. Además ha recordado que este año, se está mostrando con la epidemia del ébola, que las enfermedades no tienen pasaporte y “en un mundo tan globalizado como en el que estamos, deberíamos de tener una salud global”.

Asimismo, ha explicado que desde 1976 ha habido 24 brotes epidémicos de ébola, esto quiere decir que no es nuevo, pero la comunidad internacional no estaba interesada en estos brotes porque no nos afectaban. Por su parte, Mediano ha señalado que hay que tener en cuenta que el ébola es la punta del iceberg y “ahora parece que no hubiera otra enfermedad en estos países”. A su juicio, el ébola es importante, pero “hay otras muchas enfermedades que están afectando a esta gente y de las que no se está hablando nada”.

Antirumores

Andrés Mathieu de Prosalus ha querido desmentir los rumores que hacen que esas ayudas a la cooperación se vean reducidas en muchos casos. Por un lado, ha criticado que se diga que “no hay dinero”, porque la capacidad de producción de riqueza que existe, de hecho en España “sería tres veces más que hace 30 años”, o sea, “dinero sí hay, lo que hay es una gran desigualdad”. Además, “a nivel internacional también hay dinero, lo que pasa es que si hay un 1% de la población que tiene el 50% de la riqueza, eso es un problema, pero dinero hay”.

Por otro lado, ha denunciado que se diga lo de “primero los de casa”, porque “vamos a ver la casa es global”. Además, “no podemos comparar los servicios que tenemos aquí, con todas las criticas perfectamente razonables, con lo que puede ser el país más pobre del hemisferio norte, Haití”. Allí todavía hay 120.000 personas sin una vivienda digna y con una epidemia de cólera “tremenda”. A su juicio, “estamos hablando no del tercer mundo, sino del sexto mundo”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats