Euskadi revela ahora ingresos en UCI no registrados y asegura tener menos casos "no recuperados" que personas ingresadas

Nekane Murga, consejera de Salud

El enésimo baile estadístico en los informes sobre la COVID-19 del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) ha llevado a que, según los últimos datos, del 12 al 25 de mayo 15 personas tuvieran que ser ingresadas en la UCI cuando se había venido informando día a día que no había nuevas entradas de pacientes y sólo se producían altas. Este jueves es la primera vez en semanas que hay más pacientes graves que el día anterior, 28 frente a 27, aunque la ocupación de las UCI sigue siendo baja, lejos del pico de más de 200 camas ocupadas durante el pico de la pandemia. Además, en Euskadi constan como casos activos (263) menos personas que las que constan como hospitalizadas (271).

En concreto, según el último informe sobre "Ingresos nuevos diarios en las UCIs, COVID en el día de ingreso", la serie de ingresos desde el 12 de mayo es la siguiente: 2, 1, 1, 3, 0, 0, 0, 2, 2, 1, 0, 0, 0 y 1 este miércoles. Pero ese mismo documento "Ingresos nuevos diarios en las UCIs, COVID en el día de ingreso" en su edición anterior tenía esta secuencia: 1, 0, 0, 0, 0, 0, 0, 0, 0, 0, 0, 0, 0, 0, 1. Preguntada la consejera, Nekane Murga, por esta circunstancia, ha parecido desconocer los cambios y el contenido de los informes. "Tendría que revisar. En ocasiones se han trasladado pacientes de una UCI a otra", ha ofrecido como sola explicación Murga. El ajuste, además, incluye importantes subidas en todos los días previos a ese 12 de mayo.

No es la primera ocasión en que se modifican las formas de ofrecer información. Ahora, por ejemplo, no es posible saber los fallecidos por territorios. Asimismo, es muy habitual que, pasados los días, se cambien datos pasados. Hay una diferencia de hasta 48 positivos en el día pico de la pandemia y se han dado hasta tres versiones de los datos de ese día de finales de marzo. Es significativo también que haya menos casos considerados activos o "no recuperados" (263) que personas hospitalizadas (271) tanto en planta (253) como en UCI (28). La explicación que se ha venido dando es que están reingresando personas que pasaron la enfermedad y que ahora tienen otras patologías pero que, estadísticamente, siguen saltando como infectados.

La última actualización de datos deja dos nuevos fallecidos con COVID-19, lo que eleva la cifra total en 1.513. Los nuevos contagios son cinco, cuatro de ellos en Bizkaia y uno en Gipuzkoa, el primero en siete días. La consejera ha explicado que la enfermedad tiene "un período de incubación de siete a diez días" y que, por lo tanto, son posibles estos ligerísimos rebrotes. No obstante, ha indicado que no hay nuevos focos como tales en Euskadi, entendidos como un 'clúster' de casos de personas no relacionadas y que florecen simultáneamente en menos de 72 horas. Eso sí, aunque la "tendencia es positiva" ha apelado a la prudencia: "Aunque los datos son buenos, la concentración de personas puede tener consecuencias graves. Apelo a la responsabilidad individual". Los positivos totales son 19.671 y el 2% de las pruebas proceden de laboratorios privados. El R0 se sitúa en 0,64 -muy estable y siempre por debajo de uno- y la tasa de incidencia sigue cayendo (8,14). Puedes consultar aquí todos los datos en detalle.

Se cumplen precisamente tres meses desde el inicio de la pandemia en Euskadi. El primer caso fue el de una doctora del hospital de Txagorritxu. La consejera Murga, preguntada por el origen, no ha querido ofrecer excesivos datos, como tampoco de la primera paciente de Gipuzkoa, de la que se dijo que había viajado a Lombardía pero que también estuvo en Txagorritxu.

Murga, por otro lado, ha aprovechado la conmemoración del día sin tabaco para desterrar el bulo de que la nicotina prevenía el coronavirus. "Las personas fumadoras tienen un mayor riesgo de desarrollar síntomas graves y de fallecer a causa de la COVID-19", ha advertido. Evidentemente, un fumador tiene las vías respiratorios más tocadas, que es donde incide el virus Sars-Cov-2. Además, "se tocan con más frecuencia la boca a través del cigarrillo". "Hay que impedir que las nuevas generaciones se incorporen al uso de fumar" y no sólo por ésta sino por todas las patologías asociadas, ha implorado la consejera de Salud.

605 fallecidos como mínimo en residencias

En lo que respecta al balance en las residencias de ancianos, los nuevos contagios son prácticamente inexistentes. El total de positivos, según la estimación de este periódico a partir de los datos no homogéneos de Bizkaia, Gipuzkoa y Álava, son al menos 3.530, de los que 2.305 están ya dados de alta (un 65%). La cifra de fallecidos es de como mínimo de 605, incluido un trabajador del centro Caser Altos del Prado de Vitoria y las defunciones en centros específicos para discapacitados.

Según los datos de las Diputaciones de Álava y Gipuzkoa, son ya muchos los centros sin casos activos. Sólo Berra en Donostia y GSR en Aretxabaleta continúan con internos contagiados, mientras que en Álava centros como San Roque (Llodio), Alday Arespalditza, San Antón (Amurrio), Sallurtegi (Agurain), Nuestra Señora de las Viñas (Oyón) o el centro de Samaniego han quedado ya libres de COVID-19, si bien en algunos ha habido fallecimientos. Son los puntos verdes del mapa.

En las últimas horas han fallecido dos personas internas en Álava, una en un centro de discapacitados y otro mayor de la residencia Ascarza. Quedan 23 personas hospitalizadas y alrededor de 200 casos activos en total (menos del 5% de los detectados).

Etiquetas
Publicado el
28 de mayo de 2020 - 14:08 h

Descubre nuestras apps

stats