La portada de mañana
Acceder
ENTREVISTA | Castells: "La derecha ha perdido un poder que siempre creyó suyo"
España, pendiente de cuándo Europa cortará el grifo del gasto público
OPINIÓN | Razón y servicio: sobre quién nos ha de gobernar, por Elisa Beni

El exconsejero de Salud que dimitió por el fraude de las oposiciones médicas ficha por una aseguradora privada internacional

Jon Azua, en la esquina inferior, junto a Darpón y a Urkullu en el 35º aniversario de Osakidetza, celebrado en 2018

Jon Darpón, el exconsejero de Salud que dimitió finalmente el pasado mes de marzo por la investigación abierta en torno al fraude en las oposiciones médicas del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza), fichó en menos de dos meses por una aseguradora privada internacional radicada en la pequeña localidad de Arkaute, a las afueras de Vitoria. Darpón es ahora director para Eurasia del grupo Keralty, nueva denominación de Sanitas Internacional que une las palabras 'care' -cuidados- y 'alty' -excelencia-, y también responsable de Operaciones. La firma está presidida por un empresario millonario cercano al PNV, Joseba Grajales -según Forbes, el 64º más rico de España-, y tiene como 'número dos' a otro exconsejero de Salud y exvicelehendakari nacionalista, Jon Azua.

Investigan una reunión del exconsejero Darpón con uno de los imputados por las filtraciones en las oposiciones de la Sanidad vasca

Investigan una reunión del exconsejero Darpón con uno de los imputados por las filtraciones en las oposiciones de la Sanidad vasca

Lea aquí toda la cobertura de 'Los papeles de Osakidetza'

Si el 19 de marzo de 2019 se conoció que Nekane Murga iba a asumir la cartera de Salud en sustitución de Darpón, el 2 de mayo el exconsejero ya tenía cerrado su salto a la Sanidad privada. El Gobierno vasco tuvo que autorizar este movimiento debido a que la ley de incompatibilidades vasca de 2014, en su artículo 18, obligar a revisar si las actividades que desempeñan los antiguos cargos públicos en los dos años siguientes al cese pueden tener relación con sus funciones anteriores.

Darpón, médico de Osakidetza, ocupó durante 16 años diferentes cargos intermedios en la Sanidad pública vasca hasta que, con la llegada del Gobierno socialista de Patxi López en 2009, pasó a la compañía privada IMQ con cargos de alta responsabilidad. De ahí lo rescató el lehendakari Iñigo Urkullu en 2012 para ser el responsable de la cartera con mayor presupuesto del Gobierno vasco hasta que más de seis años después se vio forzarlo a abandonarla por la crisis de la OPE celebrada en 2018, sobre la recaen numerosas denuncias de que se filtraron los exámenes para beneficiar a aspirantes muy concretos en las categorías de especialidades médicas.

Tras su dimisión, según la documentación oficial a la que ha tenido acceso este periódico, consta Darpón solicitó el "reingreso" en el grupo IMQ. Las fuentes consultadas, sin embargo, indican que el político quería cambiar de aires. Consta también que dos días antes tenía ya el plácet del Gobierno para saltar al grupo Keralty, "con centro de trabajo ubicado en Arkaute (Álava)". Se da la circunstancia de que dos de los máximos responsables de esta firma, rebautizada así recientemente, en concreto Grajales y Azua, fueron consejeros de IMQ, su antigua empresa. Fuentes de la compañía indican que causaron baja en 2015 a pesar de que por error este periódico había informado inicialmente de que continuaban en el puesto.

Según la información disponible en la 'web' de Keralty, se trata de una aseguradora privada de ámbito internacional que aparentemente tiene una pata de negocio muy reducida en Euskadi o España tras desgajarse de la matriz de Sanitas. "Con la experiencia de más de 37 años en la dotación y operación de centros médicos, Keralty se constituye como una opción garantizada para lograr una eficiente y eficaz operación de infraestructura de salud. [...] Ya opera exitosamente en Colombia, Venezuela, Perú, Brasil, Estados Unidos, México, Filipinas, Indonesia, Vietnam y finalmente Rusia", informa desde la firma. El grupo antes llamado Sanitas Internacional dispone de 305 centros de salud propios, 14.536 médicos y una facturación anual de 1.927 millones de dólares estaodunidenses (1.754 de euros), siempre según la propia Keralty.

La sede física de Keralty en España -aunque en la web aparece una fotografía de la Gran Vía de Madrid- está en la carretera de Arkaute, en el número 5. Ese domicilio consta también como dirección de una fundación llamada New Health, con sede central en Sevilla y coordinada por Maider Grajales. Esta entidad sí prestó "asesoramiento técnico" a Osakidetza, según recoge en su memoria anual del año 2017, exactamente, "asesoramiento técnico en la elaboración de la guía marco para la aplicación de las rutas asistenciales de las Organizaciones Sanitarias Integradas de Osakidetza". También realizó trabajos para el Servicio Vasco de Salud en 2018. En Arkaute 5, antiguo cuartel general de Guascor, están residenciados también los negocios de 'oil & gas' de Grajales y Azua.

Por otro lado, la familia Grajales controla también otras empresas del ámbito sanitario. Una de ellas es Mizar Health, desde 2019 socia de Keralty y ubicada en el parque tecnológico de Miñano y que colabora con Osakidetza en fabricación 3D con aplicaciones médicas. En una visita a Miñano, Darpón consideró "fundamental que en el campo de la investigación y la innovación sanitaria se creen sinergias de colaboración entre las empresas y el sistema sanitario para poder avanzar hacia una mayor riqueza y desarrollo socio-económico que además, aporte mejores resultados en salud para los ciudadanos y ciudadanas vascas", como indicó el Gobierno en su página web oficial.

Etiquetas
Publicado el
6 de octubre de 2019 - 21:00 h

Descubre nuestras apps

stats