La factura de ocho años de crisis: 100.000 parados y los jóvenes sin hueco en el mercado laboral

La profesora Sara de la Rica.

La recuperación del empleo en el sector de la industria ha sido la noticia más positiva que ha deparado 2016 en cuanto al mercado laboral en Euskadi. La comunidad autónoma cerró el año con 6.300 parados menos, pero la creación neta de empleo es aún "demasiado débil", según la catedrática de Economía de la Universidad del País Vasco, Sara de la Rica. La profesora ha dirigido el Informe Laboral Euskadi 2016, basado en los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), año que ha terminado con una tasa de desempleo del 12,27%.

Los contratos de la 'recuperación', cortos y precarios

Sara de La Rica ha destacado el buen comportamiento del sector industrial “que ha recuperado la incidencia en el empleo total que tenía previamente a la crisis: el 23%”. Así, el número de empleados en este sector ha aumentado este año en 23.200 personas”. La industria requiere de un empleo de mayor cualificación. “Los esfuerzos de recuperación de la industria se están dejando notar en Euskadi, lo que invita a que se siga por esa dirección de apuesta por el sector industrial como tractor de nuestro crecimiento”, ha precisado la experta.

Sin embargo, la catedrática ha advertido que si bien la tendencia es “positiva”, la creación neta de empleo es “demasiado débil”. El año de 2016 se cierra con un aumento de 7.200 ocupados, una disminución de 6.300 desempleados, y un aumento de 3.800 inactivos. Además, el desempleo de larga duración vuelve a crecer levemente en 2016, alcanzando ya a 64 de cada 100 personas desempleadas.

La factura de los ocho años de grave crisis económica en Euskadi se traduce en más de 100.000 personas desempleadas y los jóvenes menores de 25 años sin hueco en el mercado de trabajo. “Un aumento en el empleo tan leve como el observado revela la necesidad de apostar por una creación de empleo más sólida, para lo cual se precisa de mayor crecimiento en primer lugar, y en segundo lugar, que ese crecimiento genere importante valor añadido de modo que requiera de un empleo de calidad”, explica Sara de la Rica.

La tasa de desempleo en Euskadi se sitúa en el 12,27% medio punto porcentual menos que hace exactamente un año, encontrándose en el grupo de regiones, junto a Navarra, La Rioja y Cantabria, cuyas tasas de desempleo se sitúan por debajo del 13%.

Colectivo de ocupados envejecido

El colectivo de ocupados sigue envejeciendo y actualmente casi la mitad (48) de cada 100 ocupados tiene más de 44 años. El resultado es un “preocupante” panorama laboral por la casi nula presencia de jóvenes menores de 25 años en el empleo. “Es muy importante que en el nuevo empleo que se cree en Euskadi los jóvenes tengan mayor presencia que la que tienen actualmente. 

El estudio confirma el aumento de la incidencia de parados mayores de 44 años en el colectivo de desempleados en este último año,  con el consiguiente descenso del resto de los grupos de edad, especialmente de los jóvenes. Actualmente, de cada 100 desempleados, 38 tienen más de 44 años, 50 tienen entre 25 y 44 años, y 12 son jóvenes menores de 25 años. “La mayor incidencia del colectivo de mayores frente al resto nos alerta del grave problema de desempleo estructural al que nos enfrentamos, ya que a la mayor edad se une un nivel educativo bajo en muchos casos así como una larga estancia en el desempleo. Es preciso tomar políticas activas específicas para este colectivo”, ha avisado. De cada 100 desempleados, 64 llevan más de un año parado. Al comparar la situación de Euskadi con el resto de regiones, se aprecia que se coloca junto a la Rioja y Asturias en el grupo donde la incidencia del desempleo de larga duración es mayor.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats