Fase 1 'sui generis' en Euskadi: contradicciones, dudas jurídicas y apelaciones a la "responsabilidad"

Un voluntario de la DYA toma la temperatura con una pistola a un viajero en la estación de metro de Otxarkoaga / Europa Press

Las calles y terrazas se empiezan a llenar. Euskadi ha entrado desde las 00.00 horas de este lunes en una fase 1. Pero es un tránsito 'sui generis', muy diferente a la de otras zonas de España en la misma situación de salida de la pandemia. Aquí operan las instrucciones del Ministerio de Sanidad conocidas este sábado pero moduladas por un decreto propio firmado por el lehendakari, Iñigo Urkullu, al que se han sumado unos "criterios" enviados por la jefatura de la Ertzaintza pero cuya validez coercitiva más allá de la recomendación es cuestionada por algunas voces. La sociedad ha encarado los cambios con dudas -alimentada por la comunicación a ultimísima hora de las normativas vascas propias- y con la sensación de que existen contradicciones poco explicables.

¿Por qué hay franjas horarias para pasear pero no para ir a una terraza? ¿Por qué no es posible una reunión de amigos o familiares en una casa y sí en un bar? ¿Por qué se puede jugar al tenis en un club privado y no en una pista municipal? ¿Se puede visitar a un familiar que no sea una persona mayor? ¿Se puede salir del municipio porque la limitación es solamente una "recomendación"? "Todo lo que no está prohibido en el ordenamiento jurídico está permitido", indica un jurista de manera tajante. "El estado de alarma, que sigue vigente, marca unas limitaciones y ahora se va desarrollando lo que está permitido y lo que no", opina, por el contrario, una fuente policial vasca.

El propio delegado del Gobierno de España, Denis Itxaso, ha deslizado en sus redes sociales alguna crítica sobre esas dudas generadas. "El borrador que ha hecho circular el Gobierno Vasco no prohíbe la movilidad entre municipios", dijo sobre la versión de la normativa autonómica luego publicada como oficial. Ha llegado a lamentar que algunas de las interpretaciones sobre la fase 1 las haya ofrecido la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, en una entrevista radiofónica. Los socialistas han esgrimido contra el PNV que en su día pidieron a Pedro Sánchez claridad en la aplicación del estado de alarma y que ahora ha ocurrido algo semejante. "Donde las dan las toman", encajan en el Gobierno de Urkullu.

En Radio Euskadi, Beltrán de Heredia ha indicado que nada de 'txokos' ni encuentros familiares o de amigos. "No organicemos una fiesta", ha implorado en una larga conversación en la que ha intentado responder a decenas de dudas sobre la fase 1 vasca. Aunque la fiesta sí podría hacerla ese mismo grupo de personas en un bar. La titular de Seguridad ha terminado por admitir que muchas de las restricciones son más un "no se debe" que un "no se puede". También que la "creatividad" y la "picaresca" pueden convertir en incontrolable la situación. En este sentido, ha hecho una "llamada a la responsabilidad" porque "hay que evitar reuniones innecesarias". 

Queda por despejar otro asunto muy relevante, el del anunciado plan de vuelta a las aulas desde el 18 de mayo. La normativa del Ministerio de Sanidad no prevé algo semejante en la fase 1, ni siquiera en la fase 2. Por el momento, no hay ninguna otra normativa en vigor que contradiga esa prohibición de la docencia presencial y nada se sabe del acuerdo político entre los Gobiernos central y vasco al que aludió la consejera coordinadora de la desescalada, Arantxa Tapia. Entretanto, se anuncian ya movilizaciones de profesores, de estudiantes y de familias y no queda claro quién debe suministrar en tan breve margen de tiempo las mascarillas y el resto de protecciones que serían obligatorias a los centros concertados, que en Euskadi representan el 50% del sistema.

Etiquetas
Publicado el
11 de mayo de 2020 - 12:44 h

Descubre nuestras apps

stats