Urkullu recuerda a 'gudaris' fusilados en Santoña: "La represión no borra las ideas políticas, las fortalece"

Urkullu dice que los fusilamientos de Santoña fueron una "actuación calculada" para "aniquilar la pluralidad ideológica"

El fusilamiento el 15 de octubre de 1937 de 14 prisioneros vascos a manos de tropas franquistas en la localidad cántabra de Santoña pervive en el recuerdo. El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha recordado ese fusilamiento cuando se cumple el 75 aniversario: "Fue una actuación calculada y un claro reflejo de la pretensión última del franquismo: la obsesión por aniquilar la pluralidad ideológica e imponer su idea totalitaria". En este sentido, ha señalado que, "ni la represión ni la violencia, borran nunca los sentimientos de pertenencia ni las ideas políticas", sino que "las fortalecen".

Los 14 fusilados eran parte de los miles de prisioneros que se encontraban apresados en ese momentos en el penal de El Dueso. La guerra había concluido en Euskadi pocos meses antes, tras la ocupación total de su territorio por las tropas franquistas a finales de junio. El Gobierno Vasco alcanzó un acuerdo con las tropas italianas para poner fin a la guerra civil en Euskadi con el fin de evitar mayores bajas. Las tropas italianas no cumplieron lo pactado y, a finales de ese mes de agosto, el ejército franquista entró en Santoña y se hizo cargo de los vascos encarcelados en el penal del Dueso.

Urkullu, quien ha presidido un acto conmemorativo en recuerdo de los fusilados organizado por el Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos, Gogora, ha remarcado que los 14 "gudaris y milicianos" fueron seleccionados por "su filiación política y sindical".

A la conmemoración, que ha celebrado en la sede bilbaina de Gogora, han asistido familiares de los ejecutados y representantes de los grupos políticos y sindicatos a los que pertenecían los fusilados, miembros de PNV, PSOE, PCE, ELA, CNT e Izquierda Republicana.

El jefe del Ejecutivo vasco ha resaltado que este tipo de actos destacan "la dignidad que aquellas personas mantuvieron hasta el final de sus vidas; rendidas, pero no abatidas; firmes en sus convicciones a pesar de encontrarse a las puertas de la muerte". "Las personas que hoy recordamos eran conscientes de que los ideales por los que habían luchado eran el camino correcto, el camino a seguir para las futuras generaciones", y, a su juicio, esta convicción "mantuvo intacta su dignidad hasta el último segundo de sus vidas".

Durante el acto se han proyectado entrevistas con representantes de los partidos y sindicatos a los que estaban afiliados y una reconstrucción de sus últimas horas en la cárcel de Santoña, a la espera de ser fusilados, mientras una voz reproducía el contenido de las últimas cartas que los ejecutados hicieron llegar a sus familiares.

Etiquetas
Publicado el
16 de octubre de 2017 - 20:01 h

Descubre nuestras apps

stats