El Gobierno aprueba hoy unas directrices presupuestarias lastradas por la deuda

El consejero de Hacienda y Finanzas, Ricardo Gatzagaetxebarria.

El Gobierno vasco aprobará este martes las directrices presupuestarias para el próximo año, un ejercicio en el que espera poder volver a crear empleo neto, algo que ahora mismo no ocurre en la economía vasca. Euskadi sigue destruyendo más empleo del que crea, pese a la aparición de algunos indicadores positivos que revelarían, según algunos analistas, el final de un ciclo marcado por la crisis y el desempleo. La tasa de desempleo en el País Vasco es del 17,36% y el número de parados suma ya 178.900 personas, según la última la Encuensta de Población Activa (EPA).

Entre los indicadores positivos estarían la recuperación de la inversión extranjera y de las exportaciones, así como el incremento de los pedidos para las empresas, según señala también el propio Ejecutivo. Pero, de momento, la realidad es que la tasa de desempleo supera ya el 17% y el número total de parados registrados en Euskadi en el primer trimestre era de 178.900 personas. Y aunque se cumplan las previsiones de un crecimiento del PIB del 1% este año y del 1,5% el próximo ejercicio, la recuperación del empleo va a seguir siendo muy lenta y la calidad del mismo será "muy precaria", como vienen denunciando los sindicatos durante este año. En alguna ocasión, el consejero de Empleo, Juan María Aburto, ha apuntado la posibilidad de que se pueda adelantar la creación de empleo neto a los últimos meses de este año.

Las directrices que hoy aprobará el Consejo de Gobierno y que presentará posteriormente el consejero de Hacienda y Finanzas, Ricardo Gatzagaetxebarria, pretenden mantener las líneas básicas del presupuesto de este año -que asciende a 10.215 millones de euros- y destinar más de dos de cada tres euros a gasto social, lo que permitiría mantener los servicios esenciales de las políticas públicas.

Por un lado, el Ejecutivo mantendrá las dotaciones comprometidas con los socialistas para el Plan de Reactivación Económica y de Empleo que pactó con los socialistas, cuya aplicación ha sido criticada por el PSE por los retrasos en los planes diseñados para tal fin (como los fondos para que los ayuntamientos contraten a jóvenes y parados de larga duración). Y por otro, pretende garantizar el gasto en educación, salud y protección social.

Más que el presupuesto de Empleo y Políticas Sociales

Uno de los argumentos que empleará el Gobierno para constatar las dificultades para abrir un ciclo expansivo presupuestario -pese a que el comportamiento en la recaudación tributaria de las diputaciones es positivo- es que los intereses y la amortización de la deuda contraída por el Ejecutivo -y cuyo crecimiento no ha cesado con el PNV en el Ejecutivo vasco- se llevará 1.100 millones de euros el próximo año, casi lo mismo que todo el dinero destinado a inversión en los presupuestos de este año (1.193 millones) y superior al presupuesto de 2014 del Departamento de Empleo y Políticas sociales (952,7 millones de euros).

El próximo año habrá que destinar 300 millones más a los 800 millones que se pagarán en 2014 en amortización e intereses de la deuda. "Estamos condicionados por esta realidad", se aduce desde el Ejecutivo vasco. Pero la emisión de deuda sigue creciendo con el PNV en el Gobierno. Así, 2013 finalizó con una deuda pública de 8.225 millones de euros y en el primer trimestre de este año el volumen está en 9.108 milllones de euros. El último ejercicio del Ejecutivo socialista (2012), la deuda ya había alcanzado en Euskadi los 7.204 millones de euros.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats