Igeldo busca convertirse en el municipio guipuzcoano número 89

El actual alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, cuando encabezaba el movimiento por la desanexión de Igeldo. /EDN.

18 años después de las primeras gestiones, el barrio de Igeldo ha activado el proceso de desanexión de San Sebastián. Parece un proceso contracorriente: cuando, en plena crisis, el Gobierno español impulsa planes para reducir las estructuras administrativas y fusionar municipios y en Euskadi las desanexiones que proliferaron en los años 80 ya se han olvidado.

Incluso las instituciones han frenado algunos intentos en los últimos años. El último caso fue el del municipio vizcaíno de Bolibar, que tras su anexión a Markina en 1969, recuperaba su independencia el pasado 1 de enero de 2005, adoptando la denominación oficial de Ziortza-Bolibar con apenas 400 habitantes. Se convirtió así en el municipio vasco número 251.

En Gipuzkoa, desde principios de los 80, son ocho los nuevos municipios guipuzcoanos que han logrado conformarse de manera autónoma con procesos similares al que está desarrollando el barrio de Igeldo, conocido fuera de San Sebastián por las inmejorables panorámicas de la ciudad y su emblemático faro.

El proceso de desanexión de Igeldo se inició en 1995 “y aún está en vigor”,dice José Ignacio Galparsoro desde Itxas Aurre, la asociación de vecinos favorable a la independencia del barrio. No es un dato intrascedente. La norma foral de 2003 impediría a los promotores solicitar su independencia por no contar con el mínimo de población establecido para ello, 2.500 habitantes (Igeldo cuenta con aproximadamente 1.100 vecinos). Pero si está en vigor el proceso iniciado en 1995, se aplicaría el Real Decreto de 1986 (vigente al inicio del proceso), que omitiría este detalle de la población.

La asociación vecinal desoye así el informe del primer secretario del Ayuntamiento de Donostia, Juan Carlos Etxezarreta, que alude a la falta de legalidad a la hora de solicitar la consulta, y recuerdan que “en el pasado ya ha emitido otros informes al respecto” y “han sido los tribunales los encargados de quitarle la razón”, sentencia Galparsoro.

No son pocos los vecinos que se muestran favorables a la desanexión, pero también existen los que muestran abiertamente contrarios por temor a las subidas de impuestos. Itxas Aurre avala con un estudio la viabilidad económica del proyecto de segregación y asegura que el barrio “siempre ha funcionado como pueblo”.

De momento, la consulta continúa sin fecha concreta, aunque desde la Diputación Foral –impulsora de la misma–, ya adelantan que si la previsión se cumple, se celebrará a finales de noviembre sin previa aprobación del Gobierno central. La Subdelegación en Gipuzkoa hizo llegar al ayuntamiento donostiarra un informe que advertía que el permiso de Madrid es imprescindible para convocar la consulta. La Diputación ha hecho caso omiso: "No necesitamos ni tutelas ni permisos del Gobierno español para realizar consultas no vinculantes que permitan al Consejo de Gobierno Foral conocer la opinión de la ciudadanía guipuzcoana antes de tomar decisiones".

El Gobierno municipal de Bildu ya adelantaba que “respetaría el resultado de la consulta”, sin “obstaculizar la decisión de los vecinos”. El anuncio lo hacía el alcalde, Juan Karlos Izagirre, que es uno de los férreos defensores de la independencia de Igeldo: encabezaba la defensa de desanexión de su barrio natal, presidiendo la asociación Itxas Aurre durante años hasta ser elegido alcalde de la ciudad. Esta postura ha motivado las críticas de la oposición cuando en julio, en el pleno el que se abordó la desanexión, Izagirre se ausentó de la sesión. Mientras el portavoz de Bildu, Josu Ruiz, defendió la “neutralidad” del ejecutivo local en el asunto, los socialistas le tildaron de “intermitente” por ausentarse de la sala, el PNV censuró su “pasividad” y el PP dijo que quería “romper la unidad de la ciudad”.

Una oposición que en cualquier caso no niega a los vecinos de Igeldo la posibilidad de manifestar su postura, pero que, aprovechó para recordar a Bildu que extiendan y apliquen esta actitud también a otras materias como el polémico sistema de recogida de basuras Puerta a Puerta, descartado ya para San Sebastián pero aplicado en una quincena de municipios guipuzcoanos gobernados por Bildu con opiniones vecinales contrarias casi de manera masiva.

Etiquetas

Descubre nuestras apps