Jubilados de Gipuzkoa animan a no pagar los medicamentos

Jubilados y pensionistas se concentran ante una farmacia en Donostia.

La asociación de Jubilados y Pensionistas de Gipuzkoa, Duintasuna, ha comenzado una campaña en la que se niegan a pagar la medicación en las farmacias. Esta acción viene provocada por el anuncio del Gobierno vasco de iniciar otra vez los trámites a partir del 6 de febrero para la devolución parcial del copago de los medicamentos. Además, han recordado que el pasado año recogieron más de 42.000 firmas en contra del copago, que llevaron al Gobierno vasco, “pero no sirvió para nada”. La portavoz, Marian Esnaola, ha señalado que lo que piden es que no tengan que realizar una solicitud para que les devuelvan lo que les corresponde, sino que directamente se lo descuenten en las farmacias.

Una campaña para aprender a reclamar el copago farmacéutico

Una campaña para aprender a reclamar el copago farmacéutico

Hace un año Duintasuna realizó una campaña para mostrar a los jubilados cómo tenían que reclamar el dinero pagado. Esnaola recuerda que cuando salió el decreto el consejero de Salud, Jon Darpón,  anunció que 500.000 personas se beneficiarían de esas reclamaciones, pero sólo la solicitaron 100.000. De hecho, el desembolso de 2014 fue de 4,5 millones de euros en lugar de los 18 millones presupuestados, por lo que en 2015 el Gobierno vasco ha reducido esta partida en 7 millones. Esnaola explica que “mucha gente mayor no reclama porque no sabe que se puede hacer”, de hecho en los ambulatorios no se ha puesto ninguna nota o aviso, ni solicitudes a la vista. Desde Duintasuna denuncian que este decreto “solo es cuestión de maquillaje” por parte del Gobierno vasco, porque “no ha servido de mucho”.

Por otro lado, critican que el año pasado ya solicitaron la devolución del dinero correspondiente y “ya vieron que teníamos derecho y nos devolvieron el dinero”, pero este año les obligan a volver a hacer la solicitud. Además, creen que es injusto adelantar el dinero de los medicamentos y tener que esperar un año para cobrarlo. Esnaola destaca que el Gobierno vasco debería tener en cuenta que los afectados son pensionistas con ingresos inferiores a 18.000 euros al año, que “tienen que hacer frente a gastos básicos como alimentación, vivienda, electricidad, gas y medicamentos no incluidos en Osakidetza”. En este sentido, piden a Darpon “menos apariencias y más realidad y compromiso”.

Desobediencia civil

Duintasuna guipuzcoanos ha realizado un llamamiento a los jubilados y pensionistas guipuzcoanos para que se nieguen a adelantar dinero a Osakidetza y se lleven sin pagar nada la medicación que necesiten. Tras una concentración celebrada en Donostia, varios jubilados han acudido a realizar esta acción en una farmacia. Esnaola ha contado que los farmacéuticos se han cabreado mucho “y con razón, porque ellos no van a poder cobrar estas medicinas”. Así, ha reconocido que “no es cosa de las farmacias, sino del Gobierno vasco”.

Por su parte, los farmacéuticos se han mostrado dispuestos a mostrar su apoyo para que el copago no siga existiendo. De hecho, aseguran que para ellos también es más trabajo este sistema, porque las farmacias “no tienen por qué hacer de oficinas de recaudación y menos de pagos que luego se devuelven”.  Finalmente, desde Duintasuna han destacado que van a seguir reivindicando sus derechos porque “no se puede permitir que haya personas que dejen de tomar los medicamentos necesarios para su bienestar por razones económicas”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats