La portada de mañana
Acceder
El PP se juega 35 años de poder en Castilla y León
Los pequeños ganaderos que quieren regenerar la tierra contra la crisis climática
Opinión - 'La demoscopia entra en campaña', por Esther Palomera

Educación retira a los institutos las ayudas para gastos de mantenimiento

Niños a la entrada de un colegio. /EFE

‘Dinero ahorrado, dos veces ganado’, dice el refrán. Una máxima que esconde poca sabiduría si se mira a lo que les acaba de pasar a los institutos vascos. Aquellos que destacaron por su buena gestión el curso pasado, los que consiguieron llegar a diciembre con un importante remanente en sus arcas, son los que peor lo van a pasar este año. En sus esfuerzos por ahorrar gastos, el Gobierno vasco ha decidido tomar como referente para calcular la aportación que hace a cada centro el dinero que tenían en diciembre de 2012 sin atender al calendario de gastos de cada uno de ellos.

La medida, que ha provocado malestar entre los docentes, penalizará a los que llevaron una gestión más diligente. El Departamento de Educación no tiene en cuenta el calendario de cada uno de ellos, que funcionan por cursos académicos y, por lo tanto, de septiembre a junio. Por estos motivos, en algunos casos se ha dado la circunstancia de que desembolsos importantes llevados a cabo después de diciembre, como el gasto de calefacción en un invierno especialmente frío, han dejado las arcas de los centros educativos bajo mínimos para lo que resta de curso.

En los casos más extremos, como el del Instituto de Formación Profesional Superior Repelega de Portugalete, la concesión que le hace el Departamento de Educación en concepto de gastos de mantenimiento para este año es de exactamente 0 euros. En otros caso se ha pasado de recibir una cantidad anual que rondaba los 30.000 euros a los 3.000 de este año. Los centros educativos se han enterado de la medida por carta y sin mediar mucha explicación. En la misiva se aducen razones económicas y se dice específicamente que la cuantía se ha calculado “conforme al curso 2012/2013 y al proyecto de presupuestos previsto para 2013”, aunque todavía no haya sido aprobado.

La medida ha enfadado a los profesores de los centros públicos debido a su arbitrariedad y a la manera en la que se ha llevado a cabo. “La decisión nos ha pillado completamente por sorpresa”, explica Xabier Mendizabal, coordinador de BIHE, asociación de directores de institutos públicos vascos. “Ha hecho más daño a quien mejor ha hecho los deberes y sin tener en cuenta que funcionamos con el año académico y no el natural”, continúa. Mendizabal ha podido sentir el malestar entre los docentes: “Es un tema muy grave, que nos preocupa mucho, y la forma en la que se ha llevado a cabo, sin dar ninguna explicación, ha cabreado a muchas personas”, detalla.

La semana que viene BIHE se reunirá con el departamento de Educación para pedirles explicaciones y de la que esperan salir con detalles que calmen a los profesores. Durante la misma también esperan plantear varias preguntas: “¿Qué pasará cuando algún centro educativo se quede sin dinero? ¿Se hará cargo el departamento?”, apunta el portavoz de los directores de secundaria, FP y Bachillerato. Según explica Mendizabal, la medida ha afectado a cada centro de forma diferente y no descarta que alguno de ellos llegue a final de curso en números rojos. De lo que ya no cabe ninguna duda es de que en este caso para los institutos vascos el dinero ahorrado no ha sido ganado.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats