Urkullu le marca el terreno a Mendia: primero la reforma del Estatuto

El lehendakari, Íñigo Urkullu, en el primer Consejo de Gobierno tras las vacaciones estivales.

El lehendakari, Íñigo Urkullu, ha vuelto de vacaciones y encara lo que va a ser el último año largo de su legislatura como presidente del Gobierno vasco. Y en un panorama político tan cambiante, con dos citas electorales en Cataluña y en toda España y una posible reforma constitucional que aborde el modelo territorial tras los comicios generales, quiere delimitar el campo de juego político. También con su socio preferente en Euskadi.

Urkullu: "No me da igual quién gobierne en España"

Urkullu: "No me da igual quién gobierne en España"

La líder del PSE-EE, Idoia Mendia, aseguró antes de irse de vacaciones que los socialistas vascos y su candidato a la Moncloa, Pedro Sánchez, defienden una reforma de la Carta Magna en clave federal. Y Mendia apostillo que lo lógico era hacer frente a la reforma constitucional primero para abordar el nuevo modelo territorial español y, después, actualizar el autogobierno vasco. Esta misma semana, además, Mendia ha dejado que los socialistas vascos defienden la actualización y mejora del autogobierno. "Nos hemos comprometido a mejorar el autogobierno, nada más y nada menos. Y para eso pusimos en marcha la ponencia, no para otra cosa", ha reiterado la líder del socialismo vasco.

Urkullu, en un tono nada beligerante, ha aprovechado el fallecimiento esta semana del histórico dirigente de los socialistas vascos, Txiki Benegas, para recordar que el PSE ha apostado siempre por el acuerdo entre diferentes y por interpretar el Estatuto de Gernika como un "pacto entre vascos y después con el Estado". Por eso, a su juicio, no tiene sentido esperar a lo que pueda dar de sí la futura reforma constitucional tras los comicios generales de finales de año.

El lehendakari ha dejado claro a los socialistas vascos que el nuevo pacto político que él defiende para Euskadi, basado en un acuerdo entre diferentes, no debe estar supeditado a esa reforma constitucional. "No entiendo la lógica de primero la reforma de la Constitución", ha zanjado Urkullu, en respuesta al planteamiento realizado por la líder de los socialistas vascos, Idoia Mendia, de que antes que cerrar ese nuevo acuerdo en Euskadi, es conveniente modificar la Constitución.

"Comunidad política"

Entre otras cosas, ha recordado Urkullu, después de la primera reunión este viernes de su Consejo de Gobierno en el Palacio Miramar donostiarra tras el parón estival, porque la reforma constitucional a día de hoy es inviable porque para sacarla adelante se necesita el concurso de al menos las dos fuerzas mayoritarias en España, PP y PSOE. "Y eso, hoy en día, no es posible". Para el presidente vasco, es "España quien tiene un problema en cuanto a su modelo de Estado" y es España quien tiene que revisarlo. En todo caso, para el lehendakari la "bilateralidad" es una de las cuestiones que debe esta presente en la relación entre Euskadi y el resto de España. El Ejecutivo aprobará en su reunión del próximo 8 de septiembre la media docena larga de informes que remitirá a la ponencia parlamentaria que estudia la actualización del Estatuto de Gernika. Y ha señalado que esperará a las conclusiones que definan los partidos en la citada ponencia sobre la modificación estatutaria y el nuevo pacto político sobre el autogobierno.

La líder del PSE-EE, Idoia Mendia, en respuesta a esas afirmaciones, ha realizado una defensa del autogobierno vasco y del papel de su partido a lo largo de todos estos años desde su aprobación el 25 de octubre de 1979. "El autogobierno ha permitido que convivamos desde la pluralidad, ha permitido que nos constituyamos como comunidad política, nos ha proporcionado progreso y bienestar y ha garantizado la cohesión social. Y no creo que nadie puede presumir de haber defendido con más pasión y dedicación que los socialistas el derecho de los vascos a tomar sus decisiones sobre las materias recogidas en el Estatuto".

La líder del PSE considera que no es una "incongruencia" o una "incoherencia", como ha señalado el lehendakari, que el PSE rechace el concepto de bilateralidad si busca trasladar la idea de relaciones iguales entre dos Estados, "porque los socialistas no somos nacionalistas". Y ha aclarado que "por supuesto que no queremos que nuestro autogobierno se vea zarandeado permanentemente, como hace el Gobierno de Rajoy". En cualquier caso, Mendia ha señalado que claro que es posible reformar el Estatuto sin una previa reforma constitucional, pero ha subrayado que lo que está en cuestión es qué es más efectivo para los fines que se persiguen.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats