Niko Gutiérrez, el candidato de Vox que mitineó contra la inmigración al lado de la ONG que fundó cuando era socialista

Niko Gutiérrez, con Santiago Abascal, en el acto de Vox en Sestao

Nicolás Gutiérrez (Bilbao, 1970), el candidato de Vox por Bizkaia para las elecciones vascas del 12 de julio, es un viejo conocido en Euskadi que vive ahora su tercera vida política. Está cobrando un salario de la ultraderecha tras iniciar su trayectoria en el PSE-EE y saltar con Rosa Díez a UPyD después. Aunque toda su vida ha hecho gala de una defensa de España, de la monarquía y de las Fuerzas de Seguridad del Estado, su último salto todavía sorprende a muchos de quienes lo han conocido en el pasado, porque siempre había sido considerado como progresista en lo social. Todavía quedan mensajes suyos en Twitter sobre la violencia de género –"La violencia no tiene género", piensa Macarena Olona– o remarcando que ningún ser humano es ilegal –Santi Abascal pide la "deportación" de quienes no tienen la documentación en regla–. Y, sobre todo, muchos le recuerdan como uno de los fundadores de "la Soli".

"La Soli" es Solidaridad Internacional (en euskera Nazioarteko Elkartasuna) y es una ONG con sede en la calle del conde Mirasol del barrio de San Francisco de Bilbao. La asociación nació en 1989 y, según sus principios, defiende la "equidad de género" y los derechos de las personas migrantes. A pocos pasos de sus oficinas, Gutiérrez y otros cargos de Vox encabezados por Javier Ortega Smith se reunieron el viernes 19 de junio en uno de los primeros actos preelectorales en Euskadi. Por megafonía, el dirigente clamó (otra vez) contra la inmigración ilegal. Aquel, San Francisco, es uno de los distritos más castigados de Euskadi y acoge mucha población no autóctona.

Cuenta un veterano del PSE-EE de Bizkaia que se afilió en los primeros años de la década de 1990 –antes de la fusión de la federación vasca del PSOE con Euskadiko Ezkerra– que, cuando llegó, un joven Niko –siempre con 'k'– ya estaba allí. Se encuadraba con los "renovadores", más cercanos a Ramón Jáuregui que a 'Txiki' Benegas. Eran los partidarios de los gobiernos de coalición con el PNV. Una de las consejeras socialistas elegidas por el lehendakari nacionalista José Antonio Ardanza fue Rosa Díez, a la que encomendó la cartera de Turismo. Gutiérrez trabajó en su gabinete, recordado por la campaña de promoción 'Ven y cuéntalo' para contrarrestar la mala imagen que ofrecían en el exterior ETA y la 'kale borroka'. Gutiérrez se afilió de adolescente al PSOE y ya en el instituto conoció la presión del entorno más radical. Algunos de sus compañeros de clase acabaron en comandos terroristas.

"Ideológicamente estaba en la vanguardia de la izquierda muchas veces. Es un tío muy moderado, muy de tender puentes", describe todavía este socialista, que prefiere el anonimato, como las otras cuatro voces que han participado en este reportaje. Además de formar parte del gabinete de Turismo, también fue mano derecha de Carlos Totorika en la Alcaldía de Ermua. Allí, en 1997, ETA secuestró y asesinó al edil del PP Miguel Ángel Blanco. Surgió el espíritu de Ermua pero también otros grupos como ¡Basta ya! o el Foro Ermua, en los que participó. A finales de la década, la política vasca se polarizó. Los consejeros socialistas rompieron con el PNV, llegó el pacto de Lizarra entre nacionalistas y Díez se postuló para liderar el PSOE en el congreso del año 2000 que encumbró a José Luis Rodríguez Zapatero. En el PSE-EE, Díez se distanció cada vez más de la línea de Patxi López y siempre tuvo en Gutiérrez a su escudero.

"Os habéis identificado tanto con el PP que cuesta distinguir si queda en vosotros algo de militantes socialistas. Tened el coraje de ser coherentes y obrar en consecuencia", les pidió el partido en mayo de 2005. "Nadie tiene derecho a repartir títulos de socialistas buenos y malos", replicó la pareja, que todavía mantuvo su militancia dos años más. Pero no se fueron al PP. UPyD surgió en 2007. Díez lideró el proyecto en el Congreso y la formación halló un pequeño espacio en Euskadi, donde logró escaño en el Parlamento Vasco tanto en 2009 como en 2012 con Gorka Maneiro como candidato. Gutiérrez nunca ocupó un cargo público con la formación magenta pero sí fue en varias listas y trabajó como asesor en el grupo parlamentario autonómico.

"En UPyD, él mantenía un perfil progresista. Muy de la Guardia Civil y de España, pero de izquierdas en lo social", cuenta un compañero de esta segunda vida política. "Hablaba con mucho cariño de 'La Soli'. Llegó a viajar a Nicaragua y a Perú para proyectos de cooperación", añaden las fuentes consultadas. El gran hito social de la legislatura 2012-2016 en Euskadi fue la aprobación de la Ley de Vivienda, la primera de España que desarrollaba el derecho constitucional a disponer de un piso protegido –o de una prestación sustitutoria– en caso de cumplir unos requisitos económicos. La norma salió adelante contra el criterio del Gobierno del PNV –que alertó de un efecto llamada "mundial"–, al que secundó el PP. El texto, que incluye otras previsiones que llegan incluso a la expropiación a la banca en algunos supuestos, lo fraguaron el PSE-EE, UPyD… y EH Bildu.

"Es de los que más trabajó esa ley", explican en las tres formaciones. "Ellos adoptaban posiciones incluso más allá de nuestra propuesta original y se incorporaron a la ley", abundan desde su primer expartido, el PSE-EE. En 2019, 4.119 familias se habían acogido ya a la norma. Muchas son extranjeras. "Él no puede ser de Vox. Siempre los criticaba", se siguen sorprendiendo algunos.

Varios de sus excompañeros encuentran un motivo económico como explicación de su salto a Vox. Aluden al fracaso de proyectos empresariales. Fue el pasado otoño, en un mitin de Ortega Smith en el Euskalduna de Bilbao, cuando Gutiérrez se dejó ver por vez primera apoyando a la ultraderecha. En pocos meses pasó a ser asesor del grupo parlamentario del partido de Abascal en Cantabria y, a principios de este año, recaló en el Parlamento andaluz, en Sevilla, donde reside.

El hotel 'constitucionalista'

Años atrás, también había emprendido otro curioso proyecto empresarial, un hotel 'constitucionalista' en Frómista, una localidad de solamente 770 habitantes de Palencia. Fue inaugurado en 2008 y sus 12 habitaciones tienen nombres que recuerdan a frases del filósofo Fernando Savater. "Libertad deseada" o "Corazones de hielo" son algunos de los ejemplos. 'El Diario Montañés' ha publicado que, en vez de una Biblia, las mesillas escondían un ejemplar de la Constitución de 1978. En aquella apertura participaron Díez o Totorika y el propio Savater ha ofrecido allí conferencias. El recinto sigue abierto, aunque desde 2012 ya no vinculado al ahora candidato de Vox.

Gutiérrez también ha sido durante cuatro legislaturas –16 años– concejal por el PSE-EE en Ugao-Miraballes, que es también la localidad del dirigente de ETA Josu Urrutikoetxea, 'Ternera'. En mayo de 2019, el terrorista fue detenido y en el pueblo hubo un acto en su apoyo. Quedaban pocos días para las elecciones municipales, forales y europeas; habían pasado unas semanas de las primeras generales. Albert Rivera (entonces líder de Ciudadanos) y Maite Pagazaurtundua –quien como Gutiérrez saltó del PSE-EE a UPyD– llevaron su campaña a esta localidad de Bizkaia entre protestas de algunos vecinos. Al exconcejal le dio "asco" el "oportunismo" de aquel acto y recordó que solamente habían obtenido 37 votos los naranjas en las generales.

"La política tiene que ser una cosa más seria que titulares e imágenes efímeras para la televisión […]. El trabajo para que el constitucionalismo se asiente hay que hacerlo con inteligencia", explicaba en una entrevista con este periódico, en la que lamentaba que se "estigmatizase" a todo un pueblo o que se "tensionase" con este tipo de actos. En la actual campaña electoral, no ha habido acto de Vox que no se haya visto envuelto en la polémica y al que no le hayan acompañado las mismas protestas y críticas que recibió Rivera en Ugao-Miraballes. Eso sí, también la diputada Rocío de Meer resultó herida en Sestao este viernes. Gutiérrez no parece tener opción alguna de volver al Parlamento Vasco, ahora como parlamentario y no solamente como asesor. Todavía ninguna encuesta ha dado opciones reales a Vox incluso a pesar de la caída que podría sufrir la coalición de PP y Ciudadanos.

Etiquetas
Publicado el
27 de junio de 2020 - 21:05 h

Descubre nuestras apps

stats