"La dirección ha planteado un ERE encubierto para destruir empleo"

Carteles de protesta en la redacción de Radio Euskadi en Bilbao contra la próxima OPE.

La pasada semana la redacción de Radio Euskadi en Bilbao amaneció con numerosos carteles con una pregunta en castellano y en euskera: "¿Van a despedirme?". No llevaban firma. No hacía falta. Era solo la protesta silenciosa de los 79 trabajadores indefinidos no fijos que fueron regularizados por la empresa en 2010 al considerar Inspección de Trabajo que se trataba de falsos autónomos (mercantiles). Pero no solo de ellos. También de esa parte de la redacción, muchos de ellos fijos, que considera que el modelo actual de la radio pública vasca puede quedar "muy tocada" si los planes de la actual dirección se ejecutan tal y como están definidos en la actualidad.

Trabajadores de Radio Euskadi: "¿Van a despedirme?"

Trabajadores de Radio Euskadi: "¿Van a despedirme?"

En principio, la Oferta Pública de Empleo (OPE) que ha planteado la dirección de EITB por boca de Iturbe y Kruzeta a los trabajadores regularizados en su momento tras la denuncia presentada ante la Inspección de Trabajo y a los representantes sindicales -ELA, LAB, el sindicato independiente y CC OO- supondría sacar 46 plazas, frente a los 79 trabajadores afectados. "La dirección lo que ha planteado no es una OPE, es un ERE encubierto para destruir empleo", interpreta el colectivo de regularizados en 2010. Esas 46 plazas se repartirían 22 en Radio Euskadi (frente a los 47 trabajadores afectados), 19 en Euskadi Irratia (frente a 27) y, finalmente, 5 en Radio Vitoria (de 5), según el planteamiento trasladado oficialmente por la empresa, que ha mejorado de manera residual la oferta inicial de 40 plazas.

En esta guerra de nervios abierta en la redacción, sobre todo entre los afectados directamente por la OPE prevista para otoño, la dirección de EITB, ha jugado al doble lenguaje. Mientras Maite Iturbe, su directora general, ha intentado dulcificar públicamente el lenguaje y el tono empleado para referirse a los efectos "dolorosos" del "ajuste", Odile Kruzeta, la responsable de las radios del ente, en las reuniones con los afectados -la primera el pasado 17 de marzo- "presentó lo que venía como algo muy grave, traumático y doloroso", según relatan a eldiarionorte.es personas que conocen de primera mano esos encuentros.

El colectivo de trabajadores regularizados quieren pone el foco en que su situación desde 2010 es de trabajadores indefinidos no fijos y que su anterior condición laboral de falsos autónomos ya se "legalizó entonces. Nosotros ya estamos regularizados. ¿A qué viene entonces esta OPE si no es para abaratar costes, recortando plantilla", se preguntan. La media de permanencia de los afectados en las tres radios ronda los 12 años, aunque algunos solo llevan siete y otros en cambio hasta 24 años. "Somos la gente que está haciendo la radio hoy en día, si nos echan afectaría prácticamente a todos los programas", explican. Este argumento es el que les ha granjeado la solidaridad de parte del resto de la redacción que entiende que con la disminución de puestos de trabajo y con la posible salida de determinadas personas, "lo que está en juego es el actual modelo de radio pública y el producto en sí mismo".

Este colectivo de trabajadores es onsciente de que se ha puesto el foco en el hecho de la exigencia por parte de la empresa del conocimiento del euskera, pero no creen que esté ahí el problema. "Muchos de nosotros somos bilingües e incluso hemos adquirido nuestro nivel de euskera acudiendo a clases por nuestra cuenta y fuera del horario laboral en estos años que llevamos trabajando aquí. Si tenemos que denunciar algo en el caso del euskera no es una limpieza ideológica con esta OPE, sino que nunca ha habido un plan de euskaldunizacion en el ente. Nunca han apostado por el euskera", censuran. Otras fuentes de la redacción ven sin embargo una clara intención de "limpieza ideológioca" con el planteamiento de la empresa.

Requisito, no mérito

En cualquier caso, la OPE planteada para las plazas que van a salir consideran por primera vez el conocimiento del idioma (nivel C-2) un requisito, "no solo un mérito como había pasado hasta ahora en la radio pública. En ETB hace tiempo que ya se considera en las OPES el euskera como un requisito", explican. En relación con este asunto, Iturbe ha sido muy clara. "Sé que causa resquemor, preocupación, y humanamente es un problema para mucha gente, lo entiendo, pero no podemos permitirnos no exigir bilingüismo en unas oposiciones para unas personas que van a ser el futuro de este grupo", explica Iturbe. "No se entiende un grupo de comunicación que trabaja en dos idiomas que incorpore una parte que solo trabaje en uno de los dos. Trabajamos en los dos idiomas, con las sinergias que eso supone. Ya lo hace la televisión, donde la redacción hace los informativos en los dos idiomas", ha apuntado la directora general.

El colectivo de trabajadores regularizados y los sindicatos siguen acudiendo a las reuniones, ahora en formato bilateral en el caso de las que se producen con las centrales sindicales. Pero han decidido pasar a la acción, dentro y fuera del ente público. Tienen previsto reunirse esta semana con los partidos políticos para explicarles la situación de primera mano y no descartan ningún tipo de acción para llevar su mensaje a todos los sitios en los que se les tenga y se les deba oír. "No descartamos ningún tipo de acción", señalan.

Etiquetas
Publicado el
14 de abril de 2014 - 18:05 h

Descubre nuestras apps

stats