La portada de mañana
Acceder
ENTREVISTA | Castells: "La derecha ha perdido un poder que siempre creyó suyo"
España, pendiente de cuándo Europa cortará el grifo del gasto público
OPINIÓN | Razón y servicio: sobre quién nos ha de gobernar, por Elisa Beni

Código abierto para la máquina herramienta

El ‘opensource’ o código abierto es un sistema de trabajo pero también una filosofía: es la manera de desarrollar y distribuir información libremente, sin restricciones. La asociación ‘Basque Open Source Ecology’ (Basqueose) aplica fielmente esta forma de trabajar porque se ha dado cuenta de que “debido a varios factores, la producción se está deslocalizando, se está perdiendo gran capacidad de producción a nivel local”, explican sus promotores. Lo que persiguen desde esta plataforma es crear máquinas para diferentes sectores como el industrial, el de alimentación o el de la construcción, en código abierto para “que entre toda la comunidad puedan ser mejoradas y construidas en destino”.

En Estados Unidos se trata de un sistema muy extendido. “Cuando se estropeaba una máquina agrícola, un tractor o una herramienta, muchas veces no había tiempo de enviarla a reparar y costaba mucho dinero”, explica Aitor Etxeberria, uno de los promotores de ‘Basqueose’. “por eso trataron de hacer maquinaria fácil de construir con documentación accesible que contiene todos los pasos para el desarrollo de la maquinaria”. ‘Basqueose’ quiere trasladar esa forma fabricación distribuida al País Vasco porque “podrá ser una manera de volver a traer la industrialización a países en los que se ha producido desindustrialización”, explica Etxeberria. “no hay patente, la información es libre y todo el mundo puede encontrar el manual” añade.

‘Basqueose’ ha desarrollado ya una máquina y se centra ahora en el ‘powercube’, un módulo básico de energía hidraúlica, o como explica Etxeberría “el corazón de cualquier máquina”. Para ello han puesto en marcha una campaña de financiación por ‘crowdfunding’ con el que esperan conseguir los 1.265 euros que necesitan.

Desde la asociación están convencidos de que el futuro va por ese camino y de hecho algunos talleres ya se han ofrecido a colaborar. “Lo que construyan se podrá compartir, es una manera de que todos nos beneficiemos de todos porque se ahorra muchísimo en costes”, explica Etxeberría, además de “explorar nuevos modelos de negocio que beneficien a toda la comunidad”, añade.

Etiquetas
Publicado el
18 de julio de 2013 - 21:11 h

Descubre nuestras apps

stats