El PNV contradice a la Inspección y defiende el "trabajo real" de Nieves

El caso Nieves, el ex alto cargo del PNV que ha cobrado 210.000 euros durante tres años de una empresa pública sin ir a trabajar, ha vuelto al Parlamento vasco pero sin que sea aclarado aún. El PNV ha defendido este jueves la actitud de Juan Cruz Nieves y ha contradicho el contundente informe de la Inspección de Trabajo, que ha propuesta una sanción al empleado y a la sociedad pública Ibarzaharra y que ha supuesto la apertura de una investigación por la Fiscalía de Bizkaia por supuesta malversación de fondos públicos. “Fue un trabajo real y no ficticio”, ha asegurado el parlamentario peneuvista Luke Uribe-Etxebarria al debatirse una moción presentada por UPyD que reclamaba aclarar la labor realizada durante los tres últimos años por Nieves. La propuesta quedó sobre la mesa al registrarse un empate en la votación: PNV y PP, los dos partidos que controlan la sociedad Ibarzaharra, votaron en contra mientras que EH Bildu, PSE y UPyD apoyaron aclarar lo sucedido.

El Gobierno evita aclarar el 'caso Nieves'

El Gobierno evita aclarar el 'caso Nieves'

Hace casi un mes, el portavoz del Gobierno Josu Erkoreka evitó defender a Nieves y dijo, al referirse a este caso, que “son conductas no muy constructivas” pero se remitió a una comparecencia monográfica que realizará la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia.

Este jueves, el PNV ha defendido con vehemencia a su ex alto cargo, de quien ha afirmado que “participaba y asesoraba de manera activa” en la empresa pública y ni mencionó el contenido del informe de la Inspección de Trabajo, que ha propuesto (queda pendiente la resolución definitiva tras abrirse el periodo de alegaciones de los afectados) una multa por “infracción muy grave” a Ibarzaharra y la supresión de las cotizaciones sociales durante los tres años en que ha cobrado sin ir a su puesto. Uribe-Etxebarria solo ha señalado que el acta de la Inspección “ha sido recurrida y ya veremos que da de sí”.

El PP ha votado con el PNV

Toda la oposición, salvo el PP, ha censurado la actitud de la empresa pública y Nieves. Gorka Maneiro (UPyD) ha calificado el caso de “fraude, corrupción, malversación, amiguismo” y ha censurado con dureza que las empresas públicas en Euskadi “se han convertido en agencias de colocación de los amigos”. Igor López de Munain (EH Bildu) ha pedido al Gobierno que reclame “por iniciativa propia” los 210.000 euros cobrados “que han sido estafados por el señor Nieves” y Vicente Reyes (PSE) ha calificado los hechos de “inasumibles e inaceptables” y ha recordado que hace más de un año un consejero socialista de Ibarzaharra ya denunció que Nieves seguía cobrando pese a estar en edad de jubilación. Juana Iturmendi (PP) ha insistido en que es un asunto pendiente de la resolución definitiva de la Inspección y que desde que su formación accedió al consejo de Ibarzaharra (el Gobierno central tiene el 50% de la empresa) “se ha puesto orden, con el cierre de una oficina que costaba 3.000 euros al mes y que no era necesario el puesto de adjunto a la gerencia ni el letrado externo, suprimir la aportación anual a una sociedad deportiva y los 5.000 euros mensuales en publicidad”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps