Retiradas 300.000 mascarillas que iban a ser entregadas a la población vasca al aparecer algunos lotes defectuosos

Cajas de mascarillas con los logotipos de Eudel que fueron enviadas a los municipios vascos

La principal asociación de municipios de Euskadi, Eudel, presidida por el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran (PNV), ha informado este sábado de que va a proceder a retirar las 300.000 mascarillas quirúrgicas que entregó a los ayuntamientos vascos para que, a su vez, las distribuyeran en la población. Algunas de ellas están defectuosas, reconoce Eudel, que asegura que en la mayoría de los casos ni han llegado a ser utilizadas.

En un comunicado, la entidad ha explicado que en algunas unidades se ha observado que la goma que sujeta la pantalla que cubre nariz y boca se suelta al ser colocada. Sin sujeciones, estas mascarillas de origen en el mercado asiático no cumplen su función. El plan de Eudel es retirarlas y lograr una nueva partida en buenas condiciones para su distribución.

Fue este miércoles cuando Eudel anunció esta llegada de 300.000 mascarillas quirúrgicas. Ante las dificultades del mercado y las cada vez mayores recomendaciones de empleo de este tipo de material contra el coronavirus, la asociación municipalista entendió que esta entrega podría evitar la especulación con los precios y compensar el desabastecimiento en las farmacias. De ellas, 43.750 se enviaron a Álava, 107.000 a Gipuzkoa y 145.000 a Bizkaia.

No es la primera polémica con material en malas condiciones. El Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) tuvo que retirar una partida de mascarillas de la marca Garry Galaxy porque no filtraban correctamente. Habían sido distribuidas por el Ministerio de Sanidad en varias comunidades autónomas para su uso sanitario. Hasta el miércoles, se habían registrado 64 positivos en coronavirus y 2.210 sanitarios monitorizados tras utilizarlas. Euskadi contó con 13.200, no todas fueron empleadas y no todas estaban mal, pero sobre todo en centros de Bizkaia este material sin capacidad de filtro ha tenido graves consecuencias. Asimismo, se ha denunciado públicamente que Osakidetza entregó material caducado en 2009 en una residencia de Vitoria (Ariznabarra) fuertemente castigada por la pandemia.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats