El PNV, decepcionado con el discurso del Rey

El Rey Felipe VI, en un momento de su intervención.

Frialdad en el lehendakari y decepción en el PNV ante el discurso del nuevo Rey Felipe VI. Ni las apelaciones realizadas por Felipe VI sobre que la unidad de España no significa "uniformidad", ni la idea de que España es una nación "en la que cabemos todos", son suficientes para las aspiraciones de los nacionalistas vascos. El portavoz del PNV en el Congreso ha asegurado textualmente: "No nos ha gustado y no hemos aplaudido y no hemos acudido ni al desfile militar ni a la posterior recepción". "Decepcionante, ha sido más de lo mismo. No ha tenido ni siquiera guiños, no ha utilizado la palabras nacionalidades, no ha tenido algún gesto hacia Cataluña y ha señalado, me parece que tres veces, lo de la gran nación española", ha resumido Esteban.

Felipe VI: "Comienza el reinado de un rey constitucional"

Felipe VI: "Comienza el reinado de un rey constitucional"

El PNV ha considerado el discurso de Felipe VI bastante decepcionante. Por una parte ha echado en falta en su intervención tras se proclamado Rey un reconocimiento del problema que existe de encaje en el Estado de Euskadi y Cataluña. De alguna manera esa parte del discurso del monarca de que hay formas diferentes de sentirse español no vale para los peneuvistas, que siempre han destacado que son muchos los que directamente no se siente españoles.

En su primer discurso como Rey, Felipe VI se ha conjurado con la defensa de la unidad de España, aunque precisó que hablar de unidad no significa "uniformidad" y apeló a "reconocer a España en su pluralidad", una nación "en la que cabemos todos". enfatizó, ante las pulsiones soberanistas. El monarca hizo una defensa cerrada de la "diversidad" y puso como ejemplo de la mismas las distintas lenguas cooficiales existentes en las diferentes comunidades históricas. De hecho, finalizó su discurso con un gracias en castellano, euskera, catalán y gallego.

Estas apelaciones "etereas", para los peneuvistas, son consideradas por el partido que preside Andoni Ortuzar como palabras con poca sustancia, casi huecas, según fuentes de este partido.

Aplausos con cuentagotas

La decepción del PNV tras el discurso había estado precedida por la frialdad de Íñigo Urkullu en la ceremonia de entronización. En el momento en el que Felipe VI y la reina Leticia entraron en el hemiciclo, ni el lehendakari, ni Artur Mas aplaudieron a los monarcas. Todos los presentes se pusieron en pie y recibieron con aplausos la llegada de Felipe VI y de la Reina. Pero ninguno de los dos presidentes autonómicos lo hicieron. El lehendakari, tras el discurso del nuevo monarca, que sí aplaudió de manera breve en algunos momentos, saludó a los miembros de la familia real. Pero luego no participó ni el es desfile militar posterior, ni en el resto de actos previstos que siguieron a la ceremonia de entronización de Felipe VI, como ya había anunciado en los días previos a la ceremonia. Con todo, Urkullu le ha dado la enhorabuena y ha mostrado a Felipe VI su disposición a un futuro encuentro.

Las palabras exactas de Felipe VI en relación a la unidad de España han sido estas: "Quiero reafirmar, como Rey, mi fe en la unidad de España, de la que la Corona es símbolo. Unidad que no es uniformidad, deñorías, desde que en 1978 la Constitución reconoció nuestra diversidad como una característica que define nuestra propia identidad, al proclamar su voluntad de proteger a todos los pueblos de España, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones. Una diversidad que nace de nuestra historia, nos engrandece y nos debe fortalecer".

"En esa España, unida y diversa, basada en la igualdad de los españoles, en la solidaridad entre sus pueblos y en el respeto a la ley, cabemos todos; caben todos los sentimientos y sensibilidades, caben las distintas formas de sentirse español. Porque los sentimientos, más aún en los tiempos de la construcción europea, no deben nunca enfrentar, dividir o excluir, sino comprender y respetar, convivir y compartir".

La izquierda abertzale quiso desde la mañana dejar clara su rechazo a la proclamación de Felipe VI y la participación del lehendakari en el acto oficial. El parlamentario de EH Bildu Iñaki Lazarobaster depositó una ikurriña en el escaño vacío de Íñigo Urkullu, durante la celebración del pleno. La coalición soberanista ha realizado este gesto en señal de protesta por la presencia de Iñigo Urkullu en esa ceremonia.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats