El doctor Sánchez, de portavoz habitual del Gobierno vasco en la pandemia a llevar dos semanas sin comparecer

El doctor Mikel Sánchez, en una de las comparecencias sobre el coronavirus

El doctor Mikel Sánchez, con una dilatada trayectoria en el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) pero más corta en la gestión política, se convirtió en pocos días, junto a la consejera, Nekane Murga, en el portavoz habitual del Departamento de Salud para ofrecer los datos y novedades de la pandemia de coronavirus. Llegó a ser definido por un medio de comunicación como el "Fernando Simón vasco". Pero son ya dos semanas en las que no ha comparecido públicamente quien ocupa el cargo de director de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitarias justo desde que, en la primeavera de 2019, Murga lo dejó vacante para cubrir la dimisión de Jon Darpón por la investigación de las oposiciones médicas.

El formato de comunicación de novedades en torno a la COVID-19 se inició con comparecencias programadas según la última hora (a principios de marzo) hasta derivar en un formato diario y telemático en el que, cada mediodía, Murga o Sánchez, por turnos, ofrecían los datos y respondían a algunas de las preguntas enviadas previamente por los medios de comunicación. En el caso de Sánchez, era común verle tachar en su lista las respuestas que llevaba preparadas de antemano.

Ha sido un ritmo informativo mayor que en otras comunidades autónomas y más similar al del Ministerio de Sanidad, pero esa política de comunicación se está "adaptando" conforme pasan las semanas, indican desde el Gobierno. En los últimos siete días, el martes, el viernes y el domingo, por ser festivos, no ha habido comparecencia ni posibilidad de preguntas. Lo mismo ha ocurrido este lunes, el primer día laborable sin esa posibilidad en semanas salvo cuando el lehendakari, Iñigo Urkullu, y Murga comparecieron ante el Parlamento Vasco el 24 de abril. El pasado miércoles, tras el Consejo de Gobierno, salieron ante los medios cuatro consejeros, Josu Erkoreka (portavoz), Arantxa Tapia (Desarrollo Económico e Infraestructuras), Iñaki Arriola (Vivienda y Medio Ambiente) y la propia Murga. La titular de Salud fue la última en intervenir con los datos de positivos, fallecidos, recuperados u hospitalizados.

Sánchez no ha desaparecido y "sigue siendo director", indican desde Salud. En efecto, en los últimos días ha participado en las conversaciones con la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) para utilizar los test PCR desarrollados por científicos de esta institución académica y se incorporó por vez primera las reuniones por videconferencia con la oposición, que se celebran cada miércoles desde el inicio de la crisis. Quien no ha tenido ningún tipo de presencia pública durante toda la pandemia ha sido el director general de Osakidetza, Juan Diego, aunque la consejera ha garantizado que mantiene con él una "relación de trabajo" normalizada.

Por el contrario, en las últimas semanas Murga está multiplicándose en reuniones, comparecencias y visitas. Su agenda del pasado miércoles lo demuestra. Primero Consejo de Gobierno, después una rueda de prensa, más tarde una videconferencia con Salvador Illa, luego una cita con los diputados generales y el delegado del Gobierno y, finalmente, un encuentro con la rectora universitaria, Nekane Balluerka, para firmar el convenio sobre las pruebas diagnósticas. Ella y Urkullu, que han compartido juntos muchas horas de vuelo durante la pandemia, han realizado también numerosas visitas a la academia de Policía de Arkaute, a empresas, a Tknika o a Cruz Roja. Este martes seguirán con una visita al ambulatorio de Lakuabizkarra, en Vitoria.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats