Los socialistas vascos lanzan la campaña exprimiendo la figura de Pedro Sánchez

Idoia Mendia y Pedro Sánchez, este domingo en Vitoria

Los socialistas vascos han realizado este domingo en Vitoria su primer gran acto preelectoral de cara a los comicios del 5 de abril. El PSE-EE de Idoia Mendia ha dejado claro que quiere valerse del tirón de Pedro Sánchez para mejorar sus resultados de 2016, que marcaron un hito negativo con solamente 9 escaños. "Estaré mucho por aquí", ha bromeado al término de su mitin el presidente del Gobierno, que ha congregado a 1.200 personas, según fuentes del partido.

Sánchez ha calificado el proyecto del PSE-EE como "un partido no nacionalista, de izquierdas y de Gobierno" y ha prometido poner toda la carne en el asador que "el 5 de abril Euskadi tenga por primera vez una mujer al frente de la Lehendakaritza". En verdad, poco se ha hablado de medidas en Euskadi y prácticamente nada de la gestión del PSE-EE al frente de tres departamentos del Ejecutivo de coalición con el PNV. Tanto Mendia como Sánchez han optado por destacar hitos del Gobierno central, como la subida del SMI y de las pensiones o de la mejora salarial de los funcionarios, así como la gestión de la crisis por los contagios del coronavirus.

El presidente, incluso, ha apuntado que su gabinete aprobará en el próximo Consejo de Ministros la nueva ley de Educación o medidas para frenar la violencia contra las mujeres. También ha remarcado sus políticas contra el cambio climático, si bien el consejero vasco de Medio Ambiente, el socialista Iñaki Arriola, no ha podido aprobar su normativa propia contra la emergencia climática, como tampoco otras leyes verdes.

Sánchez, que ha defendido la diversidad de los territorios de España frente a la derecha del "155 semanal", ha prometido dar cumplimiento al Estatuto de Gernika de 1979, aunque ha querido subrayar que no está en riesgo la "caja única" de las pensiones tras el acuerdo para estudiar un posible traspaso de la gestión del régimen económico de la Seguridad Social. "La derecha nos da lecciones de constitucionalismo. Aceptamos fans y conversos, pero ninguna lección al socialismo español. ¡Somos constitucionalistas!", ha arengando el presidente en el momento más álgido de su intervención.

El presidente, que no ha mencionado al PNV en ningún momento, el rival a batir en las urnas vascas, ha bromeado con que el PP, en Galicia, tiene un candidato "que esconde las siglas" y "aquí uno de otro siglo", en referencia a Carlos Iturgaiz. Ha parecido referirse a las crisis vividas en Podemos y en el propio PP cuando ha dicho que en el PSOE "aquellas decisiones que afectan a Euskadi se toman en Euskadi y no en ningún despacho de Madrid".

Antes de Sánchez ha tomado la palabra Mendia, que ha presentado al PSE-EE como la izquierda "responsable", "fiable" y "coherente". Ha llamado a "los vascos que tienen puesta su esperanza en Pedro Sánchez" a que la secunden en las autonómicas. "Nos presentamos como un valor seguro. Somos gente en la que se puede confiar. Gente seria. Tenemos como aliado al Gobierno de Pedro Sánchez", ha resumido Mendia.

Etiquetas
Publicado el
1 de marzo de 2020 - 13:18 h

Descubre nuestras apps

stats