Sin juguetes nuevos en las Haurreskolak por un error administrativo

Un juguete de madera

Un error administrativo del órgano de contratación del consorcio Haurreskolak, la entidad pública del Gobierno vasco que gestiona las guarderías para niños de 0 a 3 años, ha impedido que los escolares cuenten en sus centros con juguetes nuevos durante al menos año y medio. Haurreskolak ha decidido suspender en mayo de 2017 la compra de peluches, sonajeros, vehículos o juegos de construcción, concretamente 340.000 euros en material, por olvidarse en diciembre de 2015 de requerir a las empresas interesadas que presentasen "en un sobre cerrado" y secreto sus propuestas económicas de cara al concurso de adjudicación del suministro de juguetes, que tendrá que volver a ser convocado, con el consiguiente retraso y sin que haya fecha para su resolución.

El proceso para "suministro de juguetes para los centros del consorcio Haurreskolak" se inició en 2015, concretamente el 14 de diciembre. Sin embargo, el 21 de abril de 2017, dos años después, el comité directivo de la entidad pública acordó "desistir de la licitación al haberse detectado un defecto insubsanable en el pliego de cláusulas administrativas particulares", según se informó en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) el 12 de mayo.

Técnicamente, lo que ha ocurrido es que se "omitió" requerir un tercer "sobre cerrado" a las empresas con su propuesta económica, un sobre diferenciado de la documentación sobre la empresa y de las propuestas no evaluables objetivamente. De esa manera, al no ser secreto el precio ofertado, se incumple lo dispuesto en la ley de contratos públicos.

"Es evidente que ha habido un error", confirma una portavoz de Haurreskolak consultada por este periódico. Esta fuente explica también que se corregirá el defecto legal "durante este año" para reiniciar la compra de juguetes, valorada en 340.000 euros más IVA y que inicialmente tenía que haber sido resuelta "en 2016".

Que jueguen a "médico y enfermera"

Haurreskolak, que rechaza que la atención a los pequeños se haya visto afectada por este problema burocrático, pretende adquirir todo tipo de juguetes nuevos para sus centros. Se buscan sonajeros, mordedores, muñecos de diferentes tamaños, peluches, vehículos, animales, peonzas, tentetiesos, móviles, toboganes, puzles, juegos de construcción y de bloques, panderetas, maracas, tambores, xilófonos, castañuelas, flautas, andadores y correpasillos, libros o "cestas del tesoro".

Pero también se quieren comprar cocinas, garajes, peluquerías o elementos para "jugar a mamas y a papas" (sin tilde) e "imitar las profesiones de los adultos" como las "reparaciones" o "médico y enfermera" (textualmente en masculino el primero y en femenino el segundo). "El niño podrá imitar el mundo de los mayores, viviendo situaciones cotidianas y favoreciendo la imaginación y la creatividad", se lee en el documento de condiciones del concurso de juguetes que ahora deberá ser reiniciado.

Etiquetas
Publicado el
14 de mayo de 2017 - 19:30 h

Descubre nuestras apps

stats