La portada de mañana
Acceder
La moción de Vox sume al PP en el desconcierto
El toque de queda, la medida que anticipa otra disputa entre Sanidad y Madrid
Opinión - Moción de propaganda, por Rosa María Artal

Sanitarios vascos se manifiestan en los ambulatorios contra los recortes y Salud responde con el anuncio de 4.000 plazas

Sanitarios y vecinos en la movilización en Bilbao, frente al ambulatorio de Rekalde

Aida es enfermera en el ambulatorio de Rekalde, en Bilbao y es una de las sanitarias de Atención Primaria de Euskadi que se han manifestado frente a los ambulatorios vascos este viernes para denunciar que, a raíz de los recortes de los últimos años, que “han quedado de manifiesto” con la pandemia, la presión que hay sobre los sanitarios es “insostenible”.  

“Se notan mucho los recortes porque al final estamos con falta de personal, porque con todo lo de la COVID-19 están todas las enfermeras y médicos saturados y nos hemos tenido que repartir el trabajo. Hemos tenido que estar atendiendo la patología COVID-19 y las patologías que se entienden normalmente en Atención Primaria con el mismo o menos personal, por eso es tan complicado”, ha denunciado a este diario. 

Decenas de sanitarios convocados por los sindicatos Satse, ELA, LAB, SME, CCOO, UGT y ESK han reanudado sus protestas en ambulatorios de toda Euskadi para exigir al departamento de Salud del Gobierno vasco "soluciones inmediatas y de calado" ara solventar "los graves problemas del sistema sanitario público". Con carteles en los que se leía el mensaje "¡Hasta aquí hemos llegado!" y "por una sanidad pública de calidad y con derechos" han hecho un parón a las 13:00 en toda la Comunidad Autónoma Vasca para salir de los ambulatorios y ponerse en la puerta, junto a los vecinos que esperaban entrar a los saturados centros a modo de protesta.

“El sistema de salud prácticamente ha saltado por los aires. Faltan recursos humanos, falta presupuesto, faltan medios, falta prevención de riesgos de la salud. Hemos venido primero a los centros de Atención Primaria porque un verano más y este de forma más evidente, están padeciendo esa falta de recursos y esos años de recortes”, ha señalado a este periódico Iñigo Garduño, de CCOO en Osakidetza. 

Las medidas que solicitan los sindicatos de Osakidetza no son nuevas: presupuestos para la sanidad pública equiparables a la media de la UE, de los cuales el 25% vaya destinado a la Atención Primaria; un aumento de la plantilla; consolidación del personal eventual para evitar la fuga de profesionales; reversión de todos los recortes; reversión de los servicios privatizados y medidas que garanticen la salud y la seguridad de la plantilla. 

Ante las quejas, este mismo viernes, el Gobierno vasco ha anunciado en un comunicado que su compromiso por reforzar la Atención Primaria y la sanidad pública, en general, es “sincero y total”.” Lo era antes y lo sigue siendo ahora también, y así está recogido entre los compromisos adquiridos por el Gobierno Vasco en su Programa de Gobierno, que contempla la creación de 4.000 plazas en los próximos cuatro años”, incide la nota. 

Con el objeto de demostrar ese compromiso, el Departamento dirigido por la nueva consejera Gotzone Sagardui recuerda que “entre 2019 y 2020 se han creado un total de 145 plazas nuevas en Atención Primaria.  Además, la próxima OPE contempla 953 plazas de nueva creación, lo que supone la mayor ampliación de la plantilla estructural hecha hasta el momento”. En el escrito se incide en que en el departamento “siempre ha estado la mano tendida al diálogo y lo sigue estando” y anuncian la voluntad de reunirse “cuanto antes con todos los agentes sindicales”. 

Sobre esto último, la responsable del sindicato ELA en Osakidetza, Esther Saavedra, ha indicado que las centrales siguen "a la espera de ver si esa voluntad es cierta y se pone de verdad en contacto con los sindicatos", algo que, según ha recordado en la concentración de Bilbao, no se ha producido desde junio. 

Respecto al anuncio de la creación de 4.000 plazas en Osakidetza en los próximos cuatro años, Saavedra ha remarcado que esos puestos tienen que ser nuevos, no plazas salidas de estabilizar a los temporales en las plantillas, porque "si en la Primaria están en situación precaria, en los hospitales también hacen falta más recursos y reforzar plantillas con lo que los puestos a crear deben abordarse a todos los niveles asistenciales". 

Los sindicatos de Osakidetza han anunciado otras dos movilizaciones. El próximo viernes, 25 de septiembre se concentrarán frente a los hospitales vascos y el sábado, 3 de octubre, se manifestarán en Bilbao. De no lograr su cometido tras las protestas, según han anunciado este viernes, intensificarán las movilizaciones y no descartan la huelga. 

Etiquetas
Publicado el
18 de septiembre de 2020 - 21:28 h

Descubre nuestras apps

stats