Stop Desahucios pide a los partidos que se comprometan a la lucha contra la pobreza

Representantes de las tres plataformas de Stop Desahucios presentan el Decálogo de lucha contra la pobreza y la desigualdad.

Con motivo de celebración en unos meses de las próximas elecciones municipales y forales las Plataformas de Stop Desahucios de Gipuzkoa, Álava y Bizkaia han enviado a los partidos políticos y coaliciones electorales vascas un Decálogo de Medidas Básicas de lucha contra los desahucios, la pobreza y la desigualdad. El objetivo es que se comprometan a cumplirlas en cada una de las instituciones en las que tengan representación o la consigan próximamente. La portavoz guipuzcoana, Rosa García, ha advertido que tienen hasta el 28 de febrero y “depende lo que hagan los partidos vamos a sacarles los colores”.

Stop Desahucios: "Los partidos están descafeinando la Ley de Vivienda"

Stop Desahucios: "Los partidos están descafeinando la Ley de Vivienda"

En este sentido, han recordado que “justo en el día en el que sale a la luz pública la lista Falciani con más de 50 grandes súper millonarios”, 250.000 familias siguen viviendo en estado de precariedad en Euskadi. Y aunque más de 65.000 personas perciben la RGI es “a todas luces insuficiente ante la demanda de nuevos pobres”. García asegura que “este es el escenario dramático en que nos encontramos de pobreza y desigualdad social, mientras los ricos se escabullen en los paraísos fiscales”. Por lo tanto, desde Stop Desahucios creen que hay una responsabilidad política de luchar contra todo esto, por parte de los actuales partidos representados en las instituciones vascas y aquellos que quieren acceder en los próximos comicios municipales y forales.

Por ello, les han presentado este decálogo en donde se dan “algunas soluciones”. Lo primero, piden urgentemente una Ley de Vivienda para la CAV, ya que “llevan más de un año debatiendo y no se consigue nada”. A su juicio, porque en esa ley se pide que “se expropie y se sancione a aquellas viviendas vacías, sobre todo las que están en manos de las entidades financieras”. La portavoz de Stop desahucios recuerda que el parque de viviendas público Alokabide es “insuficiente”, ya que hay 15.000 viviendas de alquiler social y una demanda de 50.000, “es un escándalo”. Además, quieren que Alokabide “se rija por principios democráticos y de control social”, y que se impida haya personas en procesos de ejecución de desahucio por la propia Alokabide.

Código de Buenas Prácticas

Por otro lado, piden un código de buenas prácticas bancarias para Euskadi y sobre todo que lo aplique la primera entidad de aquí, Kutxabank, que “es la que más procesos de ejecución hipotecaria tiene en los juzgados y la que más desahucia”. Así, piden que este código implique una segunda oportunidad, es decir, daciones en pago con alquiler social, para que las viviendas vacías no se queden vacías, “en manos de los bancos pendientes de pasarlas al banco malo y revenderlas a los fondos buitres por una mierda de dinero”.

Además, exigen que el gasto social y los ingresos sociales sean suficientes para que esta sociedad sea justa e igualitaria. “Que no haya pobres energéticos, que haya municipios libres de desahucios y se anulen los índices abusivos, como es el IRPH Cajas de Kutxa y el IRPH Entidades”, denuncian. En torno a las últimas sentencias favorables en Gipuzkoa han resaltado que “cómo es posible que los jueces sean sensibles y nuestros políticos no”. Por ello, advierten que “si los partidos no lo hacen por las buenas, haremos concentraciones y manifestaciones porque la sociedad civil está harta”.

Kutxabank

Por otro lado, han considerado una “vergüenza” que el presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia, vaya a ganar este año un 73% más de sueldo que su antecesor, Mario Fernández. “Estamos pidiéndoles daciones en pago y nos dicen que desestabiliza la cuenta de resultados y que no se puede hacer, pero sí tienen dinero para subirse el sueldo”, critican.

En el decálogo también apuntan que el modelo de fundaciones bancarias que tiene Kutxabank “no es aceptable”, por lo que exigen su “liquidación inmediata, adoptando otras formas que impidan la entrada de capital privado y garanticen un control público y social”. Sin embargo, “lo que quieren es hacer un gran banco europeo para especular y para volver a repetir la burbuja inmobiliaria”. La portavoz de Stop Desahucios apunta que “evidentemente nos parece una vergüenza y demuestra lo que es Kutxabank y no queremos que sea”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps