La portada de mañana
Acceder
España, encerrada antes del puente
Escrivá: "La reforma de la jubilación anticipada será muy gradual"
Opinión - Ayuso y sus demonios, por Esther Palomera

Turismo adjudicó sin concurso un contrato de 40.000 euros a Montai con un informe jurídico en contra

Entrega de los Premios de Comercio y Turismo de 2016, organizada por Montai

La Dirección de Turismo del Gobierno vasco adjudicó en el verano de 2016, cuando estaba adscrita al Departamento de Desarrollo Económico, un contrato a la empresa Montai, gestionada por el miembro del PNV de Gipuzkoa Aitor Elorza. El precio fue de 39.355,25 euros (IVA incluido) y el objeto era la organización de la entrega de los premios turísticos de ese año. Turismo firmó el contrato con un informe jurídico negativo, que estimaba que había que convocar un concurso para seleccionar a la empresa y no solventarlo con un procedimiento negociado sin publicidad. Además, para acreditar la solvencia de la compañía ante Turismo, oficina dirigida entonces por Mertxe Garmendia (compañera de Elorza en el PNV guipuzcoano y hoy senadora), Montai presentó cuatro certificados, tres de ellos de empresas cuyos responsables eran también miembros del partido en Gipuzkoa y otro más del propio PNV.

En 2015, la gala de entrega de estos galardones se gestionó a través de un concurso ganado por la empresa Ikom (43.696,67 euros) y en el que otra de las marcas de Elorza -Denok Zuzeneko Komunikazioa- quedó tercera. Pero en 2016 se optó por una fórmula a medio camino entre la adjudicación directa -imposible con servicios de más de 18.000 euros- y el concurso. La directora de Turismo, Mertxe Garmendia, activó un procedimiento negociado, consistente en que la Administración invita a tres empresas y elige el mejor de los presupuestos. Se da la circunstancia de que no se invitó ni a Ikom -la mejor propuesta según los técnicos el año anterior- ni a Eventokia -la segunda en el concurso-. El Gobierno extendió una invitación a la tercera, a Denok, y también a Fideliza (del grupo Xabide) y a Lankor.

La adjudicataria final, Montai, ni siquiera estaba en la relación inicial. Pero resultó ganadora. ¿Por qué? En un documento incorporado al expediente, el propio Elorza explica que la invitación llegó a Denok pero que al estar "en trámite de renovación del certificado del registro de contratistas del Gobierno vasco" no podía participar y que, "debido a ello, definitivamente es Montai Produkzioak quien recibe la invitación". La mesa de contratación sí detectó que el presupuesto de Montai venía firmado por la otra mercantil, pero no hay rastro documental en 221 folios de expediente del cambio en la invitación.

A pesar de que es Elorza quien habla en nombre de ambas empresas -también gestiona otras dos, Estali La Karpa y Kultur Kirol Zerbitzuak-, en su explicación sobre esta confusión societaria indica que son dos "empresas independientes" aunque "presididas por la misma persona física" y con "equipos humanos" compartidos, argumentos que da por buenos la Administración. Esa "independencia de gestión" entre Montai y Denok -y las demás marcas- contrasta con la documentación de otros expedientes. Un ejemplo es otro contrato del año 2018 con el área de Desarrollo Económico, concretamente la entrega de premios Gonzalo Nárdiz, un concurso ganado por Denok. Según documentos de Correos, el Gobierno no halló a nadie en varias ocasiones en la sede de Denok en Vitoria y acabó reenviando la notificación de la adjudicación del contrato al almacén de Montai en Asteasu sin que haya una explicación documental de por qué se tomó esa decisión. Lo más llamativo es que la comunicación (17 de mayo) es posterior -según el acuse de recibo firmado por Boris Nogales- a la propia gala (15 de mayo).

Sin competencia para Montai

Volviendo al contrato de Turismo, un letrado del Departamento de Desarrollo Económico emitió un informe jurídico crítico con el formato de contratación elegido por Turismo en 2016. "No están justificadas [...] las razones de la elección de la utilización del procedimiento negociado sin publicidad [...]. Quien suscribe el informe entiende que para la tramitación de este contrato el procedimiento abierto con una pluralidad de criterios de adjudicación sería el procedimiento adecuado [...] y garantizar los principios de libertad de acceso a las licitaciones, publicidad y transparencia", se puede leer. Añadía el funcionario, además, que había un "peso" excesivo de la valoración subjetiva de la "creatividad" frente a los elementos objetivos de las diferentes propuestas.

Pero ni el informe fue vinculante para Garmendia ni el peso de la valoración de la creatividad tuvo importancia alguna. De hecho, una de las empresas invitadas (Lankor) ni siquiera presentó un presupuesto y la segunda (Fideliza) envió mal su oferta -el evento era para 300 personas y lo diseñó para 200-, con lo que fue excluida del procedimiento. No ocurrió lo mismo con Montai, aunque su propuesta incluyese un error en el cálculo del IVA y viniese a nombre de Denok. Con una "subsanación de errores", la Administración dio el visto bueno a la documentación.

Para acreditar su solvencia, Elorza adjuntó a su oferta cuatro certificados. El primero es de Fortuna Kirol Elkartea y viene firmado por Arantzazu Rojo. Rojo es edil del PNV en Hondarribia -donde ya ha habido polémica en torno a las contrataciones a Montai- y ha sido miembro de las Juntas Generales de Gipuzkoa, como Maije Zelaia y Boris Nogales, colaboradores de Elorza en las empresas. El segundo informe lo rubrica Ainhoa Etxeberria Aranburu en nombre de Gipuzkoako Gaztetxoen Elkartea. Ha sido candidata por el PNV en Tolosa.

El tercer informe lo emite la empresa Digitalak o Digital Mobiles y lo firma Martín Erguin Aranburu, también miembro del partido. Se da la circunstancia de que, en 2015, la Dirección de Juventud del Gobierno vasco adjudicó a Denok uno de los dos contratos del programa Gazte Bizhitza (el otro recayó en Montai) tras pedir tres ofertas: a Denok, a la propia Montai y a Digitalak. En Juventud hay más adjudicaciones con patrones similares, como publicó este periódico. Y hay un cuarto certificado de solvencia. Este lo aporta el Gipuzko Buru Batzar del PNV (GBB). Lo firma Jon Jauregi en su condición de "tesorero" del partido en el territorio y destaca que desde 2004 Montai organiza eventos para la formación política, de los que da una relación detallada con su coste.

Este periódico ha tratado de ponerse en contacto con Mertxe Garmendia pero ha declinado hacer declaraciones. Desde Lehendakaritza y Juventud, en relación a otras adjudicaciones a estas mercantiles, sí han insistido en que todas ellas se han hecho en el marco de la normativa de contratos vigente en cada momento. En el Parlamento, el principal grupo de la oposición (EH Bildu) ha anunciado iniciativas ante la diputación permanente -el órgano de retén entre legislaturas- porque "el 'caso Montai' acredita que tener el carné del PNV da ventaja a la hora de contratar con la Administración" y eso "no puede.

Etiquetas
Publicado el
9 de junio de 2020 - 20:32 h

Descubre nuestras apps

stats