La portada de mañana
Acceder
La guerra entre Casado y Ayuso devuelve al PP a 2008
El estigma de la transparencia: de la "gripe española" a ómicron
OPINIÓN | Misión: desactivar a Yolanda, por Elisa Beni

Urkullu asume que Euskadi no creará empleo en 2014

"No comparto el pesimismo de quien no quiere ver los datos positivos y prefiere practicar una oposición cuya rentabilidad parece depender de subrayar lo negativoo de nuestra situación. Tampoco estoy de acuerdo con quien celebra los incipientes crecimientos macroeconómicos, demostrado poca sensibilidad hacia los sacrificios y el sufrimiento de las personas".

Urkullu llega al debate sin creación de empleo y con las Cuentas pendientes

Urkullu llega al debate sin creación de empleo y con las Cuentas pendientes

Con esta aseveración, añadida a su reflexión en positivo de "avanzamos, pero no nos conformamos", el lehendakari, Iñigo Urkullu, sigue presentado la situación de Euskadi como una botella medio llena que sigue llenándose. Pese a los casi 170.000 parado registrados en agosto, Urkullu ha puesto en valor en su intervención en el debate de política general que Euskadi "volverá a la creación de empleo neto en 2015". Pero en los meses que quedan, el lehendakari asume ya que se destruirán más empleos de los que se crean.

¿Y qué va a hacer para revertir esta tendencia? Desde luego, se aleja la posibilidad de presentar unos Presupuestos expansivos para 2015. El lehendakari señala que su Ejecutivo cuenta con 400 millones menos para elaborar las Cuentas de 2015. Suma a los 200 millones de más que tendrá que pagar para amortizar la deuda -este año destinará 800 millones y el año que viene 1.000 millones- los 200 millones que calcula implica la limitación del déficit público impuesto por la UE y por el Gobierno español (tres décimas menos).

Pese a poner en valor el acuerdo con el PSE de hace un año -ha recordado que implica una inversión de 6.475 millones hasta 2016- no presentará unas Cuentas expansivas. El presupuesto de 2014 sumaba más de 10.200 millones de euros. Este año tendrá que destinar al pago de amortización de la deuda contraída por el Ejecutivo el 10% de ese presupuesto. Pero ha apelado a mantener los acuerdos. "Hay presupuestos, hay acuerdos, hay política. Mi deseo es que sepamos superar los intereses partidarios en favor del interés general, que no caigamos en lo peor de la política". En un mensaje claramente dirigido a los socialistas, le pide a su socio "mantener los acuerdos" y no caer "en lo peor de la política" y el "desgate por el desgaste y la confrontación por la confrontación".

"Nuevo pacto político" y "pregunta clara"

Sobre el nuevo estatus político para Euskadi, el lehendakari ve "necesario un nuevo pacto político que recoja la libre voluntad de la sociedad vasa expresada de forma democrática y representada en esta misma Cámara". "Es necesario un nuevo pacto político", primer en Euskadi y luego "con el Estado", ha reiterado Urkullu en su intervención, no un "choque de soberanías".

Para el lehendakari, la divergencia "no radica entre autonomismo y soberanismo, sino entre el reconocimiento de Euskadi como nación, frente a la concepción estatalista fagocitadora de toda pretensión de hacer real una verdadera democracia plurinacional". Y ha puesto distancias, indirectamente, con Cataluña, mientras ha recuperado el espejo de Quebec. "En este nuevo tiempo, no proponemos utilizar la democracia para adaptar de manera pactada, la Ley a la voluntad popular. No apelar a la Ley para evitar que esa voluntad se manifieste, como está sucediendo en el caso de Cataluña. No apelar a la Constitución española como inamovible corsé de negación, sino facilitar su adecuación".

En cualquier caso, Urkullu ha reclamado "altura política y visión de Estado" para lograr un nuevo pacto político que recoja "la libre voluntad de los vascos", que debe pasar por "el diálogo político", la negociación "de buena fe", el acuerdo y "la ratificación de la sociedad ante una pregunta clara".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats