Pili Zabala, hermana de una víctima del GAL y excandidata de Podemos, afea a Iglesias su negativa a exigir responsabilidades a González

Pili Zabala y Pablo Iglesias, en un acto celebrado en Barakaldo durante la campaña de 2016

En 2016, Podemos fichó a Pili Zabala como candidata a lehendakari en su primer asalto a las instituciones vascas. La figura de Zabala, aunque independiente y sin experiencia política, encerraba un simbolismo muy grande en Euskadi: su hermano Joxi fue secuestrado, torturado, asesinado y enterrado en cal viva por miembros del GAL en el que fue uno de sus primeros crímenes. Hasta 1995 no se identificó su cuerpo y el de Lasa. Ahora, en el Congreso, Pablo Iglesias y Pablo Echenique, que gobiernan con el PSOE, no ven oportuno investigar la vinculación de Felipe González con ese terrorismo disfrazado de lucha contra ETA, un asunto de actualidad por la aparición de un informe de la CIA en la que informantes de Estados Unidos, en 1984, vinculan al expresidente con la formación de la organización.

Conocida la posición de Podemos, Zabala telefoneó al ahora vicepresidente del Gobierno de Pedro Sánchez. "Me dio sus explicaciones y me dijo que en este momento no era adecuado apoyar la comisión de investigación. Le dije que no lo entendía", ha explicado Zabala sobre la conversación en Euskadi Irratia. Visiblemente dolida, ha remarcado que "no tiene proyecto político". "Ellos sabrán. Yo le hice llegar mi preocupación. Yo he participado en un proyecto y, si toman esas decisiones, yo me voy a alejar. Yo no voy a aguantar esos desprecios, esos pasos atrás", ha añadido en euskara.

Zabala, cuyo papel había pasado ya a un segundo plano en el transcurso de la legislatura y que en 2018 anunció su salida de la política precisamente ahora, cuando se celebraran nuevas elecciones, había incidido en su paso por el Parlamento en medidas de reparación para las víctimas, para las de todo signo, y ha lamentado el "paso atrás" en la protección de los "derechos humanos" dado por Podemos, a su juicio. La decisión de no sumarse a una investigación que en Euskadi sí impulsan PNV o EH Bildu también ha removido a otros cargos que formaron parte de la candidatura de Zabala como Tinixara Guanche o Cristina Macazaga, exparlamentarias, o a la secretaria general en en Euskadi en 2016, Nagua Alba.

La coalición Elkarrekin Podemos-IU, que encara con malas perspectivas en las encuestas las elecciones del 12 de julio, ha acogido con incomodidad esta polémica y reaccionó con un comunicado. Aunque no había críticas directas a Iglesias -la nueva dirección en Euskadi es abiertamente 'pablista'- sí que remarcaba la necesidad de "verdad, justicia y reparación" y esclarecer "de una vez por todas" el papel de González en el GAL. "El Estado mantiene una deuda histórica con las víctimas", se podía leer en la nota de Podemos e IU.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats