La perfección de Atlantic Bridge da color al regreso del jazz a Vitoria

La perfección de Atlantic Bridge da color a la 44 edición del Jazz de Vitoria

La perfección de Atlantic Bridge Project ha dado color en el cierre de la primera jornada de la 44 edición de un íntimo Festival de Jazz Vitoria que ha congregado a los amantes de este género musical dos años después, informa Efe. Este grupo internacional, formado entre Galicia y Estados Unidos ha presentado en exclusiva su segundo disco, “Portus Apostoli”, con un coordinada formación liderada por el piano de Alberto Conde y el contrabajo de Kin García, pero con mucha presencia de los vientos de Walter White, (trompeta y fliscornio) y Rosario Giuliani (saxo alto), además de la batería de Miguel Cabana.

La banda ha presentado algunos cambios respecto a su origen. El italiano Rosario Giuliani ha sustituido a Jorge Pardo y ha dejado claro por qué fue elegido para grabar varios temas con el célebre Ennio Morricone, mientras que no se ha podido escuchar a la guitarra de Steve Brown, que no ha viajado debido a la pandemia. Sin embargo, sus compañeros no se han querido olvidar de él y le han dedicado “Sweet angel y Julian’s Day”, dos de sus creaciones para este proyecto, con toques de bossa nova.

El flamenco de “34 sur”, que inició el concierto, dejó bien claras las intenciones de este quinteto que ha tocado números géneros musicales como el rock en “Marginados” y hasta la muiñeira gallega en “Parallel 42”. Cada perfecto solo tenía como respuesta un aplauso de una respetuosa audiencia que gozó con el gusto y las mezclas de estos maestros que empastaban sus instrumentos a la perfección.

El escenario lo ha estrenado por la tarde el israelí Itamar Borochov, que arrancado con su progresiva “Motherlands”, en una puesta en escena en la que ha ido de la mano de sus compañeros de cuarteto, Rob Clearfield, fino al piano; Sam Weber, habilidoso al contrabajo; Jay Sawyer, melódico con la batería. Los sonidos de Oriente Medio se dejaron notar enseguida en la suave trompeta del actual ganador del Premio de Jazz Letter One Rising Stars, que dio protagonismo al trío que le acompañaba, que hizo las delicias de los tres cuartos de grada que presentaba el recinto vitoriano. Ataviado con la Kipá se atrevió incluso a entonar varias melodías acompañando al piano y al contrabajo.

Además de los temas del “Blue Nights” Itamar Borochov presentó algunas de sus creaciones que vieron la luz durante el confinamiento, siempre con la sensibilidad que caracteriza a este artista a la hora de trasladar sus emociones al público que respondió con dos importantes ovaciones. El público, dirigido por Borochov, se lanzó acompañar los ritmos del talentoso trío que lucia junto al trompetista en “Take me to the bridge”, un tema que sacó a relucir lo mejor de cada uno en el último tema de un concierto que no dio lugar a bises. Antes, el Teatro Principal de la capital ha acogido a Miguel Salvador Quartet, lideradla por el virtuoso guitarrista vasco Miguel Salvador.

Etiquetas
Publicado el
15 de julio de 2021 - 00:18 h

Descubre nuestras apps