La portada de mañana
Acceder
PSOE y Podemos buscan in extremis un acuerdo sobre la ley del ‘solo sí es sí’
El brote de gripe aviar en una granja de visones acerca la transmisión entre humanos
OPINIÓN | 'Y a Sánchez se le acabó la paciencia', por Esther Palomera

Nuevas ayudas para unos 700 agricultores del Canal de Orellana que no pudieron sembrar tomates

Alrededor de 700 agricultores de la Comunidad de Regantes del Canal de Orellana se beneficiarán de unas ayudas, que oscilan entre los 300 y los 400 euros por hectárea, destinadas a paliar las adversidades climatológicas en sus cosechas, principalmente derivadas de la sequía. Para ello, el Consejo de Gobierno, que se ha reunido este miércoles en Don Benito, ha dado luz verde al decreto ley por el que se regulan ayudas “temporales y excepcionales” a titulares de explotaciones agrícolas afectadas por adversidades climatológicas por un importe total de 2,1 millones.

En concreto, estas ayudas van dirigidas a agricultores de la zona regable del canal de Orellana que no pudieron sembrar tomates este pasado verano y tienen superficies declaradas en barbecho, y que podrán recibir hasta 400 euros por hectárea.

También se podrán beneficiar agricultores pertenecientes a la Comunidad de Regantes del canal de Orellana que han podido poner otros cultivos distintos al tomate, como arroz y maíz, y la ayuda sería de 300 euros por hectárea, según ha explicado en rueda de prensa el portavoz del Gobierno regional, Juan Antonio González.

Esta medida se suma a los dos decretos leyes aprobados el pasado 31 de agosto, a través de los cuales el gobierno regional ha destinado 19 millones de euros a los agricultores, agricultoras, y empresas afectadas por la sequía hidrológica que vive Extremadura y como respuesta a las especiales repercusiones de la invasión de Ucrania por parte de Rusia y de la sequía hidrológica acompañada de las altas temperaturas que han tenido consecuencias negativas en la producción regional.

Alrededor de 700 agricultores de la Comunidad de Regantes del Canal de Orellana se beneficiarán de unas ayudas, que oscilan entre los 300 y los 400 euros por hectárea, destinadas a paliar las adversidades climatológicas en sus cosechas, principalmente derivadas de la sequía. Para ello, el Consejo de Gobierno, que se ha reunido este miércoles en Don Benito, ha dado luz verde al decreto ley por el que se regulan ayudas “temporales y excepcionales” a titulares de explotaciones agrícolas afectadas por adversidades climatológicas por un importe total de 2,1 millones.

En concreto, estas ayudas van dirigidas a agricultores de la zona regable del canal de Orellana que no pudieron sembrar tomates este pasado verano y tienen superficies declaradas en barbecho, y que podrán recibir hasta 400 euros por hectárea.

También se podrán beneficiar agricultores pertenecientes a la Comunidad de Regantes del canal de Orellana que han podido poner otros cultivos distintos al tomate, como arroz y maíz, y la ayuda sería de 300 euros por hectárea, según ha explicado en rueda de prensa el portavoz del Gobierno regional, Juan Antonio González.

Esta medida se suma a los dos decretos leyes aprobados el pasado 31 de agosto, a través de los cuales el gobierno regional ha destinado 19 millones de euros a los agricultores, agricultoras, y empresas afectadas por la sequía hidrológica que vive Extremadura y como respuesta a las especiales repercusiones de la invasión de Ucrania por parte de Rusia y de la sequía hidrológica acompañada de las altas temperaturas que han tenido consecuencias negativas en la producción regional.

Alrededor de 700 agricultores de la Comunidad de Regantes del Canal de Orellana se beneficiarán de unas ayudas, que oscilan entre los 300 y los 400 euros por hectárea, destinadas a paliar las adversidades climatológicas en sus cosechas, principalmente derivadas de la sequía. Para ello, el Consejo de Gobierno, que se ha reunido este miércoles en Don Benito, ha dado luz verde al decreto ley por el que se regulan ayudas “temporales y excepcionales” a titulares de explotaciones agrícolas afectadas por adversidades climatológicas por un importe total de 2,1 millones.

En concreto, estas ayudas van dirigidas a agricultores de la zona regable del canal de Orellana que no pudieron sembrar tomates este pasado verano y tienen superficies declaradas en barbecho, y que podrán recibir hasta 400 euros por hectárea.