Siguen los recordatorios por el recorrido de la columna Yagüe en Extremadura, este domingo y lunes Badajoz

Muro que recuerda en el cementerio de Badajoz los asesinatos

Esta primera quincena de agosto se recuerda todos los años en Extremadura la huella represora de la columna militar de Yagüe tras el golpe fascista contra la República de 1936, unas jornadas de muerte y terror, bajo el fuerte calor del mes, que han sido revividas la semana pasada por ejemplo en Zafra el día 7, el 11 en Mérida, y ahora llega la caída de Badajoz un 14 de agosto.

La asociación para la recuperación de la memoria histórica de Extremadura (Armhex) refuerza la memoria de ese último acontecimiento porque la toma de Badajoz fue fundamental ya que ahí se concentraron los únicos efectivos del ejército de la República en la provincia.

En Cáceres por contra triunfó el golpe acaudillado por Franco, y los nacionales de esa ciudad contactaron en Mérida, una vez caída ésta el 11 de agosto, con la columna del teniente coronel Yagüe, “el carnicero de Badajoz” que tras tomar la hoy capital regional marchó a la batalla de Badajoz.

Caída y represión

Desde la Armhex, “apoyamos, nos sumamos y animamos a participar a todas las ciudadanas y ciudadanos, en cuantos actos y conmemoraciones se celebren en la ciudad de Badajoz y en el viejo Cementerio de San Juan en la mañana del día 15 de agosto, en recuerdo de todos aquellos que sufrieron represión por enfrentarse al fascismo, defendiendo la II República y una sociedad más libre y justa.

El 14 de agosto se cumplen 86 años del inicio de la matanza de Badajoz por la Columna de la Muerte, al mando del teniente coronel Yagüe. Un año más quiere recordar la Armhex y no olvidar. “Porque el primer deber de toda democracia, debe ser la memoria, según nos recordaba el historiador Pierre Vidal Naquet”.

La “masacre” que se desarrolló en la ciudad de Badajoz, a partir del 14 de agosto de 1936, fue una de las primeras evidencias ante el mundo, de la política de “exterminio del adversario, programado por los militares golpistas”.

Es posible que Badajoz, continúa Armhex, “sea la ciudad española en que, en relación con su población, un mayor número de personas fueran asesinadas a consecuencia del golpe militar y de la masacre realizada tras su ocupación en agosto de 1936.

El cementerio de San Juan, y otros lugares de la ciudad, pertenecen a la historia silenciada y oculta de Badajoz. Allí fueron asesinadas muchas personas que pasaron luego a fosas comunes, muchos incinerados, abiertas en el interior de dicho cementerio, hechos de los que existe documentación gráfica, como son las imágenes captadas por el cámara periodista francés René Brut que dieron la vuelta al mundo. No hay Memoria sin lugares, ni lugares sin Memoria. 

Uno de los estudios más exhaustivos y documentados sobre la matanza es el realizado por el historiador Francisco Espinosa, quien, en su libro “La columna de la muerte” (Editorial Crítica, 2003), documenta unos 1.400 asesinatos registrados en los libros del cementerio y del Registro Civil, pero constata que las personas asesinadas podrían ser más de 3.800, pues muchos nunca fueron registrados en el Registro civil, ni anotados en los Libros del cementerio“.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats