eldiario.es

9

Pasaporte Andalucía Pasaporte Andalucía

Mojácar, donde quien no es moro es cristiano

Fiestas de moros y cristianos hay muchas, pero pocas como la de Mojácar. Puede que no concentre el gentío que se da cita en algunas celebraciones en la provincia de Alicante, pero en Andalucía pocas pueden presumir del arraigo de esta celebración entre los mojaqueros. En Mojácar, quien no es cristiano es moro. Mojácar es un pueblo playero del Levante almeriense que durante tres días, que este año van del 14 al 16 de junio, celebra por todo lo alto una fiesta de Moros y Cristianos al nivel de las de Villajoyosa o Alcoy, al menos en cuanto a intensidad.

Foto cedida por el Ayuntamiento de Mojácar

Foto cedida por el Ayuntamiento de Mojácar

"En esos tres días cada uno no se quita el traje de faena o la chilaba. Te lo pones el viernes y hasta el domingo no te lo quitas. Somos así", explica Carmen Pérez, que forma parte de una de las cuatro kabilas de Mojácar. Ella ha participado desde la primera fiesta, en 1988, y es además la esposa de Diego Morales, presidente de la Asociación Al-Mosaquer, que integra a las siete agrupaciones (kabilas o cuarteles) y se encarga de ordenar los festejos. La asociación tiene también la tarea de dotar de un contenido histórico y cultural a una fiesta que conmemora la toma del municipio por las tropas cristianas.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Lanjarón despide la primavera para abrazar el verano con una fiesta del agua multitudinaria

Vecinos y visitantes se reúnen para participar en una carrera singular

A las puertas de Sierra Nevada, en su flanco sur, vigilante y enamorado del agua, se levanta Lanjarón, un municipio de La Alpujarra granadina de 4.000 habitantes que cada año se queda pequeño para despedir la primavera. En los días previos a la Noche de San Juan, esta localidad celebra sus particulares fiestas que culminan con una "Carrera del Agua" que edición tras edición no deja de encandilar a más vecinos y visitantes que se suman al abrazo colectivo del verano.

Declarada Fiesta de Interés Turístico de Andalucía en 2018 por el Gobierno andaluz, la "Carrera del Agua" es en realidad la última de las excusas que Lanjarón utiliza para conquistar a quienes visitan el municipio en esas fechas. Porque el colorido, el buen ambiente y el aroma festivo son la tónica dominante durante los días previos a la carrera y tras el desarrollo de la misma. Prueba de ello son las más de 15.000 personas que se han dado cita en las celebraciones de los últimos años.

Para entender la relación de la "Carrera del Agua" con Lanjarón hay que adentrarse un poco en la idiosincrasia de este pueblo granadino. De hecho, si se visita, basta con acceder a la calle principal del mismo desde la autovía que va hacia la playa para comprobar que agua y Lanjarón son dos términos que no pueden vivir separados. Sus numerosos manantiales se dejan ver por la población sin demasiado esfuerzo por parte del visitante. Los mismos permitieron la apertura del balneario más famoso de la provincia de Granada y el agua que discurre por ellos directamente de Sierra Nevada se embotella para calmar la sed de millones de personas.

Seguir leyendo »

Castillo de Locubín rinde culto a la cereza

Fiesta de la Cereza en Castillo de Locubin (Jaén)

La Fiesta de la Cereza de Castillo de Locubín es el mejor ejemplo de cómo una actividad agropecuaria puede convertirse en un atractivo turístico y gastronómico. Cada año, cuando la cereza está casi lista para ser recogida, este municipio de la Sierra Sur de Jaén con poco más de 4.000 habitantes se prepara para una fiesta que, con más de 35 años, se ha convertido en toda una tradición.

Situado en lugar escarpado, sobre un valle y junto a un río, su historia ha estado ligada en buena parte a Alcalá la Real (Alcalá de Benzaide), ya que era uno de sus castillos. Por esta ubicación recibió su nombre al-´uqubin, que significa "de las águilas" en lengua árabe. La localidad, tras varios intentos se convirtió en un municipio independiente en 1835 y en el 1915, recibió la denominación de ciudad.

Ahora, dobla su población cada año con la celebración de esta fiesta de la cereza, que aspira a ser declarada Bien de Interés Turístico, de hecho ya el año pasado se recogieron firmas para solicitarlo a la Junta de Andalucía. 

Seguir leyendo »

Una 'eco ruta' sostenible del atún en Tarifa

Tarifa

Entre abril y junio se celebran en la provincia de Cádiz las rutas del atún rojo y hasta el 2 de junio llega el turno para la de Tarifa. Será el final de un recorrido que ha pasado en primavera por las localidades de Barbate, Conil, La Línea y Zahara. La pata negra del mar se pesca en aguas tarifeñas desde hace tres mil años y dos de las cuatro almadrabas de la provincia se calan en aguas del litoral de Tarifa. 

Llega a su séptima edición con novedades con respecto a 2018 y con un marcado espíritu ecologista porque aspira a ser punto de partida para evitar el uso del plástico desechable. La eco ruta del atún tarifeño ofrece 52 propuestas diferentes en más de 50 establecimientos de Tarifa donde se podrá degustar (tapa y bebida por 3,50 euros).

Además en esta edición se ha presentado una agenda paralela de actividades que invitan a conocer el patrimonio natural y cultura de Tarifa. La intención de los empresarios hosteleros de la ciudad gaditana es convencer paladares con una oferta imaginativa en la cocina y mimo en la materia prima y en la atención al público. Pero además se añade un reto destinado a calar gradualmente en todos: la cuenta atrás de la presencia del plástico desechable en los bares quiere activarse. El Centro de Interpretación de Cetáceos de Tarifa acoge tres talleres gratuitos sobre la reducción, reutilización y reciclaje de residuos.

Seguir leyendo »

La Redondela, donde la virgen llega hasta el Atlántico

La virgen llega hasta la mar en memoria de los que murieron trabajando como marineros y pescadores

En la costa de Huelva hay una localidad que permite a sus visitantes en el mes de junio no tener que dividirse entre sus fiestas locales y la playa, ya que la romería de Nuestra Señora de la Esperanza, en La Redondela, tiene la particularidad de que se celebra en un coto de pinares pegado a la arena del mar, e incluso la playa es parte de la peregrinación de la imagen, que llega hasta la misma orilla atlántica.

Los vecinos de la localidad onubense, con unos 1.700 habitantes, celebran del 28 al 30 de junio, entre otros actos, la procesión de la patrona de la localidad por las aguas de la playa del municipio, como uno de los puntos culminantes de una romería que se empezó a celebrar en 1965.

El recorrido de la patrona, Nuestra Señora de La Esperanza, se inicia en la parroquia de Nuestra Señora de los Doce Apóstoles y, poco después de tres horas de camino (unos 4 kilómetros), llega a las mismas orillas de Atlántico, donde es introducida la carreta con la imagen.

Seguir leyendo »

El Festival de Espeteros de la Cala de Mijas busca el mejor espeto de sardinas

Foto: Miguel Heredia

Para hacer un buen espeto no hace falta mucho. Brasas, cañas, sardinas y sal son suficientes, pero eso sí: son imprescindibles el talento y la pericia. Decenas de espeteros malagueños se dan cita este fin de semana del 17 al 19 de mayo en la Cala de Mijas para comprobar quién maneja mejor el arte del espeto (porque es un arte) y, de paso, celebrar el Primer Festival de Espeteros Andaluces de la Cala de Mijas, que organiza la Asociación de Empresarios y Comerciantes de la Cala de Mijas, con el apoyo del Ayuntamiento y de la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía.

Se trata de "poner en valor el plato típico, impulsar la gastronomía, promover la formación y la creación de empleo en el turismo, y atraer turismo de calidad", destaca Nuria Rodríguez, delegada territorial de Turismo en Málaga. Juan Carlos Maldonado, alcalde de Mijas, cree que el evento se consolidará en el tiempo.

EI Festival de la Cala de Mijas permitirá conocer a fondo el oficio de espetero, que se ha consolidado como una opción laboral para decenas de personas. En los últimos años han proliferado cursos para aprender el oficio y en 2014 y 2015 la Diputación de Málaga ofreció un curso a sobre "el oficio de espetero", por considerarla una "profesión de futuro", replicando una iniciativa que durante años realizó con éxito una ONG paleña.

Seguir leyendo »

Cuidadores de patios: los guardianes del tesoro de la primavera cordobesa

Santiago, en su patio de la calle Zarco, 13, en Córdoba.

En una calle del casco histórico de Córdoba se erige una estatua de una mujer que, con una lata en el extremo de una caña, riega las macetas que pueblan una pared. En otro punto distinto de la ciudad, otra estatua recrea la figura de un abuelo que le pasa una maceta a su nieto, subido en una escalera para colgar los tiestos en la pared. Son los monumentos a los cuidadores de los Patios cordobeses, los verdaderos artífices del tesoro que florece en la capital cada primavera.

Los cuidadores de los Patios, la fiesta declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, son muchas veces esas personas anónimas que durante todo el año realizan una tarea callada, laboriosa, que eclosiona a mediados del mes de mayo cuando, con la generosidad por bandera, abren las puertas de sus casas para que miles y miles de visitantes aprecien el tesoro que guardan sus patios.

Es una tarea que, como la tradición que es, en muchos casos ha pasado de generación en generación, permitiendo que se mantengan abiertos el medio centenar de patios que pueblan distintas zonas del casco histórico durante dos semanas del mes de mayo. Abuelos, padres e hijos unidos por la pasión por sus patios y las plantas que hacen de ellos rincones únicos.

Seguir leyendo »

La otra Feria de Abril: más abierta, con menos plástico, vegana y solidaria

“Sevilla tiene dos partes, dos partes bien diferentes: una de la de los turistas y otra donde vive la gente”. Pata Negra retrataba en su Rock de Cayetano (de su disco Pata Negra, 1981) la realidad de una ciudad que a partir de ahora se traslada a la Feria de Abril en una suerte de gentrificación absoluta en las calles del Real. Un cambio de domicilio por una semana, o por lo que el cuerpo aguante, y que puede ser en caseta propia o en las que son para todos. Porque si la ciudad tiene dos partes bien diferentes, la Feria también: la privada y la pública. 

La Feria de Abril, que por tercera vez en su historia es en mayo, es para los sevillanos con caseta la fiesta en la que abre la puerta de lona a sus familiares y amistades. Son las casetas pequeñas y recogidas, decoradas con esmero y al gusto o nivel adquisitivo de los socios que pagan religiosamente sus cuotas a lo largo de todo el año para disfrutarla. Son aquellas en las que un guardia jurado, apostado junto a la verja verde que da acceso, filtra la entrada. Es la fiesta más privada, y también la más criticada. De las 1.052 casetas existentes, 521 son familiares y 511 de entidades (empresas, asociaciones y casas regionales, entre otras). 

Los sevillanos sin caseta, que los hay, siempre pueden contar con la ventaja de tener algún familiar, amigo, compañero de trabajo o vecino que les invita. Sólo así podría explicarse que se pueda concentrar a diario un promedio 493.000 personas (entre 3,6 y 4 millones de asistentes a lo largo de toda la semana) en un entramado de tan solo quince calles de adoquines y albero que ocupa de 275.000 metros cuadrados. Pero para quienes ni siquiera tienen esa opción, están las casetas públicas. Son 18, es decir, tan sólo un 1,7% tiene acceso libre. Aún así, no hay que olvidar que las casetas privadas, sobre todo en la recta final de la Feria o en las horas en las que los socios ya no van, hay manga ancha para que también la entrada sea libre. 

Seguir leyendo »