eldiario.es

9

La Caja Negra La Caja Negra

"La cámara me hace grande"

El actor Israel Gómez Romero soñaba con ser actor desde pequeño, desde que veía películas de acción de Jackie Chan, su héroe, en los cines de un centro comercial cercano al barrio de la Casería de San Fernando (Cádiz)

Paseamos con él por los gaditanos escenarios de 'Entre dos aguas' (Isaki Lacuesta), la película que protagoniza y que ganó la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián

Israel Gómez Romero

Israel Gómez Romero Mª Ángeles Robles

Israel Gómez Romero soñaba con ser actor desde pequeño, desde que veía películas de acción de Jackie Chan, su héroe, en los cines de un centro comercial cercano al barrio de la Casería de San Fernando (Cádiz), donde creció este joven talento que ha sabido esperar, darse tiempo, para arrancar con una carrera interpretativa a la que no quiere poner límites.

El cine al que iba ya no existe, muchas cosas han cambiado desde entonces, pero muy poco su humilde barrio de pescadores pese a que ahora las casas bajas de autoconstrucción conviven con adosados y tres imponentes torres de viviendas.

Aunque durante algunos periodos ha vivido en otras zonas de San Fernando, hace tiempo que Israel volvió a su barrio, acostumbrado al olor del mar que le llega desde la cercana playita en la que se amontonan coloridas casetas de madera y chapa en las que los pescadores guardan sus aparejos.

La de la familia de Israel es blanca y parece anclada al pie de las tranquilas aguas del interior de la Bahía de Cádiz. Cuando sube la marea, el mar llega hasta los escalones de la entrada en los que nos sentamos a charlar. Israel vendió las “cosas de pescar” hace tiempo, pero todavía utiliza la caseta para irse en verano allí con su mujer y sus hijas. No cambia por nada esos momentos.

Tenía doce años cuando conoció a Isaki Lacuesta, que lo ha dirigido en la multipremiada (San Sebastián, Asecan, Gaudí, Feroz...) cinta Entre dos aguas y estuvo al frente de su debut cinematográfico, cuando era todavía un niño, en La leyenda del tiempo. El día en que Israel se cruzó con Lacuesta su vida cambió para siempre.

El actor es consciente de ello. No se cansa de agradecerle “todo lo que ha hecho” por él: los consejos, “las llamadas en navidad o porque sí”, las atenciones que han mantenido vivo ese hilo invisible que los unió desde el mismo día en el que se conocieron y que ha sabido superar el tiempo y el espacio.

Israel estaba en el colegio cuando tuvo noticias de que se estaba preparando un casting para elegir actores para La leyenda del tiempo y corrió para ser el primero de una fila de cuatrocientas personas.

Su padre había muerto hacía muy poco de forma violenta y él se agarró como un clavo ardiendo a esa ilusión infantil de trabajar en el cine: “intentaba hacerlo lo mejor posible porque ese papel tenía que ser mío. Me llamaron a las dos semanas. Yo estaba encantado, alucinado, no me lo creía”. El resto forma parte de la historia de este actor que emociona en la pantalla.

Seguir leyendo en FilmAnd

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha