eldiario.es

9

GALICIA

Ratificada la condena a una madre de Vigo por calumnias a una maestra en un grupo de Whatsapp

La Audiencia de Pontevedra ratifica la sentencia contra una mujer que acusó a una docente en el grupo que comparte con otros padres y madres de maltratar a su hijo y "comerse su bocadillo"

WhatsApp y la mensajería instantánea

Un teléfono con WhatsApp

El 14 de enero de 2016 una mujer, madre de un un alumno de un colegio de Vigo, publicó un mensaje en el grupo de Whatsapp que suele funcionar entre los padres y madres del alumnado. En él acusaba a una de las maestras de maltratar su hijo: "lo zarandea de malas formas, le tira del brazo, se burla de él, le tira las fichas del puzzle al suelo, le come el bocadillo". Y le pedía al resto de padres y madres "que controléis a vuestros hijos, que les preguntéis por esta individua", concluyendo que "si pasa con alguno más tenemos que hacer fuerza entre todos y plantarle cara".

La acusación, que llegó a ser publicada por algún medio de comunicación, dio lugar a la convocatoria de una reunión en el centro de enseñanza, donde la madre acabó por desdecirse de las acusaciones y se comprometió a disculparse en el propio grupo de Whatsapp. Sin embargo, en los días siguientes simplemente publicó: "Hola. Os quiero pedir perdón por poner el otro día un comentario que no tiene nada que ver con este grupo", lo que la maestra encontró insuficiente, presentando a continuación una denuncia judicial por un presunto delito de calumnias.

El Juzgado de lo Penal número 3 de Vigo dictó sentencia en mayo del pasado año, condenando a la mujer que había colgado el mensaje en el grupo de Whatsapp a una pena de 7 meses de multa a razón de 3 euros al día (630 euros en total) y  1 euro como indemnización por daño moral, ya que la propia maestra calumniada no quiso reclamarle más que una cantidad puramente simbólica.

La acusada recurrió la sentencia y ahora la Audiencia Provincial de Pontevedra se ha pronunciado  sobre este recurso, reiterando la consideración de calumnias para los hechos probados y subrayando la falta de rectificación por parte de la acusada. El dictamen considera que las expresiones vertidas en el grupo de Whatsapp "son objetivamente ofensivas y suficientemente graves para considerar menoscabada la dignidad y el honor de la perjudicada, en la medida en que menoscaban la honra y el crédito de la profesora".

El Sindicato de Traballadoras e Traballadores do Ensino de Galiza (STEG) ha valorado esta nueva sentencia e insta a todos los medios de comunicación que publicaron las acusaciones de la mujer hoy condenada por calumnias a "dar publicidad en debida forma al resultado del proceso judicial" para ayudar a reparar "los daños morales causados por las calumnias vertidas contra esa profesional de la educación y restaurar la integridad y honorabilidad de su imagen pública".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha