El PP gallego abre su etapa pos-Feijóo con el congreso que elegirá a Rueda como presidente del partido

Diego Calvo y Alfonso Rueda durante la toma de posesión.

No será, todavía, el último episodio de la inacabable despedida de Feijóo de la política gallega. Eso sucederá la semana que viene, con el pleno del Parlamento de Galicia que previsiblimente lo designará senador. Pero el congreso del PP gallego que discurrirá en Pontevedra entre el sábado y el domingo sí supondrá un punto y aparte. Los conservadores abren la etapa pos-Feijóo entregándole a Alfonso Rueda el poder orgánico después de haberlo colocado en la presidencia de la Xunta de Galicia.

Alfonso Rueda, nuevo presidente de la Xunta de Galicia con el voto del PP

Alfonso Rueda, nuevo presidente de la Xunta de Galicia con el voto del PP

Rueda no es un nuevo en las lides internas de los populares. Entre 2006 y 2016 se encargó, delegado por Feijóo, de la secretaría general. Pero la debacle electoral del PP en las municipales de 2015 -perdieron las alcaldías de A Coruña, Santiago y Ferrol, que fueron para las mareas, y no avanzaron ni en Vigo, ni en Pontevedra ni en Lugo- lo relegó. Pasó entonces a ocuparse solo de la provincia de Pontevedra, la suya. En el puesto quedó Miguel Tellado, ahora responsable de Organización a nivel estatal y el acompañante de Feijóo en su discutido viaje al Senado.

Pero las vueltas de la política resultan imprevisibles. La operación de derribo de Pablo Casado, que había denunciado corrupción en el entorno familiar de Díaz Ayuso, trastocó el panorama en Galicia. Feijóo se embarcó, junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, en la conspiración, y acabó dando el salto a Madrid que unos años antes no se había atrevido a dar. Sus puestos en Galicia, las presidencias de PP y Gobierno, los ocupó Rueda, no sin intensas negociaciones con los barones provinciales y una consecuencia, la incorporación del coruñés, Diego Calvo, como vicepresidente.

Ahora es Rueda el que manda, también, en el partido. Y como su número dos ha elegido a la diputada compostelana Paula Prado. Esta había sido portavoz parlamentaria, pero el registro de sus conversaciones en la Operación Pokémon -“los regalos que hace Vendex tú ya los sabes. Sin hacer nada hace un regalo de la hostia. Una pluma Mont Blanc o un bolso de no sé cuanto”- la apartó de la primera línea. No dimitió, pese a haber sido imputada por fraude y tráfico de influencias. Finalmente su causa quedó archivada.

El cónclave popular que elegirá a Rueda como presidente despejará, por lo menos en teoría, una incógnita, la de quien será el cabeza de cartel en las elecciones gallegas, previstas para 2024 si se agota la legislatura. Los estatutos del PP dicen que el candidato a la Xunta es la misma persona que preside la organización, es decir, el propio Rueda. Y también acogerá la enésima despedida de Alberto Núñez Feijóo -su marcha comenzó a mediados de febrero-, que se dirigirá a los afiliados a las doce de la mañana del domingo. El sábado, a lo largo de la tarde, lo harán Cuca Gamarra -secretaria general del PP español- y Elías Bendodo -coordinador general.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats