eldiario.es

9

GALICIA

La renuncia de la Defensora gallega tras la sentencia por colocar a una sobrina de Fraga no fue real y bloquea la institución

El servicio jurídico del Parlamento de Galicia constata que los escritos de renuncia remitidos por la Valedora do Pobo "no cumplen los requisitos" legales que activarían automáticamente su relevo

En Marea, PSdeG y BNG avanzan que intentarán forzar un pleno extraordinario para su destitución la próxima semana, pero la decisión depende en última instancia de los votos del PP, que ya salvaron a Milagros Otero el pasado verano

Feijóo felicita a la Valedora do Pobo, Milagros Otero, en su investidura

Feijóo felicita a la Valedora do Pobo, Milagros Otero, en su toma de posesión en 2015 Xunta de Galicia

La renuncia de Milagros Otero como Valedora do Pobo [Defensora del Pueblo Gallego] no existió legalmente como tal, pero contribuyó a bloquear la institución. ES la conclusión que cabe extraer del informe elaborado por los servicios jurídicos del Parlamento gallego a instancias de su presidente, Miguel Santalices. El jefe del legislativo reclamó ese asesoramiento a los letrados después de que Otero presentara la pasada semana dos cartas de "renuncia" en menos de veinticuatro horas en las que, en rigor, no dimitió.

Ambas misivas fueron remitidas tras rechazar el Tribunal Supremo el recurso de Otero contra la sentencia en la que el Tribunal Superior de Justicia de Galicia apreció "desvío de poder" y "arbitrariedad" en el nombramiento "a medida" de una jefa de servicio en la institución. El puesto había sido otorgado a María Puy, sobrina del fallecido presidente Manuel Fraga, hermana del actual portavoz parlamentario del PPdeG e hija del catedrático Francisco Puy, de quien Otero fue "discípula" académica. Una apelaba a una vía más rápida que la otra para el relevo, pero ninguna cumple los "requisitos" para activarlo.

Según el informe de los servicios jurídicos, a cuyo contenido ha tenido acceso Praza.gal, la segunda carta de la Valedora -la primera, según Otero, contenía un "error formal" al apelar al artículo que regula la renuncia en caso de "delito"- "no cumple los requisitos" que, según la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, "deben darse para que la declaración de voluntad que constituya la renuncia produzca sus efectos". Otero dice que se marchará cuando haya acuerdo para su sustitución, pero no se va de inmediato.

De este modo, interpretan los letrados, "no se produce la vacante" formalmente y así no es posible que Santalices la declare. Este es un requisito imprescindible para poner en marcha un nuevo nombramiento, según la lei do Valedor.

Cartas remitidas pola Valedora do Pobo al Parlamento gallego el 4 de abril (izquierda) y el 5 de abril

Cartas remitidas pola Valedora do Pobo al Parlamento gallego el 4 de abril (izquierda) y el 5 de abril Praza.gal

Petición de explicaciones por escrito

Fue el propio presidente de la Cámara quien expuso este martes a los grupos el contenido del informe jurídico sobre las cartas de la Valedora. Lo hizo en la Junta de Portavoces extraordinaria convocada a instancias de PSdeG y En Marea para conocer lo sucedido. Al mismo tiempo En Marea y BNG reclamaron activar ya el procedimiento de relevo por "incumplimiento de las obligaciones y deberes del cargo". Esta vía acaba en una votación como la ya celebrada en julio de 2018 pero requiere audiencia previa de la afectada, trámite que el presidente ha resuelto completar pidiendo explicaciones por escrito a Otero en un plazo de cinco días.

Tanto En Marea como BNG han intentado, sin éxito, acelerar los tiempos introduciendo esta votación en el pleno que se celebra en el legislativo gallego desde este martes. Pero Santalices advirtió de que no era posible hacerlo porque "no estaríamos cumpliendo con el trámite reglamentario". En cualquier caso, para introducir un asunto no previsto en el orden del día es imprescindible el apoyo de la mayoría absoluta y el PP ya había advertido, a través de Paula Prado, que no estaba dispuesto.

En este escenario, el siguiente paso es esperar a que transcurran los cinco días de audiencia. Los tres grupos de la oposición ya han advertido de su voluntad de forzar un pleno extraordinario inmediatamente después para que ya la próxima semana sea posible votar la destitución. La anterior vez que esto sucedió, en verano de 2018, el PP salvó a Otero argumentando que la sentencia no era firme, pero ahora ya lo es. Milagros Otero sigue, en cualquier caso, siendo la Valedora do Pobo a todos los efectos.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha