La portada de mañana
Acceder
La auditoría de la Iglesia detecta al menos 30 acuerdos con víctimas de pederastia
No es (solo) la sequía: cómo hemos llegado a los cortes en el grifo del agua
Opinión – Catalunya, un país de colonos, 'botiflers' y traidores, por Pere Rusiñol
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El Gigante de Altzo (Gipuzkoa), Miguel Joakin Eleizegi Ateaga, vuelve a su localidad natal

Trabajos de Aranzadi en Altzo

EP

SAN SEBASTIÁN —

0

SAN SEBASTIÁN, 29 (EUROPA PRESS)

La Sociedad de Ciencias Aranzadi devolvió el pasado domingo los huesos del Gigante de Altzo (Gipuzkoa), Migel Joakin Eleizegi Ateaga, al cementerio de su localidad natal.

El acto, oficiado por el Ayuntamiento de Altzo, estuvo organizado por la familia de Eleizegi y se desarrolló en la estricta intimidad. En la cita tomaron parte ocho personas, entre ellas, voluntarios de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, familiares y allegados altzotarras, que alzaron los restos que permanecían en una gran caja de madera y los enterraron en el lugar reservado para la familia, “donde tenía que haber permanecido desde que murió”.

Ahora se puede leer su nombre en la lápida colocada. La Sociedad de Ciencias Aranzadi ha salvaguardado estos restos en sus laboratorios de Zorroaga desde que los localizara el 14 de agosto de 2020. Dos días antes, el 12 de agosto de ese año, un equipo de 15 personas de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, liderado por el antropólogo Paco Etxeberria comenzó la intervención en la tumba de la familia, donde no se obtuvo un resultado positivo.

Posteriormente, se pasó al osario, donde sí se encontraron, junto a otros huesos, “pero no amontonados, sino en una posición que denotaba cierto cuidado”, han explicado desde Aranzadi. De este modo se verificó que los restos permanecían en el cementerio donde fue inhumado y la leyenda de que hubieran sido sustraídos irregularmente quedó demostrado que era falsa.

Migel Joakin Eleizegi Ateaga (1818-1861), más conocido desde su época por el sobrenombre de Gigante de Altzo, padecía la enfermedad de gigantismo por lo que llegó a medir 2,40 centímetros de alto.

Su acta de defunción indica que fue enterrado en el cementerio de la Iglesia San Salvador en Altzo Azpi. Este personaje que ha dado lugar a muchas historias e incluso a la película, 'Handia', en 2017, basada en la historia real del Gigante de Atzo, además de algunos libros sobre su vida.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats