Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Monzón cierra con 'Las leyes de la frontera' el Zinemaldia y señala que la pasión por una película es "como un virus"

El director de la película ‘Las Leyes de la Frontera’, Daniel Monzón, a su llegada al Hotel María Cristina de San Sebastián.

EP

SAN SEBASTIÁN —

0

SAN SEBASTIÁN, 25 (EUROPA PRESS)

El cineasta y guionista Daniel Monzón ha afirmado que su película 'Las leyes de la frontera', una adaptación de la novela homónima de Javier Cercas y que clausura este sábado el 69 Festival de Cine de San Sebastián, ha afirmado que la pasión por un proyecto es "como un virus que se te mete dentro" y "solamente te lo puedes sacar cuando haces la película".

En rueda de prensa en el certamen donostiarra, Monzón, acompañado de los actores Marcos Ruiz y Chechu Salgado, la actriz Begoña Vargas, y el guionista Jorge Guerricaechevarría ha presentado este filme cuya historia comienza en el verano de 1978 cuando Nacho Cañas, un estudiante introvertido y algo inadaptado, interpretado por Marcos Ruiz, tiene 17 años y vive en Girona.

Allí conoce a Zarco y Tere, delincuentes del barrio chino de la ciudad, y se ve inmerso en un triángulo amoroso que le lleva a vivir una carrera imparable de hurtos, robos y atracos que se prolongará durante todo el verano y que cambiará su vida para siempre.

El cineasta ha explicado que leyó la novela de Cercas "de un tirón" e inmediatamente supo que quería llevarla a la pantalla porque le concernió "de muchas formas". Según ha confesado, en un primer momento, pensó que daba para dos filmes, pero eso era "una epopeya muy grande" y "no tenía mucho sentido".

Así ha señalado que esta novela era "complicada de adaptar", porque cine y literatura "son dos lenguajes muy distintos" y había que "condensar" toda la "peripecia" que relata. En este sentido, se ha mostrado satisfecho con el resultado, ya que centrarse en la mirada del protagonista, el joven Nacho Cañas, el 'Gafitas', papel interpretado por Marcos Ruiz, y el prólogo y el epílogo del filme transmiten "la misma sensación de melancolía de un pasado que pudo ser y no fue" que en la novela.

Monzón ha afirmado que cuando Cercas vio la película "no paraba de aplaudir", les abrazó y "le pareció una adaptación fantástica". "Nos dijo que para ser fiel al espíritu de una novela tienes que ser infiel a la letra", ha señalado.

Al respecto ha incidido en que se trata de "ofrecer tu mirada y transmitir lo que a ti te ha transmitido esa novela" y, en ese sentido, ha apuntado que ésta película es "una versión muy fiel en su espíritu y muy libre en la letra".

Sobre los personajes, ha apuntado que les pilló el confinamiento antes del rodaje y empezaron a hacer una reunión telemática semanal para crear esa "camaradería" y que "hubiera una relación real y la hubo".

Monzón ha señalado que puso "muchos deberes" a los actores, para que escucharan música, vieran películas y leyeran cosas de la época. Así ha afirmado que cuando se terminó el confinamiento por el coronavirus, salieron "en tromba" con "una energía arrolladora y aquello no había quien lo parara". El cineasta ha incidido en que quería que la película "destilara esa verdad de una amistad".

En cuanto a la influencia del cine quinqui en el filme, Monzón ha indicado que "la gran fuerza de esas películas es que estaban interpretadas por los propios quinquis, había algo de documental".

Al respecto, ha indicado que "hoy no podría decir que haya un cine que se asemeje a aquello, porque es algo muy peculiar de esa época" y 'Las leyes de la frontera' tampoco pretende ser una película "manierista al estilo de aquellas".

Por ello, "se plantea desde el punto de vista de un chico de clase media, 'Gafitas', que se acerca a ese mundo, y la película se plantea desde su recuerdo y la idealización que hace de esa etapa", ha apuntado, para añadir que esta es sobre todo una "historia conmovedora de primer amor adolescente en ese contexto de lo quinqui". "Me encanta el brío y la autenticidad que destilan los personajes de ese cine quinqui y es lo que buscaba", ha incidido.

Monzón ha detallado que su intención era "supervitaminizar el género, una mirada contemporánea a aquello", aunque "todo el arte de la película es de la época, es muy fiel, pero el espíritu y el tono tiene ese punto lleno de energía y viveza porque nos agarramos al punto de vista de su protagonista". También ha explicado que, por ejemplo, la banda sonora, aunque suena a esa época quinqui de los 70 y que incorpora algunas canciones de entonces, también es actual, del grupo Derby Motoreta's Burrito Cachimba, "unos genios".

A ello ha añadido que, al igual que la novela, esta película también pretendía relatar que, "según donde hayas nacido, la sociedad tiene uno u otro destino". "Ese juego de justicias que se daba y se dan me resulta muy interesante de la novela", ha afirmado.

Monzón ha detallado que se pasa "como tres años con cada película" y cada una de ellas es "una aventura y una vida en la que se sumerge a fondo". "Cuando era pequeño me di cuenta de que no quería vivir solo una vida", ha recordado, para, a continuación, reflexionar sobre el hecho de que "hacer una película es como crear un universo e invitar al espectador a que entre en él".

A ello ha añadido que tiene que saber que va a mantener "esa pasión" por un proyecto durante esos tres años y "es como un virus que te entra". "De pronto escuchas algo al azar, ves una película, algo que se te mete dentro, puede desaparecer o germinar y obsesionarte la idea y ver que te acompaña y verlo a la pantalla", ha señalado, porque "la única manera de sacarte el virus es hacer la película".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats