eldiario.es

9

Hoja de Router Hoja de Router

Homenaje a Cálico Electrónico, "el 'superjirou' más grande de internet"

La pionera y decana de las 'webseries' de animación españolas echa el cierre tras once años de carcajadas 'online'. Comenzó de forma casi casera, fue rescatada por un famoso 'hacker' y a su alrededor se ha creado un ecosistema de productos y fans incondicionales. Ahora que se marcha, esperemos que no por mucho tiempo, hemos pedido a Chema Alonso y Nikotxan que nos ayuden a rendir un homenaje a este inolvidable 'superjirou'.

Cálico Electrónico (Imagen: Nikothan)

Cálico Electrónico, "el 'superjirou' más grande de internet" (según Chema Alonso)

Año 2004. No existe YouTube y las redes sociales aún no tienen mucho peso (Facebook está dando sus primeros pasos). Internet, desde luego, no era lo que es ahora. En aquellos tiempos de módems ruidosos y MSN Messenger, un personaje bajo y rechoncho comienza a hacerse un hueco entre los internautas de lengua española. ¿Su nombre? Cálico Electrónico.

Este superhéroe renacuajo que luchaba en formato Flash para salvar la ciudad de Electronic City hizo las delicias de muchos en un mundo sin estrellas nacidas en la generación Y, y sobre todo con una oferta de entretenimiento virtual más limitada. Ahora, once años después, Cálico Electrónico dice adiós.


Cálico Electrónico nace como muchos grandes proyectos: en torno a una mesa llena de comida. En 2004, el dibujante y diseñador Niko coincide en una cena con Manel Muzas, dueño de una tienda web llamada Electronicaweb y viejo conocido desde hace algunos años. Muzas le dice que quiere promocionarla, y durante un rato conversan sobre la idea. "Yo le propuse crearle una mascota", explica Niko a HojaDeRouter.com, "luego vino la serie y lo demás ya es historia". Esa historia, conformada por cinco temporadas con más de 160 episodios, dirá adiós a partir del próximo 30 de abril. Ese día, el último capítulo se preestrenará en el Dock-Bilbao, y el día 1 de mayo hará su aparición en la Red de redes.

En aquel 2004 donde todavía se oía respirar a Ozú o a Wanadoo, los capítulos estaban en formato '.swf' - "nada de 720 o 1080" de resolución - y pesaban poco, "como máximo unos 5 o 6 MB, ya que por esa época la conexión a internet era muy limitada". Tan limitada que bajarse un vídeo de un minuto "era toda una proeza".

Los amigos de Niko comenzaron a poner voces a los personajes del loco entorno de Cálico. "Debo reconocer que la primera temporada la grabé con un micro de porquería hasta que Dani Tejerina [compositor de la música en la serie] se puso serio conmigo y me hizo comprar un micro decente que, a día de hoy, aún me dura”. El mismo Niko doblaba al protagonista, mientras que el Muzas que pedía promocionar su serie dobló a Muzamán, dependiente de Electronicaweb y compañero de fatigas de Cálico. Si los amigos formaban el equipo artístico, el técnico estaba compuesto por una sola persona: él.

Cálico Electrónico rodeado de varios personajes de la serie (Imagen: Nikotxán)

Cálico Electrónico rodeado de varios personajes de la serie

Durante estos once años, Cálico Electrónico ha luchado por salvar la ciudad de Electronic City numerosas veces. Sin embargo, a diferencia de Superman o Spiderman, este bigotudo no tiene superpoderes. En sus misiones está rodeado por numerosos personajes, a cada cual más extravagante; además de Muzamán, que mantiene una relación zoófila con un patito de goma, están Niko (el propio creador de la serie); Cálico Lúbrico, el sosias malvado de Electrónico; los niños mutantes de Sanildefonso o el Hombre Meteorosexual, que quiere parecerse a nuestro ídolo pero nunca lo consigue.

El universo de Cálico no terminaba en los episodios regulares. Dio el salto al cómic y tuvo capítulos especiales de Navidad en 2005 y 2008, así como 'Entremeses' en los que los personajes contestaban a preguntas de los fans vía SMS (sí, estamos hablando de 2009) como si del chat de 'Operación Triunfo' se tratara. Mientras, las referencias a la cultura popular se sucedian. Para la posteridad quedan unos Nobita y Doraemon pasados de droga o un Chiquito de la Calzada como el mayordomo más sospechoso de toda la historia de internet. Era ni más ni menos que el verdadero, contratado para doblarse a sí mismo, explica Niko.

Un fan al rescate del superhéroe

El éxito de la serie es casi instantáneo. "Gracias a ella puedo trabajar de lo que me gusta", admite Niko, "he viajado por toda España y parte del extranjero, he conocido gente increíble y he participado en proyecto interesantísimos". El cariño de los fans lo sentía en cualquier encuentro, explica. Los forofos se ponían a imitarle las voces de los personajes o lo rodeaban para comentarle sus momentos favoritos. "Una vez, en un pase de las cuatro primeras temporadas de la serie (eso son unas cuantas horas), hubo un fan que estuvo recitando TODOS los capítulos de memoria. Tuve miedo".

Sin embargo, las cosas se torcerán en 2010 por culpa de la dichosa crisis. Dos años después, cuando parecía que Cálico ya no estaría entre nosotros, el experto en seguridad informática Chema Alonso, uno de esos fans declarados de la serie, saldrá al rescate y la recuperará para Informática 64.

Tira de Cálico Electrónico (Imagen: Nikotxan)

Tira de Cálico Electrónico

"Conocí a Cálico Electrónico en su primera temporada, y aún recuerdo las risas que me pasé con esa serie", recuerda Alonso. "En mis conferencias, solía parar a mitad de la charla y ponía uno de los capítulos, para que los asistentes se rieran". De hecho, el 'hacker' nos cuenta una anécdota que nunca olvidará: "La queja que me gané por uno de los asistentes al Security Day del año 2005 porque tuvo que escuchar frases soeces como 'Notarás mi presencia cuando te la meta por el cu...'. Aún me recuerdo dando explicaciones a un responsable de comunicación por esta queja. Qué momento".

El apoyo de Alonso permitió que la 'webserie' tuviera una segunda vida, en la que incluso prestó su voz a uno de los personajes: Maligno. "No tiene nada que ver con una idea mía. Los 'hackers' son un recurso para muchos artistas y a Niko le venía bien", relata. "Yo le encajaba por mis barbas, mi pelo, mi gorro y mi 'nickname', así que acabé en 'Teenage Mutant Brother Agents 2' haciendo justo lo que siempre he hecho… Instalar Windows Vista”.

En ese episodio, los niños mutantes de San Ildefonso, que trabajan a las órdenes de Niko, contarán con los consejos de Maligno y Anónimo para introducirse en una memoria RAM.

Ahora, tras once años, Cálico se despide. "Mantener la serie, con su formato y su desgaste sufrido tras once años, no sale rentable, y aunque le tengo mucho cariño y me lo paso muy bien haciéndolo, creo que este es el mejor momento para decir adiós", dice Niko, sin cerrar las puertas a un posible regreso. Chema Alonso tampoco es tajante a ese respecto: "Cálico Electrónico no va a desaparecer, solo que no tenemos un proyecto sólido y fiable hoy en día para sostener las temporadas de la serie 'flash'. Para no hacerlo bien, preferimos acabar con la serie y ya veremos en el futuro qué proyectos llevamos a cabo con todo el elenco de personajes que forman el Universo Cálico Electrónico".

Lo que sí está claro es que Cálico dejará un poso indeleble en miles de internautas hispanos. "Es el 'superjirou' más grande de internet, nadie se puede olvidar de él ya", dice Chema. "Espero que lo recuerden con cariño porque al final, al 'joío', le coges cariño", sentencia Niko.

---
Imágenes cedidas por Nikotxán

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha