eldiario.es

9

Hoja de Router Hoja de Router

Por qué nadie puede competir con Amazon en la guerra de las nubes

Por qué nadie puede competir con Amazon en la guerra de las nubes

La tendencia del 'cloud computing' ha llegado al mundo corporativo para quedarse. Tanto las compañías grandes como las pequeñas se benefician ya de las ventajas de alojar sus datos y aplicaciones en la nube. Eso sí, a la hora de elegir servicio, el tamaño sí importa. Cada vez más compañías se decantan por utilizar aplicaciones de terceros y renuncian a la idea de mantener su propio centro de almacenamiento de datos.

Los inmensos servidores virtuales de los gigantes de la tecnología son mucho más eficientes que los tradicionales 'data centers', y por eso muchas empresas se pasan a las nubes de las grandes firmas. El cielo de la información virtual también se ha convertido en el lugar de competición de las grandes compañías tecnologías, si bien en este campo no es Google el que gana la carrera.

En el terreno 'cloud', Amazon y Microsoft van por delante del gigante de Mountain View o de empresas como IBM, según la consultora Gartner. Amazon Web Services, la nube de la compañía de Jeff Bezos, alcanzará este año unos ingresos de 7.000 millones de dólares (6.500 millones de euros), un 49% por ciento más que el año pasado.

En 2020, sus ingresos podrían ascender a los 40 millones de dólares (37 millones de euros). Ahora bien, ¿por qué se ha impuesto en el mercado del 'cloud computing' y por qué los CIO creen que Amazon es la mejor opción?

La infraestructura, clave del éxito de Amazon

No todas las nubes son iguales, sino que hay que distinguir tres siglas que seguro que te suenan: SaaS, PaaS e IaaS. Ahora bien, ¿qué significa cada una y cuál es la mejor alternativa?

  • SaaS (Software-as-a-Service). Se trata de cualquier servicio basado en la web en el que proveedor lleva toda la responsabilidad del desarrollo, mantenimiento o actualizaciones y la empresa se aprovecha de la aplicación. Google Docs, Salesforce o Dropbox son algunos ejemplos.
  • PaaS (Platform-as-a-Service). La plataforma proporciona la infraestructura y la empresa se dedica a desarrollar las aplicaciones como más le convenga en los servidores de los que dispone. Por ejemplo, Google App Engine.
  • IaaS (Infraestructure-as-a-service). Las compañías pueden desarrollar sus aplicaciones y se encargan además de su propia infraestructura, por lo que cada cual se encarga de crear sus aplicaciones según sus necesidades. Amazon Web Services es el mejor ejemplo de este servicio.
La infraestructura, clave del éxito de Amazon

Amazon comenzó a ofrecer su nube en 2006. Al principio, solo lo usaban pequeñas compañías de desarrollo web, debido a su precio asequible, pero poco a poco, la plataforma de vídeos en 'streaming' Netflix, el servicio de alojamiento Airbnb e incluso la 'startup' que se ha puesto de moda para gestionar la comunicación interna, Slack, han desarrollado 'apps' en Amazon Web Services. Hasta la CIA utiliza ya la infraestructura de esta empresa.

Las firmas de 'cloud computing' se aprovechan además de las economías de escala: cuantos más clientes tiene la nube, más servidores pueden instalar y más eficientes serán, de forma que pueden ofrecer precios más bajos que a su vez las hacen más atractivas.

La compañía de Bezos llama a este modelo "el círculo virtuoso", y con él ha logrado imponerse a sus competidores en el pasado y podrá invertir para continuar mejorando el servicio. Según Gartner, Amazon Web Services tiene una capacidad diez veces mayor que los Iaas de las siguientes 14 compañías juntas, incluidas Google, Microsoft, IBM o VMware, propiedad de EMC Corporation.

El esfuerzo de Microsoft por mantener el segundo puesto

Después de Amazon, Gartner considera que la empresa líder del sector es Microsoft, que comenzó como PaaS pero se percató de las potencialidades del IaaS en 2013. Según Statista, Amazon controla un 27,2% del mercado, seguida por los de Redmond, con un nada despreciable 16,2%.

Microsoft lleva ofreciendo servicios en la nube desde hace años, pero no lanzó Azure hasta 2010, que ha pasado de ser una plataforma PaaS a una IaaS. Al fin y al cabo, suponía una competencia para Windows Server, la línea de productos para servidores de la compañía, y para Microsoft SQL Server, su sistema de base de datos.

Cuadrante mágico de Gartner

Sin embargo, Microsoft supo cambiar de estrategia a tiempo y se ha aprovechado de su 'know-how' y su experiencia con los clientes para convencerlos de que se pasen a su servicio, que además cumple todos los estándares de Windows. Ahora, su CEO, Satya Nadella, está especialmente centrado en dotar de seguridad a los datos almacenados virtualmente, y el pasado martes presentó un paquete de herramientas que beneficiarán a su nube pero también a la de Amazon.

Por su parte, IBM se queda con solo un 11,8% del pastel. Esta empresa sigue apostando por la nube híbrida: las compañías siguen almacenando parte de la información en sus servidores y otra parte se externaliza.

En cuarta posición se sitúa Google con un 3,6% del mercado. Gartner señala que será una de las compañías que más crezca en los próximos años, si bien todavía le falta aumentar sus ventas.

Detrás se sitúan Oracle, HP u Hosting Rackspace, una compañía que ha acabado cediendo y acaba de anunciar un acuerdo con Amazon Web Services. Los gigantes se imponen en la guerra de las nubes.  

-----------------

Las imágenes de este artículo son propiedad, por orden de aparición, de AtosPerspecsys Photos y Gartner 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha