eldiario.es

9

Hoja de Router Hoja de Router

Los gadgets en el puesto del trabajo: del BYOD al WYOD

Un 74% los jefes de los departamentos de IT de grandes empresas ven con buenos ojos el BYOD

Según un reciente estudio de ABI Research, a finales de 2013 había en el mundo más de 1.400 millones de smartphones. O lo que es lo mismo, una de cada 5 personas en el mundo tienen un smartphone en su bolsillo y lo llevan a todas partes. Incluidos sus puestos de trabajo.

Esta última tendencia, que se remonta varios años atrás, se conoce con el nombre de Bring Your Own Device (BYOD) y ha cambiado la forma de operar de muchas empresas y corporaciones.

Los orígenes del BYOD

Aunque el término BYOD fue utilizado por primera vez en un paper en 2005, no fue hasta 2009 que Intel lo reconoció como tal. La compañía californiana vio por entonces que un número muy importante de usuarios utilizaban sus propios teléfonos para realizar tareas relacionadas con su puesto de trabajo, por lo que se plantearon adaptar el funcionamiento de la empresa a esta nueva tendencia.

Hasta entonces un número importante de trabajos corporativos tenían asociado la posibilidad de obtener un teléfono de empresa. Sin embargo, con el BYOD y el avance introducido por terminales Android y iPhones, las empresas vieron como muchos de sus profesionales preferían sus propios terminales a otros corporativos.

Aunque muchas empresas fueron reticentes en un primer momento -principalmente por motivos de seguridad- la gran mayoría acabaron viendo que el BYOD suponía un aumento de la productividad de sus empleados y una reducción importante de costes.

Un estudio publicado por Intel con la colaboración de readwrite, afirma que un 74% los jefes de los departamentos de IT de grandes empresas ven con buenos ojos el BYOD por los motivos anteriores, situando en 57 minutos el tiempo que pueden llegar a ahorrar. »TUITEA ESTA FRASE«

Hasta 57 minutos es el tiempo que pueden llegar a ahorrar

Los retos que el BYOD supone para la empresa

Aunque el BYOD supone un alivio para muchos empleados, para muchas empresas puede suponer un auténtico quebradero de cabeza. Según el estudio de Intel, la principal preocupación para los departamentos de IT está en garantizar la seguridad de los terminales personales que son utilizados en el mundo corporativo. Las empresas pueden fácilmente controlar los teléfonos que ellas mismas proporcionan, pero en el caso del BYOD la situación se complica.

Según el fabricante Dell, el 50% de sus clientes con una política de BYOD han sufrido problemas de seguridad. Para Margaret Franco, ejecutiva de Dell, la clave está en que las empresas no permitan que los usuarios utilicen en su puesto de trabajo cualquier tipo de dispositivo.

Con el paso de los años tanto Android como iOS han ido incorporando características de seguridad orientadas al público profesional (BlackBerry, algo menos relevante hoy en día, siempre ha sido uno de los referentes en temas de seguridad) y otras empresas han creado soluciones enfocadas a este mercado. Un ejemplo es NTS a través de nuestras soluciones de MDM (Mobile Device Management) y otras muchas que existen en el mercado de virtualización de software o contenerización.

Retos que se multiplican según aumenta el número de dispositivos personales

Retos que se multiplican según aumenta el número de dispositivos personales

Hasta ahora hemos explicado que el BYOD afecta principalmente a los smartphones, pero cada vez son más los usuarios que utilizan también otro tipo de dispositivos en sus puesto de trabajo. Dos claros ejemplos son las tablets y los productos ‘wearable’.

Este último caso se conoce popularmente con el nombre de WYOD (Wear Your Own Device). Varios estudios afirman que a finales de 2014 existirán en el mercado más de un millón de wearables (relojes, pulseras, etc), una cifra que llegará hasta los 300 millones en el año 2018. Y este tipo de dispositivos pueden considerarse todavía más personales porque están siempre atados a nuestro cuerpo y porque contienen información más privada sobre sus dueños. »TUITEA ESTA FRASE«

Por ello algunas voces afirman que medianas y grandes corporaciones deberían comenzar a analizar esta nueva tendencia y estar preparados por si se convierte en un fenómeno de masas. El hecho de que mis empleados tengan un reloj inteligente, ¿cómo puede ayudarle en sus tareas de ventas? ¿Cómo puede afectar a aquellos empleados que tienen contacto directo con el cliente o que trabajan en departamentos de atención al cliente?

Preguntas que todavía no tienen respuesta pero que probablemente pronto deberán tenerla. El BYOD es una realidad y el WYOD podría serlo pronto.

-------------

Las imágenes de este artículo son propiedad de Intel Free PressReadwrite e Intel y Robert Scoble

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha