La Fiscalía pide siete años de cárcel para un hombre por intentar violar a su jefa en Menorca

Europa Press

0

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial juzga este jueves (10.00 horas) a un hombre por presuntamente intentar violar a su jefa, que lo tenía contratado para el mantenimiento de la finca en la que residía, en la localidad menorquina de Es Mercadal.

El fiscal pide para el encausado siete años de prisión, orden de alejamiento de 500 metros, además de una indemnización de 20.000 euros por los daños morales causados por la agresión sexual.

Según el escrito de acusación, los hechos juzgados tuvieron lugar en verano de 2021. El hombre vivía en una caravana en la finca en la que estaba empleado por la mujer para realizar el servicio de mantenimiento.

Poco después de que la víctima se separara de su pareja, meses antes, el acusado comenzó a proferirle frases sexuales, aunque ella se lo recriminó, hasta que un día le propuso ir a bañarse juntos. En aquel momento, la mujer se negó y se encerró en su habitación.

Sin embargo, hacia la medianoche, el hombre irrumpió desnudo en su habitación, se abalanzó sobre ella, la agarró de los hombre y la echó sobre la cama.

Allí, le dio besos y lametones por el pecho, le palpó los genitales e intentó penetrarla. El hombre llegó incluso a introducirle la lengua en la vagina. En un determinado momento, el hombre se detuvo y huyó.

La agresión provocó a la mujer varios hematomas en varias partes del cuerpo y llegó a precisar atención psicológica.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial juzga este jueves (10.00 horas) a un hombre por presuntamente intentar violar a su jefa, que lo tenía contratado para el mantenimiento de la finca en la que residía, en la localidad menorquina de Es Mercadal.

El fiscal pide para el encausado siete años de prisión, orden de alejamiento de 500 metros, además de una indemnización de 20.000 euros por los daños morales causados por la agresión sexual.

Según el escrito de acusación, los hechos juzgados tuvieron lugar en verano de 2021. El hombre vivía en una caravana en la finca en la que estaba empleado por la mujer para realizar el servicio de mantenimiento.

Poco después de que la víctima se separara de su pareja, meses antes, el acusado comenzó a proferirle frases sexuales, aunque ella se lo recriminó, hasta que un día le propuso ir a bañarse juntos. En aquel momento, la mujer se negó y se encerró en su habitación.

Sin embargo, hacia la medianoche, el hombre irrumpió desnudo en su habitación, se abalanzó sobre ella, la agarró de los hombre y la echó sobre la cama.

Allí, le dio besos y lametones por el pecho, le palpó los genitales e intentó penetrarla. El hombre llegó incluso a introducirle la lengua en la vagina. En un determinado momento, el hombre se detuvo y huyó.

La agresión provocó a la mujer varios hematomas en varias partes del cuerpo y llegó a precisar atención psicológica.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial juzga este jueves (10.00 horas) a un hombre por presuntamente intentar violar a su jefa, que lo tenía contratado para el mantenimiento de la finca en la que residía, en la localidad menorquina de Es Mercadal.

El fiscal pide para el encausado siete años de prisión, orden de alejamiento de 500 metros, además de una indemnización de 20.000 euros por los daños morales causados por la agresión sexual.