eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Un emprendimiento para emprendedoras

El proyecto CREA (México) orienta a mujeres del entorno rural para que desarrollen sus micronegocios con criterios profesionales

CREA es un proyecto de impulso de emprendedoras en el mundo rural

CREA es un proyecto de impulso de emprendedoras en el mundo rural.

Muchas buenas ideas de negocio mueren por no contar con la orientación adecuada en el momento justo. Incluso aunque se trate de proyectos con la mejor intención y con un espíritu realmente innovador. Esa premisa es aplicable a una pequeña explotación ganadera ecológica o a una red de tiendas de comercio justo, ¿no? Y es un problema que se puede encontrar en cualquier lugar del mundo.

Así que Leticia Jáuregui puso en marcha un emprendimiento para emprendimientos en 2008 en Zacatecas (México). Un plan para "crear oportunidades de trabajo en las comunidades rurales, especialmente entre las mujeres", señala la directora del proyecto CREA. La denominación viene de una mezcla entre creer y crear –explica– y se basa en el "desarrollo de estos colectivos femeninos como mujeres de negocios a la par que líderes en sus hogares".

¿Cómo funciona CREA? Jáuregui especifica que se trata de darles "una capacitación en habilidades empresariales: les enseñamos cómo administrar el día a día, calcular los ingresos y los gastos de su empresa, calcular el precio unitario de sus productos y hasta estrategias de ventas y mercadotecnia". Su dinámica implica trabajar directamente con "mujeres de comunidades rurales con altos índices de migración y marginación, buscando que participen activamente en la definición de un plan de trabajo acorde a sus necesidades y con miras a tener un impacto a largo plazo".

En la fase de capacitación básica, CREA intenta ofrecer las herramientas básicas para "mantener un negocio o perfeccionar los productos". Esta capacitación "es gratuita". Luego se pasa a integrarlas en una red de microempresas, para acceder mejor a la información o al mismo mercado, red "por la que se ingresa una cuota de miembro", aclara la fundadora. Por último, remacha Jáuregui, se intenta expandir el mercado de los proyectos "con visos de mayores posibilidades". Las candidatas llegan a esta suerte de asesoría de la economía social "primero por el boca a boca en Zacatecas", relata Leticia, y, después, por iniciativa del Instituto Nacional del Emprendedor "para desarrollar centros de desarrollo empresarial para mujeres."

Ejemplos de empresas que han salido adelante dentro de este proyecto son la producción de almíbares, de aceitunas, una empresa de encuadernación... "Hemos asesorado ya a más de 1.200 mujeres". El 90% de las que pasan por CREA "piensan que lo que hacen genera una contribución positiva, no sólo para su familia, sino también para su comunidad", analiza la directora del emprendimiento. "¡Y sus ingresos suben un 50%!", calcula.

Para ilustrar cómo inciden en los negocios, Jáuregui pone el ejemplo de la típica oferta de "de 2x1, que en muchas ocasiones detectamos que, en lugar de mejorar, les hacía perder dinero". Puede decirse que la orientación salva negocios. Las comunidades donde las emprendedoras desarrollan sus iniciativas mejoran. Jáuregui, cuya idea fue finalista del certamen Iniciativa México y Momentum Project (de BBVA y Esade), asegura que para las mujeres con las que colabora, "identificar las limitaciones que hacían que no lograran su potencial, y que muchas veces les condenan al fracaso", puede ser la clave para sacar adelante un "proyecto de vida".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha