eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El fascismo que viene y la disputa cotidiana en el terreno de los afectos

23 Comentarios

Un grupo de asociaciones impulsa la campaña Espacio Libre de Tópicos en el barrio de San Cristóbal de los Ángeles (Madrid)

Estamos todos tratando de pensar de qué tipo es ese “fascismo que viene” a nivel global y local -por ahora sólo tenemos las viejas etiquetas para nombrarlo- y cómo se puede combatir con eficacia. Lo que puedes leer a continuación son algunos apuntes e intuiciones que, a pesar de su tono demasiado nítido y concluyente, quisieran simplemente servir para empezar una conversación y abrir procesos de pensamiento e iniciativas post 15M.

La irrupción de Vox en las elecciones andaluzas evidencia que la crisis sigue siendo, diez años después y a pesar de cómo se interpreten los datos macro, la situación que mejor describe la coyuntura política y la vida social. La novedad sería que, mientras que el malestar de la crisis se activó primero en el 15M y luego en el voto a Podemos o las confluencias, ahora se estaría desplazando muy hacia la derecha.

Tras la irrupción de Vox, se han podido leer por aquí y por allá comentarios que consideraban refutada la idea de que el 15M había supuesto en España un “cortafuegos” del ascenso general de la extrema derecha que vemos en toda Europa. Me parece un error gravísimo.

Seguir leyendo »

La infancia bajo el neoliberalismo: niños hiper, déficit de atención y la importancia del vacío

21 Comentarios

José Ramón Ubieto (izda) y Marino Pérez Álvarez (dcha). Foto (c): Sandra Vicente

¿De qué nos habla el diagnóstico de trastorno de déficit de atención e hiperactividad, una verdadera epidemia a día de hoy entre los niños (y ya no sólo)? Dice más de la sociedad en la que vivimos que del niño al que se aplica, afirman José Ramón Ubieto y Marino Pérez Álvarez, psicoanalista y catedrático de psicología respectivamente. Una sociedad sometida al régimen de lo hiper: rendimiento, consumo, resultados. Y que patologiza los efectos que provoca etiquetándolos como trastornos mentales, en lugar de pensar y acompañar a los niños como sujetos singulares. Lo argumentan detalladamente en Niñ@s hiper: infancias hiperactivas, hipersexualizadas, hiperconectadas publicado por Ned ediciones, en torno al que ahora conversamos. 

Me parece que en vuestro libro, al trasluz de la crítica del "régimen de lo hiper", se puede ver una cierta idea de la infancia. Me gustaría empezar por ahí, ¿cuál es vuestra idea de la infancia?

José Ramón Ubieto: La infancia, decía Freud, es un tiempo para comprender que un día se saldrá de allí para hacerse mayor. Eso requiere jugar, curiosear y preguntar, sin otras cortapisas que las defensas psíquicas (pudor, vergüenza) que los propios niños/as van construyendo, cada uno a su tiempo y a su ritmo. Eso sería una infancia “feliz y tranquila”, la que no está demasiado invadida por especialistas ni acelerada, simplemente cuidada.

Seguir leyendo »

Dar a ver, dar que pensar: contra el dominio de lo automático

Detalle de la obra "Esto es lo verdadero", de Rafael Sánchez-Mateos Paniagua y Fernando Baena

Nos pasamos el día mirando, pero ¿somos capaces de ver algo? ¿Qué relación hay entre ver y pensar? ¿Y en qué sentido la percepción es un problema político?

El escritor Albert Camus dijo: “pensar es aprender de nuevo a ver y a poner atención”. Es una frase sorprendente porque el pensamiento no se vincula al saber, al conocer, al análisis o a la verdad, sino a la transformación de la percepción y la atención.

Aprender: ir más allá de lo sabido. De nuevo a ver: recrear nuestra mirada sobre algo, verlo distinto. Y a poner atención: atender otro plano de realidad, otro tipo de señales.

Seguir leyendo »

No es una caravana de migrantes, sino un nuevo movimiento social que camina por una vida vivible

Asamblea de desplazados, foto: Georgina Garibo.

Entre enero y septiembre de 2018, según  cifras publicadas por la Unidad de Política Migratoria del gobierno mexicano en octubre de este mismo año, fueron “presentados” ante autoridades migratorias, es decir detenidos, 41.760 hondureñas y hondureños de todas las edades. En ese mismo periodo, el gobierno mexicano reporta 37.000 deportaciones entre esas miles de personas desplazadas por la violencia de estado, la violencia de mercado y la violencia patriarcal.

Es bien visible la paradoja: las deportaciones de estos desplazados fueron costeadas con el dinero del erario público mexicano, el mismo que, según fuentes gubernamentales, se sostiene -solo después del petróleo- con las remesas de los millones de mexicanos migrantes, la mitad ilegalizados por el gobierno estadounidense. Es decir, este año pasaron por este “país frontera”, como le llaman los migrantes, el volumen similar a 6 contingentes como la llamada Caravana Migrante, mejor descrita como Éxodo de Desplazados.

No obstante, y a diferencia de esta última que hoy está llegando a Ciudad de México, los 41.760 hondureñas y hondureños que intentaban atravesar México venían dispersos, por rutas clandestinizadas por las políticas migratorias mexicanas que han neoliberalizado la violencia contra las personas migrantes, desplazadas, refugiadas y asiladas en este país, privatizándola a virtuales ejércitos privados, mitad compuestos de sicarios, mitad de complicidades con diferentes fuerzas estatales, todo ello documentado por informes de organismos nacionales e internacionales de derechos humanos.

Seguir leyendo »

Una vida impecable: el camino del guerrero

Se publicó por primera vez en 1968 en inglés por la University of California Press y en 1974 en español.

"Hoy hay profesores de filosofía, pero no filósofos” (Thoreau)

La filosofía nace como práctica, no como discurso, especulación o construcción de sistema teórico, sino como transformación de uno mismo a través de “ejercicios espirituales”: el diálogo, la meditación, la contemplación, el retiro, el examen de conciencia, etc.

Los estoicos, los cínicos, los epicúreos fueron escuelas para vivir la filosofía en común y aprender juntos lo que importa: cómo habitar plenamente el presente, cómo refinar una percepción no utilitaria del mundo, cómo prepararse para la muerte, cómo salir de uno mismo y prestar atención a los demás. Es decir, laboratorios experimentales de formas de vida, lugares de experiencia.

Seguir leyendo »

“Volver a aburrirnos es la última aventura posible”: entrevista con Franco Berardi, Bifo

Franco Berardi, Bifo

A comienzos de los años 70, Pier Paolo Pasolini hablaba de "mutación antropológica" para referirse a los efectos que estaba teniendo la penetración de la cultura del consumo en Italia. El consumo alcanzaba y alteraba capas del ser que ni siquiera el fascismo había tocado. Todas las respuestas -de la política, de la cultura, de la filosofía- debían ser repensadas a la luz de los acontecimientos, según el poeta-cineasta.

En su último libro Fenomenología del fin, un trabajo de más de 15 años, Franco Berardi (Bifo), filósofo y participante activo de los movimientos autónomos italianos desde los años 70, describe la "mutación antropológica" de nuestros días: el impacto de las tecnologías digitales sobre nuestra percepción y nuestra sensibilidad. ¿Qué es la sensibilidad? Es la capacidad de interpretar señales no discursivas, no-codificadas. Pues bien, esa capacidad se está atrofiando por nuestra exposición a las tecnologías digitales que funcionan según una lógica muy formateada, una lógica del código.

Todo debe ser repensado, afirma también Bifo, el alcance de la mutación digital es igualmente muy profundo. La atrofia de la sensibilidad implica una atrofia de la empatía, que es la capacidad de sentir-con, de sentir al otro como prolongación de mi existencia y de mi cuerpo. La base sensible de la solidaridad. ¿Qué monstruos habitan en esa insensibilización radical? ¿Cómo es posible volver a pensar, a crear y a luchar en condiciones de transformación radical de la percepción? ¿En qué tipo de ser humano nos estamos convirtiendo?

Seguir leyendo »

Tener necesidad de que la gente piense

25 Comentarios

https://www.deviantart.com/romana94/art/Think-Outside-The-Box-399526914

En La sociedad del espectáculo, un libro que desde su aparición en 1967 se ha convertido en clásico (es decir, un libro siempre contemporáneo), el pensador francés Guy Debord afirma que la verdadera catástrofe de la sociedad moderna no es un acontecimiento por venir, ni tan siquiera un proceso en marcha (cambio climático, etc.), sino un tipo de relación con el mundo: la posición de espectador, la subjetividad espectadora.

¿En qué sentido? El espectador no entra en contacto con el mundo, lo ve frente a sí. Desde un “mirador” (el espectáculo) que concentra la mirada: centraliza y virtualiza, separa de la diversidad de situaciones concretas que componen la vida. El espectador es incapaz de pensamiento y de acción: se limita al juicio exterior (bien/mal), a las generalidades y a la espera. Es una figura del aislamiento y la impotencia.

El espectador de Debord no ha quedado superado ni mucho menos por la “interacción” de las redes sociales: se ha convertido simplemente en el “opinador” de nuestros días, que siempre tiene algo qué decir sobre lo que pasa (en la pantalla), pero no tiene ninguna capacidad de cambiar nada.

Seguir leyendo »

Independentismo no independentista, la complejidad del 'procés' y sus estereotipos

67 Comentarios

Edgar Straehle

Durante los últimos meses, en torno a todo lo que pasaba en Catalunya, me ha dado vueltas en la cabeza la misma pregunta: ¿cómo es posible que en Madrid (donde vivo) no haya habido ni una sola manifestación significativa y relevante donde, desde posturas políticas diferentes, se levante una voz colectiva por lo más básico: contra la judicialización del conflicto, la deriva represiva del gobierno de Rajoy, el encarcelamiento de dirigentes políticos, etc.?

Y no sólo eso: mi sensación ha sido que la indiferencia ante el conflicto era bastante general entre los mismos amigos de izquierda, del 15M y de los movimientos sociales. ¿Cómo podía ser que nos diera tan igual? Y no hablo ya de la falta de simpatía por el movimiento independentista, sino simplemente de la ausencia de una empatía mínima para querer acercarse, querer escuchar, querer entender una situación compleja. Como si por una vez nos valiese lo que decía la tele al respecto…

¿Qué relación tiene esa indiferencia anestesiante con la victoria de los estereotipos, esas imágenes prefabricadas que eliminan toda la complicación del procés y nos lo presentan como una reacción puramente identitaria, etnicista, supremacista, elitista, intolerante? ¿Qué relación tiene ese triunfo de los estereotipos -sobre la percepción, la sensibilidad, el pensamiento- con el dominio social de la lógica de la representación, ya sea política, mediática o cultural (banderas y símbolos)?

Seguir leyendo »

Cronopolíticas: ¿alguna vez te han regalado un siglo?

"In time", dirigida por Andrew Niccol, 2011

En el año 2161 el gen del envejecimiento ha sido localizado y desactivado. Las personas dejan de envejecer a partir de los 25 años. Todo el mundo es inmortal, pero sólo potencialmente. El sistema concede a cada cual un año más de vida, luego hay que “ganar tiempo”. El tiempo es la moneda de cambio: se gana y se gasta. Un reloj digital impreso en el brazo izquierdo de los individuos cuenta hacia atrás lo que les queda…

In time es una película made in USA aparecida en 2011. Una obra de ciencia ficción distópica: esos relatos que captan una tendencia negativa del presente y la proyectan, exagerada, en un futuro de pesadilla.

¿Cuál es rasgo que la película lleva el extremo? El desbocamiento del tiempo. Hoy perseguimos, a la carrera y llenos de ansiedad, un tiempo que siempre nos “falta”. Se trata de un fenómeno que está siendo registrado y analizado en ensayos,  documentales, incluso a nivel clínico (ya se habla de “cronopatologías”).

Seguir leyendo »

“La paz no es una firma, sino todo un proceso social de cambio de mentalidades”

Alejandra Gaviria

El padre de Alejandra Gaviria, Francisco Gaviria, fue desaparecido, torturado y asesinado  cuando ella tenía seis años. Formaba parte de la Unión Patriótica, un partido de izquierda colombiano de los años 80, fruto de un acuerdo de paz, cuyos militantes (más de 3500) fueron radicalmente exterminados por agentes del ejército, paramilitares y narcotraficantes.

Alejandra fundó la organización H.I.J.O.S. junto a otros afectados de violencia política en 2005. Su originalidad: problematizar la etiqueta de “víctima” que genera actores y espectadores del conflicto, cuando todo el mundo es afectado; recuperar la “memoria de los sueños inconclusos”, es decir, no sólo la memoria del padecimiento y el horror, sino una memoria positiva de lo que quedó truncado, memoria para el futuro; pensar en términos de “transformación” y no sólo de “resolución” del conflicto. Elaboraciones que pueden resultar muy inspiradoras en el contexto español.

Hablamos con Alejandra Gaviria sobre todo ello y también sobre la situación actual del proceso de paz y sobre las elecciones presidenciales que tendrán lugar este fin de semana en Colombia.

Seguir leyendo »