eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Egipto vota por primera vez en unas elecciones desde la caída de Mursi

Los comicios parlamentarios se celebrarán en dos fases y concluirán en diciembre 

Con esta cita electoral se completa la transición iniciada en Egipto en julio de 2013 con el derrocamiento de Mohamed Mursi

Los partidos se han unido en nueve grandes coaliciones para optar a la mayoría en un Parlamento que será unicameral

- PUBLICIDAD -
Abren los colegios electorales de Egipto en el primer día de los comicios parlamentarios

Abren los colegios electorales de Egipto en el primer día de los comicios parlamentarios. / Efe

Los colegios electorales de 14 de las 27 provincias de Egipto han abierto este domingo sus puertas en el primer día de comicios parlamentarios, la tercera y última etapa de la hoja de ruta diseñada tras el golpe de Estado contra Mursi. Las elecciones se celebran en dos fases, cada una de ellas compuesta por dos vueltas, y está previsto que se prolonguen hasta diciembre próximo.

La votación comenzó a las 9.00 hora local (7.00 GMT), según pudo constatar Efe, en el colegio Al Qaumia al Mushtaraka del barrio cairota de Dokki, donde varios electores esperaban para depositar su voto.

La participación es una de las grandes incógnitas de esta cita electoral, que tiene lugar tres años después de que se disolviera el anterior Parlamento. En estas elecciones, las primeras tras el golpe de Estado protagonizado por Al Sisi contra el islamista Mohamed Mursi en julio de 2013, no concurre la principal fuerza política, los Hermanos Musulmanes (declarados grupo terrorista).

Unos 27 millones de egipcios están llamados a las urnas en esta primera fase, que dura dos días. La segunda fase se celebrará los próximos días 27 y 28. Entre las provincias incluidas en la primera etapa electoral figuran Guiza (al oeste de El Cairo), la mediterránea Alejandría y las sureñas de Luxor y Asuán.

El nuevo Parlamento será unicameral y llenará el hueco causado por la disolución de la Asamblea Legislativa en 2012 y del Senado en 2013, lo que permitió en este último año al presidente, Abdelfatah al Sisi, gobernar sin contestación y a base de decretos.

Con la elección del Parlamento se completa la transición iniciada en Egipto en julio de 2013, pero los ánimos siguen encendidos entre temores a que los islamistas se cuelen en el Parlamento y ante la certeza de que la cámara estará al servicio de Al Sisi.

De los 596 escaños, solo 120 están destinados a representantes de partidos, aunque estos también presentan a sus miembros para competir por los 448 asientos que ocuparán candidatos individuales. Otros 28 diputados serán designados por Al Sisi.

Los candidatos

Una gran parte de los candidatos son empresarios, militares y policías retirados, caciques locales y miembros del antiguo régimen de Hosni Mubarak, sin un ideario político claro pero fieles a Al Sisi. Se espera que los diputados elegidos, ante la debilidad de los partidos y el dominio de la Asamblea por candidatos individuales, se limiten a apoyar las políticas del presidente y a preocuparse por los problemas locales de sus circunscripciones.

Los partidos se han unido en nueve grandes coaliciones, entre las que se perfila como favorita "Por el amor de Egipto", encabezada por un antiguo general del Ejército, Sameh Seif al Yazal, y apoyada por el empresario cristiano Naguib Sawiris.

También destaca la "Lista de Egipto", liderada por el último primer ministro de la era de Mubarak, el general Ahmed Shafiq, que al igual que la anterior alianza es partidaria de Al Sisi.

Por su parte, la mayoría de partidos izquierdistas y defensores de los valores de la revolución de 2011 concurren con candidatos individuales ante las dificultades para formar una coalición.

La única formación islamista que se presenta a los comicios es el partido salafista Al Nur, que respaldó el golpe militar contra Mursi, pero que solo aspira a lograr entre un 15 y un 20 por ciento de los escaños.

Al Nur no ha presentado candidatos en todas las circunscripciones para nos asustar a aquellos que rechazan un dominio islamista de la escena política, según dijo a Efe su presidente, Yunes Majiun.

Otros grupos salafistas como Al Watan o el Partido de la Construcción y Desarrollo boicotean los comicios, algo criticado hoy por el mufti, que aseguró que las fetuas o dictámenes religiosos que llaman a no participar "sirven a objetivos políticos de grupos que no quieren el bien para Egipto".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha