eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Alemania revisará el cierre de puertas en las cabinas de vuelo y los exámenes psicológicos a pilotos

El titular alemán de transportes acuerdacon representantes de la industria de la aviación crear una comisión de expertos para proponer medidas tras la catástrofe aérea de los Alpes

Berlín revisará el cierre de puertas en cabinas de vuelo y exámenes psicológicos

Un miembro de los equipos de rescate busca restos del Airbus en Los Alpes

El Gobierno alemán revisará los sistemas de cierre de las cabina de vuelo de los aviones y los exámenes médicos y psicológicos de los pilotos, tras la catástrofe aérea del aparato de Germanwings que cubría el trayecto entre Barcelona y Düsseldorf y se estrelló en los Alpes franceses con 150 personas a bordo.

Así lo ha anunciado este jueves el ministro alemán de Transportes, Alexander Dobrindt, tras una reunión con representantes de la Federación Alemana de la Industria de la aviación. En esa reunión se acordó crear una comisión de expertos que analice estas cuestiones y presente sus propuestas.

Una portavoz del titular alemán de transportes avanzó ayer que se tomarían medidas tras el siniestro aunque señaló que los cambios en la legislación relativa al control y la comunicación del estado de salud de los pilotos solo sería revisada después de que se conocieran las conclusiones de la investigación sobre la tragedia.

La portavoz del Ministerio de Transporte, Vera Moosmayer, hizo estas declaraciones después de que Lufthansa reconociese en un comunicado que Andreas Lubitz, el copiloto que supuestamente estrelló a propósito el Airbus 320, comunicó en 2009 a su escuela de pilotos un grave episodio de depresión.

El Ministerio de Transporte esperará a que concluya el proceso judicial "para entonces decidir si se deben realizar cambios", ya que no se puede reaccionar de inmediato a cada nuevo indicio o rumor, argumentó la portavoz. Moosmayer aclaró que la Oficina Federal de Aviación ostenta la "responsabilidad" tanto de conceder las licencias a los pilotos como de los reconocimientos médicos que deben superar los candidatos.

Lufhtansa reconoce que había sido informada de un episodio de depresión

Una semana después de la tragedia, la aerolínea alemana reveló que Lubitz sí que había dado cuenta a su escuela de "un episodio grave de depresión". Tras realizar investigaciones internas, la aerolínea envió a la Fiscalía Estatal de Düsseldorf documentos adicionales sobre el periodo de aprendizaje de Lubitz y su historial médico.

En esa documentación se incluye un intercambio de correos electrónicos del copiloto y la escuela de vuelo; el joven se disponía a retomar su formación y facilitó informes médicos que reflejaban que había superado ese episodio grave de depresión.

Después de que la Fiscalía francesa apuntara al copiloto alemán como causante de la tragedia, el presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, había informado de que el joven había parado durante un tiempo su formación en 2009, pero sin aclarar los motivos.

Según Lufthansa, tras esa interrupción los médicos emitieron el preceptivo certificado médico que declaraba a Lubitz apto para volar.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha