eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Embajadores de la UE abogan por "más Europa" como fórmula para superar crisis

- PUBLICIDAD -

Los embajadores ante Chile de la Unión Europea (UE) coincidieron hoy en afirmar que la única fórmula válida para superar la actual crisis económica y las carencias institucionales que afronta el Viejo Continente es ahondar en la propia integración.

"Europa no está de rodillas. Este muerto está bien vivo", declaró el embajador jefe de la Delegación de la UE en Chile, Rafael Dochao, en un encuentro informativo con medios chilenos y extranjeros con motivo de la celebración hoy del Día de Europa.

"Cuando Europa cae, Europa rebota. La solución es que se necesita más Europa", enfatizó Dochao, una afirmación con la que coincidieron sus colegas de España, Francia, Alemania, Austria, Grecia, Rumanía y Polonia, presentes en la reunión.

Dochao recordó que a pesar de la crisis, Europa sigue siendo la primera economía mundial, con un PIB de 12,6 billones de euros, tres veces más que China o Japón y por encima también de EEUU, que registra 11,3 millones.

Los 27 socios de la UE, a los que el próximo 1 de julio se unirá Croacia, ven cómo "los países siguen tocando a su puerta", destacó Dochao, al citar los casos de Turquía, Islandia y los países balcánicos.

Respecto a la cohesión interna en la UE, el embajador de España, Íñigo de Palacio, reconoció que "la crisis está suponiendo un tremendo desafío" y que hay temas, como la unión bancaria y fiscal, en los que existen distintos puntos de vista.

"La crisis nos ha mostrado los puntos flacos de la Unión Europea y eso nos ayudará a mejorar", terció por su parte el embajador de Rumanía, Florin Angelo, quien aseguro que en su país "el entusiasmo y la ilusión por estar en esta gran familia no ha bajado".

Cuando la crisis económica arreció y la UE tuvo que destinar ayudas para el rescate de Grecia, Portugal e Irlanda, una parte de la opinión alemana cuestionó la conveniencia de que estos países siguieran perteneciendo a la UE, reconoció el embajador de Alemania, Daniel Kriener.

Pero la responsabilidad de los líderes europeos orientó adecuadamente la situación, puntualizó el diplomático, quien no obstante admite que ahora hay más escepticismo en la opinión pública sobre el futuro europeo, especialmente en los países del norte del continente.

El embajador jefe de la Delegación de la UE destacó los avances para superar el llamado "déficit democrático" que supuso el Tratado de Lisboa (firmado en 2007), como el hecho de que tras la elecciones europeas que habrá el próximo año, el presidente de la Comisión Europa (el Ejecutivo) será del partido más votado a nivel global.

Y un ejemplo de que "con más Europa" es más fácil articular la solución a los problemas comunes si hubiese habido una unión fiscal, el impacto de la crisis había sido mucho menor, aseveró.

Pero a pesar de los ajustes presupuestarios y la obligación que impone el cumplimiento de determinados porcentajes de déficit por parte de los países más afectados por la crisis, los derechos sociales de que gozan los ciudadanos europeos, como la salud y la educación gratuitas, no están en riesgo, aseguró el embajador de España.

"El Estado del Bienestar está en el ADN de los países europeos", subrayó Íñigo de Palacio, para quien Europa y América Latina se encuentran actualmente en ciclos económicos distintos, a pesar de lo cual, la inversión española en Chile, por ejemplo, pasó de 2.200 millones de dólares en 2011 a 4.020 millones en 2012, "en plena crisis".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha