eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Theresa May cree que exigir la aprobación del Parlamento en ataques militares compromete la seguridad

"Declarar ilegal que el Gobierno inicie una intervención sin votar comprometería seriamente nuestra seguridad nacional" ha señalado la primera ministra

A pesar de que el Gobierno mantiene la prerrogativa para ordenar acciones militares, desde 2003 ha preguntado a los diputados antes de un ataque

- PUBLICIDAD -
Theresa May lidera la primera votación para suceder a Cameron

EFE

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, afirmó hoy que la propuesta de la oposición laborista para elaborar una ley que obligue al Gobierno a pedir permiso al Parlamento antes de iniciar acciones militares de corta duración comprometería la seguridad nacional de Reino Unido.

En un debate en la Cámara de los Comunes, May indicó que ordenó al Ejército participar el sábado en bombardeos contra instalaciones del régimen sirio sin el respaldo parlamentario para garantizar la "efectividad" del ataque, coordinado con Estados Unidos y Francia, y la "seguridad de los militares británicos".

"Declarar ilegal que el Gobierno de Su Majestad inicie una intervención como ésa sin votar comprometería seriamente nuestra seguridad nacional, nuestros intereses nacionales y las vidas de ciudadanos británicos, tanto en casa como en el extranjero", argumentó.

Para la primera ministra, es "absolutamente apropiado y correcto" que el Parlamento se pronuncie antes de que el Ejército inicie una operación de larga duración que "requiera movilizar activos militares durante semanas".

El jefe de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, acusó por su parte a la primera ministra de haber mostrado una "flagrante indiferencia" por el papel del Parlamento y lamentó que haya roto la "convención" establecida en 2003, cuando los diputados británicos dieron luz verde a la intervención en Irak.

"Creo que es necesario y urgente que esta Cámara tenga la oportunidad de debatir sobre sus derechos y responsabilidades respecto a una intervención militar, algo que actualmente no está codificado en la ley y que, como hemos descubierto en los últimos días, no está garantizado solo con las convenciones", dijo Corbyn.

A pesar de que el Gobierno británico mantiene la prerrogativa legal para ordenar acciones militares, desde 2003 ha preguntado a los diputados antes de iniciar un ataque en diversas ocasiones.

En 2013, la Cámara de los Comunes vetó los planes del entonces primer ministro, David Cameron, para unirse a los bombardeos liderados por Estados Unidos contra el régimen sirio de Bashar al Asad.

En 2011, en cambio, aprobó un acción militar en Libia, en 2014 respaldó ataques aéreos contra el Estado Islámico en Irak y en 2015 hizo lo mismo sobre una ofensiva contra ese grupo yihadista en Siria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha