eldiario.es

9

El ejército ucraniano llama a filas a sus reservistas y pone en alerta de combate a sus unidades

El Ministerio de Defensa del país ha ordenado a los comandantes poner en estado de alerta de combate a sus unidades ante la posible invasión de Rusia en Crimea

El primer ministro ruso ha calificado como "declaración de guerra" los movimientos rusos

Obama ha instado a Putin a ordenar que sus tropas regresen a las bases por considerar la entrada de Rusia en Crimea "una clara violación de la soberanía territorial de Ucrania"

79 Comentarios

Militares rusos desplegados por Crimea / Andrew Lubimov (AP)

Militares rusos desplegados por Crimea / Andrew Lubimov (AP)

El Ministerio de Defensa ucraniano ha movilizado a los reservistas y ha ordenado al jefe del Estado Mayor y los comandantes militares poner en alerta de combate a sus unidades ante la intervención militar rusa en la península de Crimea. Así lo anunció hoy el secretario del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional de Ucrania (CDSN), Andréi Parubi, en una comparecencia ante la prensa en la Rada Suprema (legislativo), reunida hoy en Kiev.

Parubi agregó que la llamada a los reservistas sólo afectará a "aquellos que el Ministerio de Defensa considere necesarios". "Necesitamos un Ejército unido, necesitamos acciones coordinadas", subrayó.

El responsable de este órgano adjunto a la Presidencia señaló también que se han dado instrucciones para que el Consejo de Ministros "asigne inmediatamente todos los recursos necesarios para defender los derechos de los ciudadanos y la unidad territorial de Ucrania".

Igualmente, el Ministerio de Asuntos Exteriores debe dirigirse sin dilación a los órganos correspondientes de los países signatarios del Memorando de Budapest -EEUU y Reino Unido-, para mantener consultas urgentes y garanticen la seguridad de Ucrania.

Este tratado, que fue firmado en diciembre de 1994 en la capital húngara, garantiza por parte de los países signatarios (también Rusia entre ellos) la seguridad de Ucrania, su soberanía e integridad territorial después de que renunciara a las armas nucleares heredadas de la Unión Soviética.

Parubi añadió que ha ordenado crear un Estado Mayor operativo (gabinete de crisis) encabezado por él mismo y que incluya a los representantes de los órganos centrales del poder en Ucrania, para reaccionar a la situación en la república de Crimea.

El primer ministro ucraniano habla de "declaración de guerra"

El primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, ha declarado que los movimientos de tropas rusas en Crimea son "una declaración de guerra" contra Ucrania y ha solicitado al presidente Vladimir Putin que retire a sus soldados.

"Pedimos que retire a sus tropas de este país y honre los acuerdos bilaterales", declaró Yatseniuk a través de un comunicado oficial recogido por la cadena británica BBC.

"Si lo que quiere Putin es convertirse en el presidente que inició una guerra entre dos países amigos y vecinos", apostilló el primer ministro, "ha dado exactamente en la diana".

La conversación entre Obama y Putin

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó este sábado a su homólogo ruso, Vladimir Putin, a que retorne sus fuerzas a las bases en Crimea, y anunció que suspenderá su participación en las reuniones preparatorias de la cumbre del G8 que debe celebrarse en junio en Sochi (Rusia).

Obama habló por teléfono unos noventa minutos con Putin mientras en la Casa Blanca el jefe del Pentágono, Chuck Hagel, el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Martin Dempsey, y el director de la Agencia Central de Inteligencia, John Brennan, discutían las opciones ante la crisis en Ucrania.

Según la oficina de prensa de la presidencia, Obama calificó lo ocurrido en Crimea como "una clara violación de la soberanía e integridad territorial de Ucrania por parte de Rusia" incompatible con los tratados y acuerdos suscritos por Moscú. La entrada de tropas rusas en territorio ucraniano "viola la ley internacional", y en su conversación Obama dejó claro que una violación continuada de la soberanía e integridad territorial de Ucrania "tendría un impacto negativo en la posición de Rusia dentro de la comunidad internacional".

Obama anunció que Estados Unidos suspenderá su participación en las reuniones preparatorias de la cumbre del G8, programada para junio en la ciudad rusa de Sochi, y advirtió de que "la violación rusa de la ley internacional conducirá a un mayor aislamiento político y económico" de Rusia.

Según la versión del Kremlin, el presidente ruso dijo a Obama que si la violencia se extiende a la zona oriental de Ucrania y Crimea, Rusia se reserva el derecho a "proteger sus intereses y a la población rusohablante de esas zonas”.

La posición española

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, expresó el respeto a la integridad territorial de Ucrania y a las fronteras que fueron acordadas entre las partes, y añadió que corresponde al pueblo ucraniano "sin injerencias externas" definir cuál es su futuro.

En una rueda de prensa conjunta tras reunirse con el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, el jefe de la diplomacia española señaló la importancia de sacar a este asunto "del terreno de la competencia entre la Unión Europea y Rusia", ya que a ambas partes "les interesa una Ucrania estable, en paz y desarrollada".

García-Margallo y Zarif constataron la "enorme preocupación" por este asunto y, en concreto, el ministro español insistió en el respeto a la integridad territorial de Ucrania y a las decisiones soberanas de ese pueblo "sin exigencias o imposiciones foráneas". "Corresponde al pueblo ucraniano sin injerencias externas definir cuál es su futuro", dijo García-Margallo.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha