Borrell dice que la invasión rusa de Ucrania “está poniendo en peligro el suministro mundial de alimentos”

Josep Borrell, Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, el 20 de mayo de 2022 en Bruselas.

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

18

La invasión rusa de Ucrania “está poniendo en peligro el suministro mundial de alimentos”, afirma Josep Borrell. El Alto Representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad ha lanzado la alerta tras la reunión en Bruselas con los responsables de Desarrollo de los 27. “Los mercados estaban ya bajo tensión antes de la guerra”, ha dicho Borrell, “pero tras la agresión de Rusia sobre Ucrania, la crisis ha empeorado y hoy en día pone en peligro la seguridad alimentaria de millones de personas en muchos lugares del mundo”.

“Las tropas rusas están bombardeando los campos en Ucrania, impidiendo que se siembre, saqueando las reservas de alimentos, bloqueando los puertos y, por ello, aumentando el precio de los alimentos y de los fertilizantes”, ha proseguido Borrell, quien ha señalado que los precios “se han disparado en muchas zonas del mundo. De ahí que la seguridad alimentaria, el suministro mundial de alimentos, esté en peligro debido, sobre todo, a la invasión rusa de Ucrania”.

Borrell ha enumerado una serie de cifras: “El año pasado, 2021, Rusia y Ucrania se contaban entre los principales exportadores de cereales y de semilla de girasol. Suponían en torno al 50% del comercio mundial de girasol, por poner un ejemplo. El 50% del aceite de girasol procedía de Ucrania, y Rusia está ocupando o bombardeando partes de la superficie cultivable ucraniana y se calcula que casi la mitad del trigo, casi un 40% del centeno y más del 60% del maíz que se iban a recolectar en 2022 se encuentran en zonas que están en peligro, por lo que esas futuras cosechas también lo estarán”.

El jefe de la diplomacia europea ha señalado que “la consecuencia es que faltan alimentos y faltarán. Y si no faltan, son caros. Mucho más de lo que muchos se pueden permitir. Si gastamos más recursos en alimentos, tenemos menos para educación y sanidad, y eso agravará la pobreza y las desigualdades. Está claro que las primeras víctimas serán las poblaciones vulnerables de todo el mundo, en particular de países de renta baja, y antes de la guerra se había estimado que había 193 millones de personas en 53 países, en una situación de inseguridad alimentaria aguda”.

Borrell ha situado el riesgo más urgente en “el Cuerno de África”, ya ha calificado de “aterradoras” las cifras de cuánta gente puede morir de hambruna en Etiopía y en toda la región: “Pero ahora la guerra las ha convertido en una crisis total. Y hace falta una respuesta global de la comunidad internacional”.

“Tenemos que buscar más dinero, hay que hacer un llamamiento para que se movilicen los presupuestos de los Estados miembros para poder encontrar una solución. Hay en torno a 20 millones de toneladas de cereales almacenadas en Ucrania, bloqueadas por la guerra, y hay muchos buques esperando a cargar esos cereales, pero no pueden porque la marina rusa bloquea los puertos ucranianos”, ha relatado Borrell: “Estamos buscando formas alternativas de llevar ese cereal, como la propuesta de la Comisión Europea de crear pasillos de solidaridad”.  

Plan de paz italiano

En relación con el plan de paz propuesto por Italia, Borrell ha afirmado: “He tomado nota del del anuncio por parte de nuestro colega italiano de un plan de paz presentado por Italia al secretario general de la ONU el pasado 19 de mayo. Nosotros. desde la Unión Europea, apoyamos todos los esfuerzos para intentar conseguir el final del conflicto. Y eso, desde la perspectiva europea, pasa por el fin inmediato de la agresión y la retirada incondicional de las tropas rusas fuera del territorio de Ucrania”.

El jefe de la diplomacia ha proseguido:“ Las condiciones para este alto el fuego las tiene que decidir Ucrania. Nosotros tratamos de apoyar Ucrania, hacemos todos los esfuerzos diplomáticos para llegar a un alto el fuego. Pero también queremos que cuando las negociaciones tengan lugar, Ucrania llegue en una posición de fuerza”.

Y ha concluido: “Hago una llamada para que los europeos mantengamos la unidad en todos los frentes diplomáticos y militares en lo que respecta a la agresión de Rusia contra Ucrania”.

El plan de paz italiano, según ha publicado la prensa italiana, incluye garantías de neutralidad que reclama Rusia, si bien Kiev ha dejado claro que nunca cederá en la cuestión de integridad territorial, como renunciar a la soberanía del Donbás o de Crimea. Sin embargo, en el plan italiano se fija que Kiev y Moscú deberían hablar de cómo garantizar la autonomía y la seguridad de ambos territorios.

En último lugar, informa Europa Press, Italia plantea un tratado multilateral que establecería aspectos de desarme o el repliegue de tropas rusas en territorios cuya soberanía reivindica.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats